buscar

Home

PMG: Capítulo 1151 - La flecha del vigilante

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1151 - La flecha del vigilante

Lin Feng lo miró y sonrió. Se había roto y atravesado al octavo reino de Tian Qi desde la última vez que se vieron. Ahora podía destruir la caja de truenos con un golpe desde su palo de madera, todos estaban asombrados por su poder explosivo.

"¡Quieres morir!", Le dijo furiosamente la bestia del trueno a Yuan Fei. Fue instantáneamente rodeado por aterradoras energías de truenos morados. Luego escupió un rayo a Yuan Fei.

"¡Sé amable con tu papá!", Dijo Yuan Fei levantando su palo de madera. La multitud sintió sus energías aterradoras y explosivas, era como si una montaña hubiera caído del cielo otra vez.

"Kaboom!" Los terroríficos truenos desaparecieron, destruidos por el palo de madera de Yuan Fei. Yuan Fei se elevó en el aire y apareció una miríada de ilusión de palo de madera, borrando el cielo y asaltando las atronadoras energías.

La bestia del trueno estaba furiosa mientras liberaba energías aún más estruendosas ante la ilusión de palos de madera. Incluso las personas a distancia pueden sentir sus energías explosivas. Esas personas eran bestias, en ambos sentidos de la palabra. Qi Bestial ahora se lanzaba a los cielos.

Los truenos purpúreos se veían nítidos e indestructibles. El cultivador había usado oro y atronadoras energías para lanzar ese hechizo.

"¡Incluso algunas batallas de cultivadores Zun no parecen tan explosivas!", Pensó la multitud temblando. Los relámpagos continuaron cayendo, parecía que destruían trozos del cielo cada vez. Un relámpago golpeó a Yuan Fei cuando estaba parado en medio del rayo, usando su Vara de Destrucción Gigantesca para alejarlos.

"¡Esa bestia de trueno es tan fuerte!" Pensó Lin Feng. Yuan Fei ya era increíblemente fuerte, era una bestia de alto nivel Tian cuya fuerza y ​​ataques eran explosivos, pero esa bestia de trueno realmente podía competir con él. ¿Quién exactamente fue su antepasado?

Los cultivadores restantes se estaban acercando a Lin Feng. A pesar de que estaban sorprendidos de que Yuan Fei y Lin Feng fueran amigos, todavía se mostraban reacios a renunciar a las semillas del destino de Lin Feng y sus armas sagradas.

El joven que vestía finas ropas doradas liberó sus propias energías de fuego y apareció un cuervo de oro ilusorio.

No podían dejarlo luchar solo, Lin Feng tenía demasiados tesoros preciosos, por lo que querían que compartieran los premios.

"Ya me han rodeado, si me atacan ahora, seremos enemigos y tendrán que pagar el precio." Dijo Lin Feng levantando su arco. Todos lo miraron de nuevo, ¿hablaba en serio? ¿De verdad creía que iba a sobrevivir? Acababa de llegar al quinto reino de Tian Qi y estaba rodeado de increíbles cultivadores que querían matarlo.

"¡Bzzz!", El tipo del cuervo de oro oyó a Lin Feng, pero no lo tomó en serio. Su cuervo dorado absorbió energías del sol y se movió hacia Lin Feng como una estrella fugaz.

Lin Feng condensó las energías del sol en sus flechas y se preparó para dispararle a uno. Sin embargo, en ese mismo momento, una fuerza aterradora apareció de repente. Lin Feng frunció el ceño y vio una flecha aparecer en el cielo frente a él.

"Boom boom!" El cuervo de oro comenzó a arder y fue destruido. Todos los atacantes fruncieron el ceño cuando se escuchó otro zumbido. Apareció otra flecha, pero no contenía las mismas energías aterradoras, esta se estaba moviendo hacia Lin Feng.

"¿Eh?" Lin Feng estaba confundido. Miró la pequeña flecha deslumbrante moverse hacia él y frunció el ceño. No parecía que estuviera destinado a dañarlo, así que Lin Feng dejó que la flecha lo golpeara.

La deslumbrante flecha dorada se estrelló contra el cuerpo de Lin Feng, pero no sintió nada, la flecha simplemente penetró en su cuerpo. Apareció un poco de sangre que luego se convirtió en un hilo dorado de sangre.

"¿Qué es eso?" La multitud estaba asombrada.

La multitud en la distancia también estaba sorprendida. Una flecha de vigilante. Un vigilante protector le había disparado a esa flecha dorada en Lin Feng.

Esa fue la primera flecha de protección que se filmó desde el comienzo del evento.

¿Cómo? Había muchos cultivadores fuertes, todos eran genios. Por ejemplo: el nieto del Gran Simio Emperador Yuan Fei, la bestia de trueno que también tenía un fondo aterrador, la chica celestial Xue Baguio, la del cuervo de oro, pero el vigilante no disparó a ninguno de ellos. En cambio, disparó a un cultivador dele la quinto reino de Tian Qi.

Los otros genios esperaban que el vigilante les arrojara una flecha, no solo significaba que estarían protegidos, sino que también significaba que tenían el potencial de convertirse en emperadores. El hecho de que el vigilante le hubiera disparado una flecha dorada a Lin Feng significaba que pensaba que Lin Feng tenía el potencial de convertirse en un emperador.

Lin Feng estaba confundido. Una flecha de protección? Él ni siquiera sabía quién era el protector. Lo había visto una vez en Ciudad Espada, pero eso era todo. Lin Feng no entendía por qué el vigilante lo elegiría tampoco.

Miraron en la distancia y miraron a la multitud en el horizonte, buscando al vigilante. Sin embargo, no vieron nada. El vigilante era un adepto a la clandestinidad, ese era uno de sus secretos para proteger a las personas. Los asesinos de de vigilantes  y de la Unión Imperial Asesina fueron expertos en esconderse.

Debido a la flecha del Vigilante, Yuan Fei y el cultivador de truenos también dejaron de pelear. La bestia de trueno, sin embargo, parecía furiosa. Su cabello estaba desordenado, su cuerpo estaba rodeado de deslumbrantes luces púrpuras. Un momento antes, Yuan Fei lo había golpeado ochenta y una veces con su palo de madera. Ese era su Vara de Destrucción Gigantesca y no había logrado bloquearlo tan bien.

"Pequeño cuervo, eres un chico malo también, seré tu papi y te arrancaré como un pollo." Dijo Yuan Fei mientras levantaba su palo de madera. Los ojos del cultivador de cuervo de repente se llenaron de llamas. Un cuervo dorado gigantesco apareció de su espalda y graznó.

"Jin Xing, unamos nuestras manos y matemos a ese chico y al estúpido Vigilante también". ¡Tomaremos sus semillas del destino y sus armas sagradas! "Dijo la bestia de trueno mientras agitaba sus alas.

 

"¡Prueba si te atreves!", Dijo una voz fría. Se voltearon y vieron a una chica vestida de blanco aproximarse a ellos.

Login Form

CrewChat