buscar

Home

PMG: Capítulo 1149 - Huracán

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1149 - Huracán

La expresión facial de Lin Feng se veía helada. Continuó surfeando en su espada Tian Ji y los cultivadores fuertes continuaron teletransportándose a él. Lin Feng mató a aquellos que eran demasiado débiles y tomo sus semillas de destino. Se sorprendió al ver a tantos cultivadores débiles queriendo atacarlo.

En poco tiempo, tres semillas del destino azul-verde aparecieron en el tercer ojo de Lin Feng. Se sintió extremadamente fuerte mientras su Qi se lanzaba a los cielos. Él ya poseía 300,000 gemas.

"¡Bzzz!" Apareció otro cultivador y esa persona poseía un Qi bestial. Lin Feng continuó navegando en su espada, ignorando a esa persona. No podía permitirse el lujo de detenerse, de lo contrario, sería rápidamente superado en número. Tenía que encontrar a sus amigos.

"¡Detente!" Dijo alguien agresivamente. Un rayo púrpura apareció y congeló la atmósfera. Las energías oprimieron el cuerpo de Lin Feng. Él sería electrocutado si esas energías lo alcanzaran.

"Slash, slash, Kaboom ..." deslumbrantes luces moradas sacudieron el cielo, incluso distorsionándolo. Lin Feng se dio la vuelta y miró a esa persona. Vestía ropa de color púrpura, tenía pelo de animal, una boca larga, y estaba rodeado de polvo. Esa persona también tenía alas que eran de color púrpura oscuro.

Obstinado y rebelde! ¡Qué poderoso Qi bestial!

Lin Feng sintió esas energías bestiales y notó que el cultivador tenía los ojos de un gran roc.

"Dame tus semillas de destino y armas sagradas. No te mataré si estás dispuesto a cooperar " Dijo el cultivador con el absurdo Qi bestial. Tenía la fuerza del octavo reino de Tian Qi, pero era una bestia de nivel Tian.

Lin Feng sacó su arco y condensó el Puro Qi de sol en sus flechas. Luego comenzó a dispararles a su oponente.

"¿Te atreves a enfrentarme? ¡Muere! "Dijo el animal. Abrió la boca y escupió un rayo que emitía sonidos atronadores. Un rayo púrpura llenó el cielo.

"¡Boom!" Fue un choque de elementos cuando las energías del rayo y el trueno enfrentaron el fuego abrasador celestial. Las flechas de Lin Feng eran agudas y podían perforar casi cualquier cosa, pero también los relámpagos de su enemigo. Sin embargo, el trueno también podría corroer las ardientes energías calientes de Lin Feng. El oponente de Lin Feng escupió un rayo de nuevo y finalmente, las flechas desaparecieron en cenizas.

"Los rayos tienen un poder explosivo, después de todo son el símbolo de la destrucción", Pensó Lin Feng. Continuó condensando Qi puro en sus flechas y disparándolas a su enemigo.

"¡Trueno, muere!" Gritó el enemigo de Lin Feng furiosamente. Sus truenos se condensaron en un rayo increíblemente destructivo que disparó directamente hacia Lin Feng. Sus ropas moradas revoloteaban en el viento, aparentemente cargadas de electricidad.

Los ojos de Lin Feng brillaron. Estrechó su mano y lanzó su hechizo de Técnica de ilusión bestial de espacio vacía. Esta batalla fue muy difícil.

"Kacha, Kaboom ..." Lin Feng se cruzó para evitar el ataque, dejando al joven vestido de púrpura conmocionado. Sorprendentemente, Lin Feng podía lanzar hechizos de ilusión que su rayo no podía destruir.

"¡No puedes escapar!", Dijo el joven con frialdad. Inmediatamente, luces doradas aparecieron en sus rayos púrpura. Se convirtieron en una niebla eléctrica que barrió el cielo, por todas partes.

"Boom boom!" El cielo continuó emitiendo sonidos crepitantes e incluso tembló bajo esas energías aterradoras que perseguían a Lin Feng.

"¡Largate!" Lin Feng se apoderó de su alabarda y atacó las energías de su enemigo. Una energía aterradora rodeó rápidamente a Lin Feng, y al mismo tiempo, el rayo púrpura asaltó la alabarda y el cuerpo de Lin Feng. Era solo la cola del rayo, por lo que no podría herir a Lin Feng.

"¡Una fuerza dorada!", Pensó Lin Feng mientras percibía las energías internas. Esas luces contenían cinco tipos diferentes de energías: plomo, hielo, trueno, energías de oro e intención de oro. Eso fue un ataque aterrador. Incluso el hechizo de ilusión de Lin Feng se había roto. Ese cultivador probablemente podría competir con los cultivadores Zun con esa fuerza.

La provincia de Ba Huang era gigantesca y, por lo tanto, había muchos genios. Algunos de los jóvenes cultivadores eran bestias brutalmente fuertes, aparentemente.

"Bzzz ... bzzz ..." más personas rodearon a Lin Feng ahora. Mientras luchaba, algunas personas más se habían teletransportado a él. Todos tenían codicia en sus ojos porque Lin Feng tenía tres semillas destino azul-verde y varias armas sagradas: una alabarda, un arco y una espada.

El cultivador de truenos miró a esas personas y dijo: "Él es mío". Nadie más puede atacarlo."

"Bestia trueno, si logras capturarlo, por favor hazlo" Dijo alguien en un tono indiferente, llevaban ropa blanca.

"¡Semillas del destino azul-verde, y tres de ellas! No hubiera pensado que alguien podría ser tan fuerte." Triste alguien que llevaba ropa fina. Su Qi irradiaba energías celestiales. Había un patrón de águila dorada en su ropa rodeada por un sol. En ese momento, luces doradas rodearon a esa persona y parecía que estaba absorbiendo la fuerza del sol.

Lin Feng miró a esa gente. Había visto al joven vestido de blanco antes cuando Jian Wu Bei los había invitado a Jiange. En su tercer ojo, había una semilla de destino verde con ocho marcas, eso significaba que aún no había usado ninguna de sus gemas.

El de ropas finas tenía una semilla de destino verde en su tercer ojo, pero tenía nueve marcas.

En cuanto a quien practicó el trueno, también tenía una semilla de destino verde pero con solo una marca, lo que significaba que tenía más de 100.000 gemas. Todas esas personas eran increíblemente fuertes ...

Lin Feng había obtenido tantas gemas porque las había intercambiado con armas sagradas. Solo había logrado robar 50-60,000 gemas confiando en sus propias habilidades.

Esas personas no tenían miedo de Lin Feng, pero tenían miedo el uno del otro. Estaban convencidos de que, muy pronto, alguien obtendría los tesoros de Lin Feng y luego estallaría una pelea aún mayor. El ganador final terminaría con más de un millón de gemas, luego podría volver al santuario y obtener lo que quisiera.

Lin Feng no hizo nada. Sabía que estaba en serio peligro. Si probaba algo sospechoso, esos cultivadores fuertes podrían matarlo en un abrir y cerrar de ojos.

Afortunadamente, mientras esas personas pensaban qué hacer, llegaron aún más personas. Xue Baguio tenía 60,000 gemas, no porque no fuera tan fuerte como esas personas, sino porque todos tenían sus propios métodos para obtener las semillas del destino. Sin embargo, algunas personas eran increíblemente eficientes, por ejemplo Qiong Qi, pero, ¿dónde estaba él? ¡Tenía incluso más gemas que Lin Feng!

Cuando Xue Baguio vio que Lin Feng estaba rodeada de esos fuertes cultivadores, una extraña expresión apareció en su rostro. Lin Feng tenía 300,000 gemas y varias armas sagradas. Pero al final, no tuvo nada que ver con ella después de todo. Ella simplemente no quería que Lin Feng muriera tan pronto. ¡Por dentro, esperaba que él se hiciera más fuerte y que tendrían otra oportunidad de intercambiar puntos de vista sobre la cultivación!

Login Form

CrewChat