buscar

Home

PMG: Capítulo 1163 - Palacio Bestia

 

Imagen oficial de Meng Qing y Lin Feng

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1163 -  Palacio  Bestia

Lin Feng y los demás volvieron al lugar donde estaban las áreas elementales.

Lin Feng, Meng Qing, Yun Fei Yang, Huang Fu Long, el rey dragón y Duan Wu Dao estaban todos allí. En el santuario, Lin Feng también había preguntado sobre Yun Fei Yang también, pero tampoco estaba en Ciudad Fortuna. Luego, pidió tener a Huang Fu Long y Yun Fei Yang teletransportado a él. Como él tenía una manera de hacer trampa, ¿por qué no llevarlos también a las áreas elementales?

Inicialmente también quería llevar a Lin Ruo Tian y Meng Ba, pero dejarles saber sobre el palacio de su Emperador de Jade, era demasiado arriesgado. Si alguien más lo supiera, terminaría mal para Lin Feng.

"¿Vamos ahora?" Preguntó Lin Feng.

"¡Espera, las semillas del destino primero!", Dijo Yuan Fei con una expresión extraña. Saltó lejos, en el horizonte, su palo de madera cruzó el cielo y se estrelló contra el suelo, dejando un gran cañón en su lugar.

"¡Dame tus semillas del destino!" Gritó Yuan Fei agresivamente. Lin Feng puso los ojos en blanco. Yuan Fei hizo lo que quería.

"Yuan Fei, todos quieren continuar, así que ¿por qué haces eso? No es justo." Dijo alguien que reconoció a Yuan Fei. Esa persona fue educada, pero el palo de madera de Yuan Fei volvió a caer del cielo, obligando a muchas personas a esquivarlo.

"Bzzz ..." Su gigantesco palo de madera se detuvo justo encima de esa persona que de repente estaba empapada en sudor frío.

"¡Dalos!", Gritó Yuan Fei en voz muy alta. La boca de la gente se crispó. Solo el pobre hombre quedó después de que todos escaparon, por lo que entregó sus pocas docenas de miles de semillas destino a Yuan Fei.

"Está bien, cálmate ahora." Dijo Yuan Fei al volver. Lin Feng se quedó sin palabras, pero luego sacó su palacio y lo puso en el suelo.

"Chicos, entren. Cuando estemos en el área de fuego, los llevaremos afuera." Dijo Lin Feng. Yuan Fei se sorprendió al ver ese palacio, tenía un Qi antiguo. Todos entraron al palacio y, con su fuerza, había bastantes cosas de las que podían beneficiarse desde dentro.

Lin Feng ocultó el palacio nuevamente y entró al área del fuego. Lo primero que notó fue que el suelo parecía una ilusión. Lin Feng lo miraba fijamente, cuando desapareció su semilla azul del destino. Como era de esperar, se requería una semilla de destino azul para entrar.

"¡Lo que vemos desde afuera es diferente a lo que hay adentro!"

El área parecía un páramo, el Qi era viejo y estaba ardiendo. Era una tierra de fuego, de hecho, pero era bastante diferente de lo que la gente veía desde el exterior.

Yuan Fei y los demás salieron y se sorprendieron cuando vieron el lugar.

"¿Cómo es que parece una ciudad antigua que sufrió una gran guerra?" Preguntó Yuan Fei.

Lin Feng asintió. De hecho, ese Qi era antiguo. ¿Por qué la ciudad Fortuna los envió allí?

"Vámonos", Dijo Lin Feng. Los cuatro caminaron para comprender mejor el área.

"¡Roar!" En ese momento, se escuchó un rugido. Qi Bestial apareció y luego vieron una construcción de un animal.

Ese animal tenía el cuerpo de un león, sus ojos eran rojos, su Qi era increíble, y su cuerpo era gigantesco como un edificio. La bestia miró a Lin Feng y sus amigos, haciéndolos sentir incómodos.

Lin Feng se sorprendió porque esa bestia tenía dos semillas verde-azules en su tercer ojo.

"Tengo la sensación de que volvimos al pasado." El rey dragón y los ojos de Duan Wu Dao brillaban. Continuaron, "Esa bestia es el león de fuego malvado, una bestia antigua con un temperamento feroz."

"¡Se parece a Qiong Qi!" Lin Feng estaba sorprendido. Esa bestia era una bestia salvaje. Lin Feng pensó que la Ciudad  Fortuna se estaba volviendo aún más extraña ahora.

"Lo más importante es que todavía podemos obtener las semillas del destino, ¡así que hagámoslo!", Dijo Yuan Fei. Inmediatamente saltó en el aire y mientras sostenía su gigantesco palo de madera. El león rugió y un fuego negro apareció alrededor de su cuerpo. Luego saltó hacia el palo de madera de Yuan Fei con sus garras liderando el asalto.

"Boom ..." el león resultó herido, pero continuó moviéndose hacia Yuan Fei.

"¡Yo también soy una bestia!" Gritó Yuan Fei furiosamente. Sus brazos se volvieron gigantescos como los de un gorila y chocaron contra el león. El león no era más fuerte que Yuan Fei, por lo que quería escapar, pero no pudo. Aparecieron ruidos y después del décimo golpe, el león había muerto y las semillas de su destino fueron al tercer ojo de Yuan Fei.

"¡Pfew!" Huang Fu Long tragó saliva, "Esa bestia me habría matado."

Huang Fu Long estaba sin palabras, Lin Feng también.

"Dos semillas destino azul-verde, parece que la fuerza de las bestias aquí está relacionada con sus semillas destino. También quieren robar nuestras semillas del destino para volverse más fuertes." Pensó Lin Feng. Ese león estaba más interesado en Lin Feng, viendo cómo lo había mirado todo el tiempo.

"De hecho, tal vez haya un océano de semillas del destino aquí", Dijo Yuan Fei, que estaba emocionado ahora. Donde había peligro, había oportunidades.

"Bzzz ..." A lo lejos, apareció un cultivador fuerte. Fue al centro de la ciudad naufragada. Las personas que podían ir allí eran cultivadores fuertes que ya poseían un millón de gemas.

"Tenemos que darnos prisa, las personas que van allí tienen semillas azules, por lo que seguramente habrá muchas más oportunidades." Dijo Lin Feng. Todos continuaron avanzando. En la distancia, de vez en cuando, notarían que el Qi bestial se levantaba.

"Santuario Fortuna!" En ese momento, apareció un deslumbrante palacio. Había energía de la fortuna corriendo hacia los cielos sobre ella. Eso debe ser el Santuario Fortuna. Pocas personas pudieron verlo y aún menos gente acudió a él.

"¿Qué es eso allí?" Había un palacio no lejos del Santuario Fortuna. Ese palacio parecía aterrador y el Qi bestial emanaba de él.

"Vamos a ver" Dijo Yuan Fei como si hubiera sentido algo. El edificio estaba rodeado de nubes negras, por lo que la gente no podía verlo.

Yuan Fei inmediatamente entró al edificio, dejando a Lin Feng sin palabras. Yuan Fei era un hombre de acción, no pensaba demasiado cuando quería hacer algo. ¡Ese lugar podría ser peligroso!

"¡Boom!" Una silueta salió volando y se estrelló contra el suelo. Era Yuan Fei y estaba temblando.

"¡Maldición! ¡Ese Qibestial Qi es aterrador! "Yuan Fei estaba maldiciendo. Se levantó usando su bastón y liberó su propio Qi bestial. Se movió hacia el palacio, paso a paso. El terreno seguía temblando, pero Yuan Fei estaba furioso.

"Ustedes deberían irse, este palacio no es adecuado para ustedes. Vayan y aprovechen otras oportunidades. ¡Este lugar es como Ciudad Fortuna, puede cambiar tu destino!" Dijo Yuan Fei al entrar al edificio nuevamente. Todo el mundo suspiró y Lin Feng sonrió con ironía.

"¡Boom, boom, boom!", La colisión volvió a sonar cuando el Qi bestial se lanzó a los cielos. Después de un largo tiempo, la atmósfera volvió a calmarse.

"¡Un palacio de bestias!" "Los ojos de Lin Feng brillaron cuando dijo," Vamos, este palacio es suyo."

Login Form

CrewChat