buscar

Home

PMG: Capítulo 1133 - Tragar la Espada Demoníaca

 

Meng Qing #PMG

Imagen oficial de Meng Qing

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1133 - Tragar la Espada Demoníaca

"¿Homenajeado?" Repitió Lin Feng. Convertirse en un esclavo espada no era nada grandioso.

El alma de Lin Feng moriría solo por la intención de la espada. El anciano dijo aún más frío: "¡Si no entras, te ayudaremos!"

Lin Feng los miró con frialdad, pero el anciano lo miraba con calma. El nivel de cultivación de Lin Feng era demasiado bajo por lo que no podía hacer nada.

"¡Está bien, lo haré!" Lin Feng rechinó los dientes y saltó hacia las profundidades de la tumba.

"Perder el tiempo no cambiará nada, estás condenado y en cualquier caso. ¡Sacrificarse para Jiange es un honor! ", Dijo el anciano con frialdad detrás de Lin Feng. Lin Feng continuó caminando hacia la tumba y llegó donde estaba enterrada la espada del emperador.

La puerta de la tumba se cerró lentamente. Los fuertes cultivadores se sentaron con las piernas cruzadas y cerraron los ojos. Parecían inexpresivos, pero sus corazones latían con fuerza. Iban a ayudar a Jiange a levantarse de nuevo. Esa espada era el arma divina del emperador Wu Tian Jian. El emperador Wu Tian Jian y las almas de esa espada se fusionaron en esa espada. Usando el cuerpo de Lin Feng, la espada viviría de nuevo.

Espada, los cultivadores de espada daban miedo. No podían esperar para ver a su ancestro volver a la vida en el cuerpo de Lin Feng.

Lin Feng entró a la tumba. La espada emitía tristes gemidos. Sus energías se movieron directamente hacia Lin Feng.

"Bzzz!" Surgió la intención de espada. El arma divina era deslumbrante ya que sus energías rodeaban a Lin Feng.

El arma divina se elevó en el aire y continuó emitiendo gemidos. Lin Feng podía sentir lo triste que estaba la espada, lo mal que quería salir de nuevo.

"Parece que la espada no quiere usar mi cuerpo." Pensó Lin Feng. Podía sentir las emociones de la espada.

"¡Woo, woo!", La espada estaba llorando, no podía dejar de llorar. Las otras espadas comenzaron a temblar con eso. Era como si hubieran sentido energías ofensivas.

"¡Bzzz!" Las deslumbrantes luces de la espada se movieron a Lin Feng de repente. Finalmente, la espada señaló a Lin Feng.

Lin Feng retrocedió, pero podría ser tan rápido como esa espada. Lo alcanzó al instante.

"Bzzz ... bzzz ..." toda la tumba estaba temblando. Un Qi aterrador y agresivo rodeó la espada. La espada divina se detuvo y Lin Feng de repente lanzó su propio Qi demoníaco a la espada. Era la espada demoníaca de Lin Feng. La espada demoníaca había sentido el peligro y rompió la piedra del sello demoníaco.

Lin Feng sudaba intensamente. Un momento antes, la espada casi había penetrado en su cuerpo, no podía controlar esa espada si tenía éxito.

"¿De quién es el Qi?", Pensó Lin Feng. Cuando la espada divina había intentado penetrar en su cuerpo un momento antes, había percibido un Qi agresivo e increíble. Era familiar, pero desapareció rápidamente de nuevo.

La espada demoníaca se enfrentaba a la espada divina.

"¡Bzzz!" Apareció una fuerza aterradora. Parecía que todas las otras espadas tenían que obedecer a su rey.

El Qi de la espada demoníaca fue fácilmente oprimido, haciéndolo temblar y emitir zumbidos.

En aquel entonces, Lin Feng le había preguntado a su abuelo sobre la vida de la espada demoníaca. Un gran cultivador había usado esa espada para luchar contra el antepasado del Clan Yue, luego el cultivador Zun la convirtió en un arma sagrada. Ese gran cultivador se había convertido en un demonio, por eso la espada   era tan malvada. Después de eso, el antepasado del Clan Yue y otro gran cultivador lo dividieron en nueve partes y lo sellaron en la Montaña de las Nueve Espadas.

Todas las espadas del mundo tenían que obedecer a esa espada. La espada divina liberaba energías absorbentes y la espada demoníaca se estaba volviendo loca intentando resistir. Finalmente, se escuchó un sonido cuando la espada demoníaco fue atraída hacia la espada piadosa. La espada divina lo absorbió lentamente mientras aparecían energías terribles demoníacas mientras la espada demoníaca rugía furiosamente.

"Boom, boom, boom ..." las espadas de repente comenzaron a rebotar en las paredes de la tumba. Un enorme agujero apareció y el suelo temblaba.

Lin Feng estaba petrificado mientras miraba las espadas pelear. Su Qi fue increíble. Finalmente, la espada demoníaca se convirtió en una con la espada divina. Algunas luces aparecieron en la espada divina, como si no hubiera respirado en mucho tiempo.

"¡La espada se está comiendo la espada demoníaca!" El cuerpo de Lin Feng se crispó. ¡La espada demoníaca que tenía su propio espíritu fue tragada por la otra espada!

Lin Feng estaba furioso. Acababa de perder un arma sagrada por nada. Pero ahora, estaba aún más preocupado por su propia vida.

Un Qi fuerte y poderoso invadió la tumba de nuevo. La espada divina se estremeció al liberar sus poderosas energías en Lin Feng. Señaló a Lin Feng nuevamente. Había una conexión entre esa espada y Lin Feng ahora debido a su conexión previa con la espada demoníaca.

La espada divina de repente se volvió deslumbrante.

"¡Ah ...!" De repente, alguien gritó. Lin Feng se dio cuenta de que alguien más había aparecido en la tumba.

"¿Eh?" Lin Feng ya había visto a esa persona. La última vez que dejó la tumba, Lin Feng había visto al protector de la tumba: un anciano enfermo.

Ese anciano sacó una escoba y barrió el interior de la tumba suspirando.

"Qué triste, la espada necesita confiar en otra espada para volver a ser fuerte." Dijo el anciano barriendo el polvo. Siguió suspirando. Entonces, tenían esperanza para Jiange otra vez, pero la espada no se había tragado a un humano, se había tragado otra espada.

La espada Divina todavía estaba temblando. Lin Feng descubrió que se movía lentamente hacia el anciano enfermo mientras comenzaba a penetrar en su tercer ojo.

"¡Maestro!" Gritó Lin Feng. El anciano no tenía Qi, ni siquiera parecía un cultivador en absoluto. No obstante, Lin Feng no lo subestimó.

"Soy un anciano que parece enfermo, no hay necesidad de llamarme maestro. No creas que tengo la espada gracias a mis habilidades. He estado limpiando la tumba durante tanto tiempo que la espada y yo nos hicimos amigos. Todas esas espadas también están vivas, así que son mis amigos también." Dijo el anciano sacudiendo la cabeza. Estiró su mano y agarró la espada. Un increíble Qi salió de la espada y acarició la cabeza del anciano.

"Sería estúpido si lo creyera" Pensó Lin Feng. Echó un vistazo al anciano. El anciano era al menos un cultivador Zun de bajo nivel, de lo contrario, la espada de Qi lo habría matado entonces. Pero ahora, toda su esperanza estaba en sus manos.

"Maestro, tu nivel de cultivo puede ser insignificante, pero solo he llegado al quinto reino de Tian Qi. Creo que utilizar mi cuerpo para alojar la espada sería una desgracia para el emperador Wu Tian Jian." Dijo educadamente Lin Feng.

El anciano miró a Lin Feng y sonrió con indiferencia. Él extendió su mano, agitando y dijo: "Niño pequeño, siéntate."

Luego, puso su escoba en el suelo y se sentó también.

Login Form

CrewChat