buscar

Home

PMG: Capítulo 1150 - Las ventajas de las semillas del destino

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1150 - Las ventajas de las semillas del destino

El ambiente era tranquilo a pesar de que cada vez más personas se teletransportaban. Cuanta más gente había, menos opciones había para escapar. Todos fueron cultivadores del octavo y la noveno reino de Tian Qi.

Lin Feng miró a la multitud que lo rodeaba, muchas personas tenían semillas del destino verdes, pero algunas de ellas incluso tenían semillas de destino verde-azul. En total, esas personas tenían más de tres millones de semillas de destino, qué número tan aterrador.

La boca del ratero se veía aguda y sus ojos parecían los de un águila. Ya no estaba tratando de matar a Lin Feng. Había tantos cultivadores fuertes alrededor que cualquiera que decidiera Lin Feng sería un grave peligro también. A pesar de que se sentía seguro, esas personas aún podrían representar una amenaza para él si actuaban juntas.

Muchas personas estaban pensando lo mismo, así que todo permaneció en calma.

"¿Cómo deberíamos compartir sus tesoros?" Preguntó el cultivador de truenos. Por supuesto, él no estaba hablando con todos, solo estaba hablando con los más fuertes.

Ni siquiera se preguntó qué pasaría con Lin Feng. Lin Feng tenía armas y semillas preciosas, definitivamente iba a morir.

"Con tu habilidad de trueno, puedes atraparlo en una caja de truenos. Entonces, aquellos que no quieren pelear pueden cabrearse." Dijo el cultivador vestido de oro con indiferencia.

"Y esa gente también tiene muchas semillas, no podemos compartir el botín con ellas. Sería mejor tomar sus semillas también." Mientras decía eso, varias personas comenzaron a retroceder, pero el cultivador de truenos ya había tentado a los otros cultivadores fuertes.

El aura violeta del cultivador de truenos deslumbraba cuando apareció una gigantesca caja de truenos.

La caja de truenos también contenía afiladas energías doradas.

"¡No se ve bien, vámonos!", Pensó mucha gente. Querían escapar, pero ya estaban aprisionados en la jaula. Querían destruir la jaula, pero era demasiado fuerte.

"¡Muere!" Gritó el cultivador de truenos. Todos en la jaula estaban repentinamente rodeados de atronadoras energías.

"Kaboom, boom boom boom ..." muchas personas murieron al instante y muchas otras resultaron heridas. Lin Feng puso una flecha en su arco y le disparó al cultivador de truenos.

Al mismo tiempo, el cultivador de truenos atacó a los prisioneros que no habían muerto. Algunos de los cultivadores más fuertes también atacaron a los más débiles. No podían dejar que el cultivador de truenos guardara todas las semillas para sí mismo.

"¡Esa es la ley de la jungla!", Pensó Lin Feng. Esa fue la única expresión adecuada para describir su situación. Por supuesto, Lin Feng no sentía compasión por ellos, esa gente había llegado a Ciudad Fortuna sabiendo que podían morir, además, habían venido a matarlo también.

Muchas personas dejaron de moverse cuando vieron que el cultivador de truenos había matado a tantos de ellos. Inicialmente, quisieron robar algunas de las semillas de los prisioneros.

Ellos no atacaron. Sin embargo, en ese momento, Xue Baguio parecía perpleja. Los ancianos de su secta siempre habían dicho que matar personas era necesario para fortalecerse.

Solo quedaron veinte personas en la caja de truenos y esas veinte personas eran jóvenes sobresalientes de la provincia de Ba Huang. Por supuesto, había muchos más genios en Ciudad Fortuna que venían de la provincia de Ba Huang. Estaban ocupados en otra parte o tal vez sabían que mucha gente trataría de matar a Lin Feng para que no vinieran.

Los que se quedaron ahora tenían toneladas de gemas. El cultivador de truenos ahora tenía incluso más gemas que Lin Feng. Acababa de matar a unos cientos de personas y obtuvo 400,000 gemas, más las que ya tenía, podía sentir cómo su vitalidad había mejorado.

5-6 semillas del destino de las personas se habían vuelto azul-verde, lo que significaba que tenían más de 100,00 gemas.

"Escuché que si obtienes más de un millón de gemas, tu cuerpo físico puede volverse mucho más fuerte. Si obtienes diez millones de gemas, tu cuerpo puede volverse irrompible, incluso podrías bloquear mi Ataque Celestial de Nueve Truenos. Cuando obtenga tus gemas, tendré casi un millón, entonces las semillas de mi destino se volverán azules y mi cuerpo se volverá indescriptiblemente fuerte." Dijo el cultivador de truenos mirando a Lin Feng.

"Sus semillas del destino son mías, pero puedes compartir sus armas sagradas. ¿Qué piensas? Su arco es una arma sagrada de alta calidad, si lo tomas, todos pueden obtener semillas de destino azul. Entonces serías lo mismo que yo."

"Un millón de gemas hacen que las semillas se vuelvan azules y tu cuerpo aún más fuerte, diez millones hacen que tus semillas destino se vuelvan moradas y puedas llegar a ser casi indestructible ...", pensó Lin Feng. Luego sonrió fríamente y dijo: "Quieres tomar todas mis 300,000 gemas y darles a los demás mis armas sagradas, eres realmente inteligente".

"¡Cállate!", Gritó el cultivador de truenos. Lanzó atronadoras energías en Lin Feng. Lin Feng gimió fríamente y liberó a Qi de su alabarda. Las explosiones sonaron cuando las energías destructivas de la alabarda y las energías del trueno chocaron.

"Te di unos minutos más de vida, así que si quieres morir ahora, no me importa." Gritó furiosamente el cultivador de truenos.

Lin Feng no dijo nada, simplemente levantó su arco y condensó las energías de fuego en sus flechas. La multitud estaba sorprendida. ¿Lin Feng tomó la iniciativa de atacar al cultivador de truenos? Eso fue suicida

Sin embargo, en ese momento, la atmósfera se oscureció. La multitud se sorprendió cuando levantaron la cabeza y vieron que afuera de la jaula, una montaña gigantesca caía sobre ellos. Esa gigantesca montaña se movía increíblemente rápido.

"Kacha, kacha ..." sonidos terroríficos invadieron la atmósfera. La tierra se agrietó y cañones profundos aparecieron.

La jaula se separó y la montaña desapareció, dejando que todo vuelva a la normalidad. Sin embargo, todos parecían tristes, otro cultivador monstruosamente fuerte había llegado.

En ese momento, en la distancia, apareció una persona increíblemente robusta y musculosa sosteniendo un palo de madera negro. No es de extrañar que hubiera atacado al trueno, todos conocían a esa bestia, parecía que también se había vuelto más fuerte.

"Una bestia del trueno en realidad me bloqueó con una caja de truenos, maldita sea que no eres amigable. ¡Dado que tienes una forma humana, debes estar hastiado de la vida!"

Yuan Fei señaló al cultivador de truenos con su palo de madera. El cultivador de truenos parecía molesto. Lanzó más Qi bestial que se lanzó a los cielos.

¡La bestia del trueno lo odiaba cuando la gente lo humillaba, y aquí estaba Yuan Fei era humillante!

Login Form

CrewChat