buscar

Home

PMG: Capítulo 1145 - Número aterrador

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1145 - Número aterrador

Después de tres días, las semillas del destino de Lin Feng se volvieron verdes. Su tercer ojo estaba difundiendo deslumbrantes luces verdes de ellos. Podía sentir la vitalidad de las semillas y había notado que su sangre también se estaba volviendo más fuerte.

"Me pregunto si puedo sacar estas semillas increíbles de Ciudad Fortuna." Pensó Lin Feng. Si puede llevarlos con él, los usará para potenciar continuamente su fortaleza.

Sin embargo, algo molesto a Lin Feng. Debido a que las semillas fueron demasiado poderosas, su Qi se estaba volviendo demasiado grueso. Ya no podia usar su espíritu  sombra, incluso cuando se esconde, la gente que ya es capaz de percibir su presencia y claridad.

"10,000 semillas del destino, debo tener tantas ahora." Pensó Lin Feng. Decidió que sería bueno ir al santuario, así que entró. Era lo que antes, el viejo todavía estaba allí. Lin Feng todavía no entendía que le tenía allí. Fue un acertijo para él.

"¿Qué necesitas?", Preguntó al anciano mirando al tercer ojo de Lin Feng, que no parecía sorprendido.

"Tengo que arreglar esta arma." Dijo Lin Feng entregando su arco. Arreglar una arma sagrada era mucho más fácil que hacer una vez que 10.000 gemas tenían que ser suficientes..

"No está tan dañado, solo hay una marca de ruptura, pero como es una arma sagrada de alto nivel, será de 10.000 gemas." Dijo el anciano con indiferencia. Lin Feng luego se entregó sin decir nada.

El anciano puso sus manos sobre la proa y en un destello, luces deslumbrantes apareció en ella. No hay ningún Qi, pero en un instante, el arco comenzó a emitir zumbidos.

"Tómalo." Dijo el viejo. Al mismo tiempo, casi todas las gemas de Lin Feng desaparecieron. Ahora solo le quedaban cuarenta. La fuerza increíble que Lin Feng tenía sentido antes desapareció con ellos.

"Maestro, dado que puedo intercambiar semillas por armas, ¿puedo cambiar armas por semillas?", Preguntó Lin Feng.

"Puedes" respondió el anciano. Veinte gemas desaparecidas del tercer ojo de Lin Feng nuevamente.

"¿Puedo canjear mis armas al precio mismo?" Preguntó Lin Feng.

"Puedes". El viejo no era muy hablador. Ahora, Lin Feng no tenía gemas, pero Lin Feng sonrió con indiferencia. ¡El santuario era un lugar tan agradable!

"Maestro, quiero cambiar esa arma" Dijo Lin Feng sacando la proa otra vez. De nuevo era el precio.

El anciano tomó la proa y las deslumbrantes semillas del destino azul aparecieron en el tercer ojo de Lin Feng.

La proa valía un millón de gemas, lo que significaba que para recuperar el arco, la gente tenía que derrotar cientos de millas de cultivadores. No es extraible que Lin Feng tenga que pagar 10.000 gemas para arreglar solo esa grieta.

Lin Feng sonrió y sacó un montón de armas sagradas, más de una docena.

"Maestro, quiero que todas estén arregladas" Dijo Lin Feng sonriendo de manera resplandeciente. Inicialmente, pensó que necesitaría un fabricante de armas fuerte para arreglar sus armas, pero había sido muy costoso. Sin embargo, ¡todo fue posible en Ciudad Fortuna.! 10.000 gemas para arreglar el arco, ¡fue una verdadera ganga! Habia obtenido un millón de gemas a cambio de la proa, que podría recuperar más tarde.

"Eres muy inteligente." Dijo el anciano sonriendo con indiferencia. Luego comenzó a arreglar todas las armas. Hubo 27 armas en total. Lin Feng había gastado 80,000 gemas para arreglarlas a todas.

Conservó 10 armas con él: dos armas defensivas, una túnica taoísta de siete colores hecha de plumas y una armadura. La túnica taoísta de siete colores hecha de plumas era, aparte del arco, la única arma sagrada de alta calidad que tenía y la mantenía para darle a Meng Qing. La armadura era un arma sagrada de bajo nivel que guardaba para sí mismo. También mantuvo la alabarda que ya había usado antes. Era un arma sagrada de nivel medio y era extremadamente poderosa. También mantuvo algunos otros con él por las dudas. Luego, entregó las otras 17 armas al santuario sin dudarlo.

Lin Feng ahora tenía 1,300,000 gemas porque la mayoría de las armas que comerciaba eran de bajo nivel. También tenía algunas armas sagradas de nivel medio, pero no eran tan caras como las armas de alto nivel. Las armas de alto nivel eran cien veces más caras que las de bajo nivel.

"Quiero que el arco vuelva" Dijo Lin Feng al anciano. Retiró su arco y ahora solo le quedaban 300,000 gemas. Eso fue suficiente, sin embargo. Además de la proa, tenía otras 10 armas, incluida una arma sagrada.

Podía sentir una increíble vitalidad dentro de su cuerpo otra vez. Incluso si la gente lo atacara, no podrían matarlo ahora. Probablemente no había nadie más que tuviera tantas gemas. Lin Feng no hubiera pensado que las armas rotas que encontró en el mundo pequeño serían tan útiles en Ciudad Fortuna..

"¿Algo más?" Dijo el anciano al ver que Lin Feng no se iba.

"Quiero 100 días y un ambiente muy pacífico y tranquilo." Necesito un lugar lleno de una vitalidad muy poderosa de la Tierra y el cielo." Pidió Lin Feng.

"Transmite tus pensamientos en mi cabeza" Dijo el anciano. Lin Feng asintió e imaginó el lugar de sus sueños, luego lo convirtió en un recuerdo y lo transmitió al cerebro del anciano a través de su tercer ojo.

"Cien días por 10.000 gemas, un lugar tranquilo con una increíble vitalidad de la Tierra y el cielo, 40,000 gemas: eso es un total de 50,000 gemas".

"¡Trato!", Dijo Lin Feng asintiendo. El anciano comenzó a realizar sellos a mano. En un instante, el cuerpo de Lin Feng desapareció y apareció en la cima de una montaña. Era un lugar increíble con estrellas deslumbrantes. Había una luna gigantesca y deslumbrante encima de él. Ese era el lugar de sus sueños.

"¡El anciano del santuario es increíble!", Pensó Lin Feng. En ese momento, tenía 250,000 gemas restantes ya que acababa de pasar 50,000 de ellas. Entonces, su vitalidad aún era increíble. Sus semillas de destino lo hicieron sentir aún más vivo.

Sacó su espada Tian Ji y su arco. Permitió que su espada Tian Ji se levantara en el aire y mantuvo el arco en sus manos. Continuó limpiando su espada con la vitalidad de la Tierra y el cielo. En ese momento, el alma de su espada era similar a un embrión.

Luces deslumbrantes brillaban sobre su espada Tian Ji.

"50,000 gemas, eso es mucho. Si no tuviera tantas armas, habría necesitado mucho tiempo para obtenerlas todas. Pero ahora podré quedarme aquí cien días más que todos los demás. Eso definitivamente valió la pena ", susurró Lin Feng. Dentro de cien días, él podría obtener algunas más semillas del destino otra vez.

Con su alma, podría hacer que su espada de Tian Ji cobre vida y luego elevarla. Lin Feng también había comenzado a usar su arco, era una arma sagrada de alta calidad con la que podía matar a muchas personas a la vez. Si lograra usarlo correctamente, se convertiría en una máquina de sacrificio. Era un poco como su espada demoníaca, ya que podía usarla para vencer a los cultivadores Zun. Aunque la proa no tenía el mal genio de la espada demoníaca, ¡entonces no había mucha diferencia entre ellos!

Login Form

CrewChat