buscar

Home

GOS: Capítulo 670 - ¡Creemos en el Anciano Long!

 

Capítulo 670 -  ¡Creemos en el Anciano Long!

Qin Gu Chuan, Guan Hu, Lu Miao, Yan Ke y Wen Di habían roto su desafío mental. Finalmente llegaron a Shi Yan.

En el momento en que llegaron, vieron a Lin Meng siendo decapitada. La sangre todavía brotaba de su cuello.

Shi Yan agitó su mano, liberando la Perla Reunión de Almas. Cuando la cabeza de Lin Meng cayó, él tomó su alma.

Yun Hao, Yu Wan Jiang y los demás estaban estupefactos al presenciar la escena ...

¡Lin Meng estaba muerta!

La maestra de la Tierra Pura, la ama suprema de la Tierra Pura en la Gran Tierra Divina, fue decapitada.

Todos los que lo habían visto quedaron aturdidos. Se quedaron inmóviles, sin saber qué hacer.

La muerte de Lin Meng fue como un golpe golpeando sus corazones. Este golpe fue difícil de imaginar. Pero había sucedido. No pudieron evitar creer en sus propios ojos.

De repente, todos se detuvieron. Toda el área, sin importar si estaba fuera o dentro de la ciudad, era tranquila.

Shi Yan estaba en calma, recuperando la Perla Reunión de Almas. Él estaba feliz, con una sonrisa en su rostro.

De repente recordó la humillación que Lin Meng le había dado en la Cordillera del Alma Muerta. Ella dijo que no se merecía a Xia Xin Yan y que nunca la alcanzaría.

¡Todo fue porque Lin Meng era la gran montaña frente a Shi Yan!

Y hoy, Shi Yan había destruido esta gran montaña brutalmente.

Los otros luego vieron la Espada Espíritu Fantasma flotando en silencio. Ya no tenía ningún Qi espiritual, convirtiéndose en un arma común. Su extraña y malvada aura había desaparecido.

¿Dónde estaba Nie Ruo?

Incluso Lin Meng estaba muerto. ¿Él sobreviviría?

Los maestros de la Tierra Pura y el Valle del Diablo, los dos grandes personajes de la Gran Tierra Divina, fueron asesinados.

¡Fue imposible de aceptar!

Al ver brillar la luz negra de la Perla Reunión de Almas, Shi Yan ya no pudo contener su brillante sonrisa. Se rió con satisfacción y dijo: "Compañeros. Si no tienen otro negocio que hacer, creo que es mejor que vuelvan al Dominio Secreto de Hielo y Fuego temprano. De lo contrario, me temo que tendré que pedirles a todos quédase aquí para siempre."

El Emperador Yang Tian miró a Xia Qin Hou. Vio el profundo pesar y la desesperación en la cara del otro.

Después de haber llegado a la Gran Tierra Divina, Xiao Qin Hou se había unido a la Tierra Pura, ya que pensaba que la Tierra Pura sería el lugar en el que podría establecer su futuro. Había servido a la Tierra Pura con su mejor esfuerzo. Incluso en el momento más crítico en que la familia Yang tuvo que enfrentar el mayor peligro, ni siquiera les envió ninguna noticia.

Él era leal de hecho.

Sin embargo, Lin Meng estaba muerta. La Tierra Pura no tenía un maestro ahora. ¿Seguiría siendo el líder de las fuerzas en la Gran Tierra Divina?

Todos saben que fue imposible.

Sin Lin Meng, la Tierra Pura había perdido su alma. Era difícil alcanzar el pico de nuevo. Y Xia Qin Hou había perdido su fuerte apoyo.

Shi Yan había roto su apoyo.

"¿Volver al dominio secreto de hielo y fuego?" Yun Hao forzó una sonrisa desde la distancia, sacudiendo la cabeza. "Lo he pensado, pero me temo que no podemos volver ahora."

Shi Yan estaba desconcertado. Agitó su mano, indicando al equipo del Emperador Yang Tian que no se apresurara. Su mente parpadeó, reduciendo el poder de las formaciones y barreras. "¿Que esta pasando?"

"Las cinco tribus alienígenas han controlado el dominio. Nosotros ... Hay traidores entre nosotros. Tal vez abran el dominio. Me temo que nuestros compañeros que se quedan allí no pueden sobrevivir."  Yun Hao lanzó un largo suspiro.

Los que no sabían esta noticia se asustaron. Todos estaban estupefactos.

Qin Gu Chuan, Guan Hu, Lu Miao, Yan Ke y Wen Di tenían la cara gris ceniza. Sentían como si hubiera un cubo de agua helada que les habían echado sobre la cabeza. El calor de la ira fue reemplazado por el miedo de inmediato.

"Entonces," Shi Yan se sintió gracioso, "... ¡se lo merecen!" Miró al grupo de Qin Gu Chuan. "Felicidades. Como eras obstinado, tus familiares y amigos se han convertido en el alimento para las tribus alienígenas. Ustedes son geniales."

El grupo de Qin Gu Chuan se estremeció. Sus ojos estaban inyectados en sangre, como si las lágrimas de sangre rodaran en cualquier momento.

"No me importa. Solo quiero proteger mi pequeño lugar aquí. Es bueno que mi gente esté a salvo."

Los ojos de Shi Yan recorrieron el grupo de Yun Hao y se detuvieron en Xia Qin Hou y Bai Gen Seng. La sonrisa en su rostro se hizo más brillante. "Precursor Xia, precursor Bai, ¿se sienten mal ahora? Deberían haberse quedado en la ciudad. Sin embargo, rompieron su oportunidad. Haha, interesante. Muy interesante."

El Emperador Yang Tian y Cao Qiu Dao se sintieron incomparablemente complacidos.

Xia Qin Hou y Bai Gen Seng no pudieron pronunciar una palabra. Sus caras estaban sombrías, ya que pensaban que esta era la mayor humillación en sus vidas.

"¡Shi Yan!" El rostro de Yun Hao era solemne. "Solo tu lugar es considerado el fuerte del Clan Humano en el Bosque Noche Perpetua. Espero que puedas considerar la imagen completa y dejarnos entrar. De lo contrario, tendremos que quedarnos en este bosque y enfrentar la masacre de las tribus alienígenas."

"¿Dejarte entrar?" Shi Yan acarició su barbilla, frunciendo el ceño como si estuviera considerando algo.

Yun Hao y Yu Wan Jiang se apresuraron a explicar, con un semblante solemne, sus corazones preocupados.

"¡Shi Yan!"

A Qi Tian Oldie Long Zhu no le importaba que las medicinas que había tomado aún no hubieran sido efectivas, volando desde el centro de la ciudad. Gritó incluso antes de llegar a Shi Yan. "Has acordado conmigo en preservar la llama del Clan Humano. Las tribus alienígenas han comenzado su operación. Para el futuro del Clan Humano, debes tener en cuenta todo el panorama."

El Emperador Yang Tian  y Li Zheng Rong no dijeron nada. Estaban esperando la decisión de Shi Yan.

Qin Gu Chuan, Guan Hu, Lin Meng, Yan Ke y Wen Di estaban aterrorizados, ya que finalmente reconocieron que estaban equivocados. Solo Long Zhu tenía una visión amplia. Parecía que había predicho los cambios y el desarrollo de la situación actual.

"Las personas que retrocedieron tres millas y tienen la base de cultivo bajo el Reino Dios Verdadero pueden entrar. Haré todo lo posible para protegerlos." Shi Yan reflexionó por un momento y luego dijo: "Shuang Yu Zhu y Leng Dan Qing, y la gente de la Ciudad Emperador de Hielo, Bei Si, Bei Di, y la gente de la familia Banner, Zhu Yi de la Piedra Maravillosa, el Culto Radiante Divino, Ciudad Emperador Celestial y la Unión de Lucha pueden entrar ahora. Los otros que han creído en el Anciano Long y se han retirado tres millas, les abriré el pasaje. Sin embargo, deben estar bajo el Reino Dios Verdadero. "

Entonces, el pensamiento de Shi Yan parpadeó, como pasajes brillantes fueron expuestos. "Los otros que no cumplan con los requisitos no deberían entrar. Si no te importa nada y traspasas nuestro lugar, jajaja ... no me culpes por ser implacable."

Los que recibieron sus nombres fueron animados. Leng Dan Qing y Shuang Yu Zhu fueron mencionadas primero. Sus bellos ojos reflejaban sus afectos en el océano profundo. Sus cuerpos blandos temblaban ligeramente, ya que pensaban que su amarga persistencia había sido recompensada eventualmente.

El emperador Yang Tian, ​​Li Zheng Rong y Cao Qiu Dao estaban de pie en los pasajes. La energía espesa fluctuó de sus cuerpos.

"Oh, cierto, Lie Feng!" Shi Yan le dio unas palmaditas en la cabeza como Bing Qing Tong le había recordado. Sonrió, mirando a través de la multitud de guerreros para encontrar una figura fría y arrogante. "Mentiroso, mucho tiempo sin verte. ¿Cómo estás?" 

Aunque Lie Feng era el maestro del Valle del Diablo, su posición no era lo suficientemente alta. Tenía que estar detrás de Yun Hao y Yu Wan Jiang. Algunos ancianos del Valle del Diablo también se pararon frente a él. Por supuesto, no podía dar un paso al frente.

Lie Feng escuchó su nombre y se sorprendió, pero sacudió la cabeza sonriendo. "Debería ir con ellos. No importa qué, soy miembro del Valle del Diablo. Mataste a mi maestro, entonces somos enemigos. No puedo recibir tu favor."

Shi Yan estaba aturdido, mirándolo. Él asintió y luego dijo: "Entiendo que Lie-ge tiene tu límite. De acuerdo, no pediré más."

Luego, extendió su mano, señalando el vacío. La Espada Espíritu Espectrala que flotaba junto a él se convirtió en un rayo de luz, disparando hacia Lie Feng. "Esta Espada Espíritu Espectral no tiene más espíritus fantasmales. Pero es el arma divina del Valle del Diablo. Debido a Lie-ge, te lo devolveré. Si puedes refinar los espíritus fantasmales una vez más, esta arma divina puede ser revivida."

Lie Feng agarró la Espada Espíritu Espectral, su cara complicada. Él no pudo evitar suspirar.

"Shi Yan, ¿y nosotros?" Yun Hao sonrió forzadamente.

Yun Hao estaba en el Reino Dios Verdadero. Además de él, Yu Wan Jiang y los otros maestros de las pequeñas fuerzas estaban todos en el Primer Cielo del Reino Dios Verdadero. Aunque no fueron en contra de Shi Yan, su reino era alto, por lo que no cumplían con el requisito.

Los maestros de las pequeñas fuerzas miraron a Shi Yan, esperando su respuesta.

La cara de Shi Yan fue solemne. Él apretó su puño y luego dijo: "Compañeros, su reino es lo suficientemente alto. Si les dejo entrar, cuando algo suceda, es difícil evitar que la ciudad tiemble. Si quieren entrar, tienen que ayudarme con una cosa, es mostrar que no tienes otros pensamientos."

"¿Que es eso?" Gritó Yu Wan Jiang.

"Esas personas", Señaló Shi Yan a Qin Gu Chuan, Guan Hu, Lu Miao, Yan Ke y Wen Di, "... son mis enemigos. Mientras los ataquen, ustedes son mis amigos. No seré te preocupa que estés de su lado, o que les permitas entrar a la ciudad más tarde,"

¡Este fue un movimiento malicioso!

Cuando uno busca refugio, ¡uno debe mostrar su lealtad! 

Aunque el grupo de Yun Hao y Yu Wan Jiang no se llevaba bien con el grupo de Qin Gu Chuan, su relación no sería tan mala como para matar a los demás.

Sin embargo, si Yun Hao y Yu Wan Jiang los atacaron en este momento, este resentimiento no se resolvería fácilmente más tarde.

Y solo de esa manera haría que Yun Hao y Yu Wan Jiang estuvieran en el lado opuesto a los demás. Entonces, Shi Yan no tendría que preocuparse por ellos, ya que no lo detendrían en nombre de salvar a la línea de sangre humana. 

Shi Yan no tenía miedo de los guerreros bajo el Reino Dios Verdadero. Incluso si quisieran traicionarlo, podría matarlos fácilmente.

Sin embargo, si permitía que los expertos en el Reino Dios Verdadero, como Yun Hao y Yu Wan Jiang, ingresaran a la ciudad, cuando tuvieran otros pensamientos, incluso si él fuera el propietario de la Ciudad Ocho Purgatorios, no podría prestarles atención. hora.

El centro de la ciudad era donde había establecido las formaciones de control crítico y la fuente de energía para las barreras, formaciones y restricciones. Si no demostraran su valía, Shi Yan nunca los dejaría entrar. Debe tener cuidado.

El grupo de Yun Hao se sobresaltó.

Qin Gu Chuan, Guan Hu y los demás se enfurecieron. La llama de la ira en sus corazones se encendió al instante.

"Yun-ge, Yu-ge, ustedes todavía tienen otra opción," Qin Gu Chuan apretó los dientes. "Únete a nosotros. ¡Mata a Shi Yan y su gente! Luego, ocuparemos la ciudad y la controlaremos para contrarrestar a las tribus alienígenas. ¿Qué les parece? ¡Con ustedes dos, no es difícil matar a este niño!"

Yan Ke y Wen Di también les aconsejaron que creyeran en las siete antiguas facciones, ya que el grupo de Yun Hao no era una fuerza pequeña. Si se unía a las siete antiguas facciones, al grupo de Shi Yan le resultaría difícil de soportar.

"Lo siento, pero creemos en el Anciano Long." Yun Hao reflexionó durante diez segundos. Después de un período de silencio que casi pudo asfixiar a la gente, dijo de repente.

Bruscamente, Yun Hao, Yu Wan Jiang y algunos otros guerreros del Reino Dios Verdadero comenzaron a lanzar sus ataques contra Qin Gu Chuan, Guan Hu, Lu Miao, Wen Di y Yan Ke.

__________________________________________________

Editado y traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat