buscar

Home

PMG: Capítulo 1131 - Secuestro

 

Meng Qing #PMG

Imagen oficial de Meng Qing

Editado y traducido por Gasaraki

___________________________________________________________

Capítulo 1131 -  Secuestro

Xue Baguio de la Tierra Celestial de los Alquimistas y Feng Xuan de la Montaña Qi Feng, esas dos chicas se destacaron entre las hermosas mujeres de Ba Huang. La multitud ya estaba asombrada por su belleza, pero en ese momento, una tercera dama hermosa había aparecido.

Meng Qing había tomado la píldora natural y estaba recuperando su Qi celestial sagrado, volviendo a ser humana. Muchas personas que estaban luchando se detuvieron, sorprendidas por su belleza.

Ella no era un ser sagrado, pero su Qi era sagrado y celestial. Su piel era blanca como la nieve y se veía extremadamente hermosa.

Huang Fu Long estaba asombrado, su boca estaba abierta de par en par. Entonces, sonrió, finalmente entendió lo que Lin Feng había querido decir.

"Él tiene una esposa celestial, pobre You You." Susurró Huang Fu Long. Él entendió lo que significaba cuando Lin Feng le decía que su esposa estaba herida.

"Ese bastardo, tiene una mujer tan hermosa, incluso me ha sobrepasado." Pnsó Qiong Qi. Continuó mirando a Meng Qing, sus ojos brillaban.

El cuerpo dragón no era nada comparado con el cuerpo monarca bestial de Xue Ling Long.

Lin Feng miró a Meng Qing y sonrió resplandeciente.

"Boom boom!" Las energías se movieron hacia ellos. La cara de Lin Feng se volvió fría de repente. Se giró y soltó las energías de la espada.

Todos comenzaron a moverse nuevamente. Algunas personas incluso atacaron al Sadhu.

"Bzzz ... bzzz ..." Aparecieron más personas, todos eran cultivadores fuertes de Tiantai. Los miembros de la Tierra Celestial de los alquimistas dejaron de pelear, temerosos de que los Sadhu tomarían represalias si algo sucedía. Si mataban a los nuevos discípulos de Tiantai, el Sadhu haría lo mismo con ellos.

"¡Emperador, ayúdame a hechizar para proteger a mi esposa!", Dijo Lin Feng a Qiong Qi. Los efectos de la píldora todavía necesitan tiempo. Esa píldora era más preciosa que un arma sagrada, por lo que no podía arriesgarse a ser atacada y robar la píldora.

Qiong Qi comenzó a tallar marcas sagradas nuevamente. Afortunadamente, varios cultivadores fuertes de Tiantai estaban allí para protegerlo. Con el hechizo de despliegue, estaba garantizada su protección.

"¡Morir! ¡Todos, maten a Lin Feng y roben sus increíbles armas de alta calidad! "Dijo alguien furiosamente en la distancia. Mucha gente enloqueció de nuevo, era demasiado tentador. Incluso los cultivadores Zun querían adquirir más armas.

"¡Otra vez!" Esas personas eran de la Tierra Celestial de los Alquimistas, Lin Feng definitivamente necesitaba matarlos.

Sonidos de rumor se extendieron en el aire y lastimaron las orejas de las personas y luego Lin Feng fue rodeado rápidamente por los luchadores.

"Lin Feng, ten cuidado. ¡Están aquí de nuevo! "Dijo Qiong Qi. Lin Feng frunció el ceño cuando sintió algo. Alzó la cabeza y vio siluetas negras en el aire sobre él. No podía ver sus caras con precisión.

"Esos asesinos. Sentí una fuerza antes de lo cual me impidió lanzar un poderoso hechizo de despliegue, probablemente fueron ellos. Se han estado escondiendo todo el tiempo." Pensó Qiong Qi. En ese mismo momento, la gente estaba peleando en todas partes. Sin embargo, la mayoría no pudo luchar contra esos asesinos.

"¡Son ellos!" Lin Feng estaba furioso. El otro día, esas mismas personas también habían aparecido. También habían amenazado a la Tierra Celestial de los Alquimistas y dijeron que si Xue Bi Yao ganaba contra Lin Feng, no podían matarlo. De lo contrario, la Tierra Celestial de los Alquimistas nunca dejaría con vida Ciudad Espada.

Lin Feng los miró, pero no descendieron. Uno de ellos le estrechó la mano y una misteriosa fuerza de drenaje emergió de su bata.

"¡Un arma sagrada, aleja al pequeño!" Gritó Qiong Qi de repente. Una fuerza terrorífica surgió de esa túnica y Lin Feng percibió el roce del viento contra su cuerpo. Esa fuerza lo rodeaba a él y a todos los que estaban cerca de él.

"¡Roar!" Qiong Qi rugió y escupió llamas. Al mismo tiempo, Lin Feng sacó su espada Tian Ji y destruyó esa fuerza de drenaje. A toda prisa, Lin Feng huyó de Meng Qing y Qiong Qi, esas personas lo querían, no Meng Qing o Qiong Qi.

"¡Bzzz!" Una fuerza aterradora se movió hacia Lin Feng, actuó como si quisiera tragarlo. Lin Feng no podía competir con los cultivadores Zun que tenían sus propias armas sagradas, por lo que se levantó en el aire, listo para sacrificarse.

"¡Lin Feng!" Gritó Huang Fu Long sacando su hacha de dragón.

"¡Alto!" Gritó Qiong Qi furiosamente. Saltar a ellos ahora equivale a suicidarse. Esa bata era una arma sagrada de alta calidad, los asesinos podían capturar fácilmente a los cultivadores Zun ordinarios con ella, y mucho menos a Lin Feng.

"¡No!" Gritó fríamente Meng Qing. Sus ojos habían estado cerrados todo el tiempo y ahora ella los abrió de repente.

"¡Alto!" Gritó Lin Feng sacando una espada. Se detuvo en el aire y dijo: "¡Espérame, volveré!"

"¡Ayúdenme a proteger a mi esposa!", Gritó Lin Feng a la persona vestida de gris que lo había ayudado la última vez. Después de eso, Lin Feng desapareció en la bata.

"¡Envejecer!", Gritó el cultivador con ropa gris. Sin embargo, muchas personas lo atacaron al mismo tiempo. Inmediatamente después, entraron en un portal, aparecieron fuerzas de espacio vacío y desaparecieron. Todo esto sucedió en un abrir y cerrar de ojos. Simplemente querían capturar a Lin Feng, al parecer.

"No ..." Meng Qing comenzó a correr, tenía lágrimas en los ojos. Lin Feng había hecho tanto para salvarla, que ni siquiera tuvieron un momento para pasar tiempo juntos antes de que alguien capturara a Lin Feng.

"Los efectos de la píldora que tomaste no se han dispersado todavía. No lo desperdicies y no te preocupes. Lin Feng puede manejarlo solo, así que no le pasará nada ." Dijo el cultivador en ropa gris a Meng Qing. Ella lo miró con escepticismo. De Verdad? ¿No le pasaría nada?

"¡No se preocupen, nadie en la provincia de Ba Huang puede competir con los discípulos directos de los emperadores, nadie puede detenerlos!", Dijo el cultivador vestido de gris, pudo ver que Meng Qing no le creía.

"No decepciones a Lin Feng. Él ha hecho todo por ti. ¡Incluso arriesgó su vida para encontrar esa píldora para salvarte! ", Alentó Qiong Qi. Meng Qing permaneció en silencio. Voló de vuelta al suelo y continuó absorbiendo la fuerza de la píldora. Su Qi era celestial, pero también contenía energías heladas. Sus lágrimas comenzaron a congelarse en la esquina de sus ojos.

Ella se había convertido en un animal para Lin Feng y luego Lin Feng se convirtió en un demonio para ella. Ahora, si algo le sucediera a Lin Feng, ¡iría en masa y crearía océanos de sangre!

Login Form

CrewChat