buscar

Home

PMG: Capítulo 1144 - Caza de semillas

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1144 - Caza de semillas

"Que caro. ¡Debo seguir siendo duro y decidido! "Lin Feng dejó el altar y pensó en las palabras de Qiong Qi. Si tuviera suficientes semillas, incluso podría comprar niveles de cultivo. Pero comprar niveles de cultivo, si es posible, probablemente fue extremadamente caro.

"Me pregunto dónde está Meng Qing", Pensó Lin Feng. Meng Qing había dicho que lo encontraría para no tener que buscarla. No pudo preguntar de todos modos porque no tenía más gemas.

"Lin Feng, no me esperes, practica la cultivación. ¡Te ayudaré a encontrar semillas! "Dijo una voz en ese momento. Lin Feng se giró, esa era la voz de Meng Qing.

Él sonrió irónicamente, se quedó sin palabras. Luego susurró: "¿Por qué? No te creo."

Lin Feng no creía que Meng Qing no quisiera quedarse con él todo el tiempo, entonces, ¿por qué iba ella a buscar las semillas del destino sin él?

"¡Deberías cuidarte primero!", Dijo Lin Feng. Meng Qing era fuerte, así que mientras no encontrara cultivadores parecidos a monstruos, no tenía nada que temer.

Después de salir del santuario, el tercer ojo de Lin Feng se veía pálido al haber perdido todas sus semillas.

Lo que Lin Feng no sabía era que en otro lado, había un tipo que había gastado todas sus semillas de destino incluso más rápido que él. Ese tipo había intercambiado todas sus semillas de destino para teletransportarse una vez al lugar más concurrido. Se escondió por un tiempo allí y luego salió y pisoteó el suelo en voz alta.

Atrajo la atención de muchas personas, particularmente porque era una bestia. Era muy famoso después de todo, era la bestia salvaje: Qiong Qi. La gente soñaba con capturarlo y domesticarlo. Por lo tanto, muchos cultivadores fuertes atacaron.

Una vez que todos comenzaron a perseguirlo, corrió a otro lugar y se escondió. Entonces, todos comenzaron a luchar para robarse las semillas. Después de eso, un rayo de luz iluminó el área y envolvió a todos dentro. En un instante, todas sus semillas aparecieron en el tercer ojo de Qiong Qi. Después de obtener tantas semillas del destino, Qiong Qi regresó al santuario, preparándose para gastarlas y teletransportarse a otro lugar.

Si Lin Feng supiera que Qiong Qi había obtenido tantas semillas del destino de esa manera, se teletransportaría a Qiong Qi y le pediría también algunas semillas de destino.

"Bzzz ..." en ese momento, Lin Feng sintió algunas energías de teletransportación. Entonces, vio una sombra aparecer en el suelo.

"¡Cazador de la oscuridad!", Pensó Lin Feng. Gritó furiosamente, "¡Muere!"

Luces de espada salieron de su boca, aparentemente capaces de destruir cualquier cosa. La intencion de espada del nivel ocho de Lin Feng era aterrador. La sangre apareció cuando Lin Feng vio que la sombra intentaba escapar.

"¡Quédate aquí!", Dijo fríamente Lin Feng. Él ya era extremadamente rápido: su intencion de viento estaba en el nivel seis, junto con su técnica de agilidad Xiao Yao. Sacó su espada Tian Ji y atacó a su oponente nuevamente. La sangre salpicó cuando las semillas del destino de su oponente aparecieron en su tercer ojo.

"¡Qué rápido!"

El cultivador con el espíritu sombra apareció y cayó, muerto. Había llegado al sexto reino de Tian Qi y ya tenía sesenta gemas de destino. Pero ahora, pertenecían a Lin Feng.

"¡Mataré a cualquier cazador de la oscuridad que encuentre!" Dijo fríamente Lin Feng. No tuvo que matar personas en Ciudad Fortuna para obtener semillas. Él solo tenía que derrotarlos. Sin embargo, Lin Feng mataría a cualquiera que intentara matarlo. Había algunas personas a las que Lin Feng mataría automáticamente si las encontrara, por ejemplo: los Cazadores de la oscuridad, los asesinos de la Unión de Asesinos Imperiales, la gente de la Tierra Celestial de los Alquimistas y la gente del Castillo Divino Tian Long ".

El área era inmensa y plana alrededor del santuario, por lo que no era ideal para esconderse. Sin embargo, era un buen lugar para obtener las semillas del destino. Las personas que tenían muchas semillas del destino iban al santuario para gastarlas. El Cazador de la oscuridad tenía la misma idea, por eso quería esperar allí.

"¿Cuál es el mejor método para obtener tantas semillas destino como sea posible en el menor tiempo posible?" Pensó Lin Feng. Había mucha gente en Ciudad Fortuna en este momento. Incluso en Ciudad Espada, había muchos cultivadores del reino Tian Qi. Lin Feng necesitaba obtener las semillas del destino rápidamente si no quería perderse ninguna oportunidad.

Desafortunadamente, practicar la cultivación fue difícil. Si tuviera un alto nivel de cultivo, podría haber corrido y haber tomado todas las semillas del destino que deseaba. Pero con su fuerza actual, eso fue muy difícil. Había muchas personas que eran más fuertes que él, por lo que tuvo que luchar contra las personas una por una para tomar sus semillas del destino. Diez mil semillas de destino era un número aterrador, necesitaría pelear con mucha gente ...

Lin Feng corrió hacia un edificio y saltó a su cima. Lin Feng desenvainó su espada Tian Ji y permitió que se elevara en el aire.

Él usó su espada para mirar alrededor. Podía ver muy lejos con esa habilidad.

"¡Mucha gente!" Susurró Lin Feng. Lin Feng lanzó sus alas plateadas y su espíritu sombra al mismo tiempo. Luego, se levantó bruscamente en el aire y comenzó a moverse.

"¡Bzzz bzzz!" Dos personas se levantaron en el aire para agarrar su espada Tian Ji.

"Sorprendentemente, alguien dejó una arma sagrada allí, ¡la tomaré!", Dijo uno de ellos con frialdad. Puso su mano sobre la espada y liberó su conciencia divina. Quería poner su conciencia divina dentro de la espada y tomar el control de ella.

"¿Eh?" Pero muy rápidamente frunció el ceño, esa arma sagrada no era normal. No había aperturas que pudiera encontrar para permitir que su conciencia divina entrara en la espada.

"Parece que no puedo controlarlo" Dijo el primero. El siguiente tipo hizo lo mismo que el que tenía delante y agarró el arma sagrada.

"Bzzz ... bzzz ... bzzz ..." La espada de Tian Ji ahora temblaba, parecía que iba a someterse a él. Pero una vez que esos dos comenzaron a sonreír, apareció una voz aterradora, "Fusion Espada del Alma!"

"Slash, slash ..." Dos deslumbrantes luces aparecieron y entraron en los ter ojos de los dos.

"¡Ah!" Ambos dieron un horrible grito al mismo tiempo. Su conciencia divina había sido atacada y sus almas estaban muy dañadas.

"¡Semillas del destino, ven a mí!", Dijo una voz fría. Ambos sintieron una mano gigantesca moviéndose hacia su tercer ojo esta vez, y contenía una fuerza de sellado aterradora.

Lin Feng conocía la fusión de un millón de espadas, luego la fusión de la espada humana y ahora la fusión de la espada del alma. Él ya podría ser considerado un consumado cultivador de espada.

Ambos miraron a Lin Feng furiosamente, sus almas estaban muy mal. Un cultivador del quinto reino Tian Qi los había engañado sorprendentemente. Cada uno de ellos había atravesado el séptimo reino de Tian Qi y uno de ellos ya tenía 110 gemas, el otro tenía 70 gemas, y Lin Feng los había llevado a todos.

Las semillas del destino de Lin Feng se condensaron y se volvieron anaranjadas. Ahora tenía 240 gemas, pero en su tercer ojo, vio dos puntos naranja y cuatro puntos rojos.

"¿Eh?" Lin Feng sintió que su vitalidad se hacía aún más fuerte. ¿Las semillas tenían poderes especiales?

"¡Me voy!", Dijo Lin Feng saludando a esas dos personas. Entonces, se fue. Su espada Tian Ji todavía flotaba en el cielo. Lin Feng continuó usándolo como cebo. Las personas fuertes querrían obtenerlo, pero lo que no sabían era que la espada podía atacar por sí misma. Simplemente tenían que agarrar la espada y luego tendrían que someterse a su ataque. Solo las personas que poseían una conciencia divina increíblemente  o habilidades especiales podían soportar ese ataque sorpresa.

Después de una hora, Lin Feng ya había obtenido quinientas gemas. Durante ese tiempo, algunas personas lo habían perseguido, y él escapó o lucharía contra ellos y ganaría.

Medio día después, Lin Feng ya tenía 1.500 gemas. Ahora se habían puesto amarillas y contenían una fuerza increíble. El Qi de Lin Feng se había vuelto aún más poderoso con ellos. Ahora estaba convencido de que esas semillas podrían ayudar a las personas a fortalecerse.

Ciudad Fortuna era extremadamente vasta. A los ojos de Lin Feng, la ciudad se volvía aún más misteriosa. Pero, todo lo que sabía ahora era que si tenía suerte, sería capaz de lograr cualquier cosa.

"Soy demasiado lento. Necesito encontrar las semillas más rápido." Pensó Lin Feng. Después de medio día, ya había obtenido 1.500 gemas, pero no era suficiente ... Si otras personas lo hubieran escuchado, se hubieran puesto furiosas.

Pero incluso entonces, había algunas personas extremadamente fuertes que habían logrado robar incluso más semillas que Lin Feng. Entre ellos, había un animal cuyas semillas del destino eran verdes. ¡Eso significaba que ya había obtenido 10,000 semillas de destino o más!

Login Form

CrewChat