buscar

Home

MGA: Capítulo 890 - Aparece La Hija Santa

 

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Teo De Luna

_______________________________________________________________

Capítulo 890 - Aparece La Hija Santa

 

"Ahh, este Murong Xun usa técnicas demoníacas siniestras para absorber el cultivo y la vida de tantos expertos, pero aún no es rival para Chu Feng. Su tiempo realmente se ha ido. Su título actual de genio número uno está destinado a irse."

 

"¡Sí! La distancia entre ellos es realmente demasiado grande, y eso no es solo en términos de fuerza y ​​aptitud. ¡En muchos otros lugares, Murong Xun es muy inferior a Chu Feng!"

 

En ese momento, no solo no había nadie que ayudara a Murong Xun, incluso hubo muchos que discutieron en secreto entre ellos, pinchando en sus dolores y criticando todo sobre él.

 

Eso hizo que Murong Xun, que ya tenía un estómago lleno de ira, aún más enfurecido. Él rugió, "¿Te atreves a hablar de mí de esta manera? ¿Quién diablos crees que eres?"

 

"¡Basura! ¡No te invité aquí a calumniar mi Archipiélago de la Ejecución Inmortal! Te doy un buen trato, pero lo rechazas. ¿Qué uso tienes ahora? ¡Muérete!"

 

Murong Xun de repente rugió. El aura rojo sangre era similar a una bestia feroz cuando, en medio de un extraño sonido y poder espeluznante, estalló de nuevo de su cuerpo, envolviendo instantáneamente a todos los observadores en ese lugar.

 

"AHH-"

 

En ese instante, todo tipo de gritos dolorosos sonaron continuamente. Aquellos que estaban envueltos por el aura rojo sangre sintieron tanto dolor que desearon estar muertos ya que sus aullidos llegaron incluso al cielo.

 

La técnica demoníaca que Murong Xun usó en este momento no fue simplemente absorber una parte de su cultivo y vida. Estaba refinando por completo su vida y su cultivo: los estaba matando.

 

Como fueron absorbidos sin corazón, todos ellos, desde cuerpos sin daños, se convirtieron en personas de sangre, ya que fueron terriblemente mutilados. Al final, se convirtieron en charcos de sangre: Murong Xun los envolvió completamente y murió sin un cadáver completo.

 

"Este maldito Murong Xun, en realidad es tan cruel ..."

 

Cuando vieron una escena así, casi la expresión de todos cambió mucho. Sus sentimientos de ira surgieron coincidiendo con la indescriptible inquietud y el miedo cuando todas esas emociones inundaron sus corazones porque sabían, hoy, que iban a enfrentar un desastre.

 

"Miembros del Archipiélago de Ejecución Inmortal! Escuchen ! Maten a todos estos forasteros que ignoran nuestra bondad. ¡No dejen a nadie con vida! "Ordenó el Sexto Inmortal. De hecho, como decía el refrán, "lo que sea que uno se preocupe es lo que sea que suceda." El Sexto Inmortal se preocupó por matar a los observadores, y eso fue exactamente lo que sucedió.

 

"¡Sí, señor!" Todos, del Archipiélago de la Ejecución Inmortal, después de escuchar sus palabras, revelaron su intención de matar. Lanzaron sus miradas llenas de sed de sangre hacia los observadores con la cara temerosa que estaban dispersos fuera del campo de batalla.

 

"¡Correr! ¡El Archipiélago de la Ejecución Inmortal planea silenciarnos! "

 

En ese instante, los observadores ya habían confirmado que la muerte los estaba acercando. Mientras maldecían los diversos actos viles del Archipiélago Ejecutor Inmortal, escapaban por sus vidas. Querían buscar una oportunidad de escapar dentro del caos.

 

Sin embargo, ¿cómo podría el Archipiélago de la Ejecución Inmortal darles esa oportunidad? Al ver que los típicos Señores Marciales no podían alcanzar a esos observadores, el Sexto Inmortal emanó su aura de Rey Marcial para disuadir a todos. Él personalmente iba a matar a aquellos que fueron testigos del uso de la técnica demoníaca de Murong Xun.

 

Iba a matarlos a todos para evitar que difundieran esta noticia.

 

"¡Esto es lo que en realidades el archipiélago de la ejecución inmortal! ¿Tratas de silenciarlos después de que se revelen tus actos inicuos? ¿Es este el famoso clan recto que libra al mal y protege la rectitud? "

 

Pero justo cuando el Sexto Inmortal se preparaba para erradicarlos a todos, de repente sonó la voz de una mujer. Al mismo tiempo, una hermosa figura vestida de blanco apareció silenciosamente ante los observadores, y detuvo el Sexto Inmortal y el camino de los otros.

 

Lo más importante, después de que ella apareció, emanaba un aura no más débil que la del Sexto Inmortal. Era el aura de un rey marcial de rango uno, y, naturalmente, esa persona era Qiushui Fuyan.

 

"¿Quién eres?", Cuestionó en voz alta el Sexto Inmortal mientras fruncía el ceño ante su repentina aparición. Su expresión cambió un poco cuando se enfrentó a este Rey Marcial de rango uno, y no hizo ningún movimiento precipitado.

 

En realidad, el Sexto Inmortal no fue el único que tuvo tal reacción. La expresión de casi todos cambió grandemente ya que no pudieron evitar mirar a esa mujer.

 

En este momento, de casi todos los Señores Marciales, Chu Feng era invencible. Incluso Murong Xun no era rival para Chu Feng, y probablemente incluso si todos los Señores Marciales del Archipiélago de la Ejecución Inmortal atacaran al mismo tiempo, aún no le harían nada a Chu Feng.

 

Entonces, en términos de los Señores Marciales, a pesar de que los de la Secta Demonio Hiriente de la Noche y además de los observadores de muchas partes de la Región del Mar Oriental eran inferiores en número al Archipiélago de la Ejecución Inmortal, su fuerza era superior.

 

Por otro lado, en términos de Reyes Marciales, el Archipiélago de la Ejecución Inmortal no solo tenía el Sexto Inmortal, también tenían los dos Protectores del clan Ave Infernal Divina. Sin embargo, la Secta Demonio Hiriente de la Noche solo tenía el Rey Agua y el Rey Fuego. No importa la fuerza o los números, eran inferiores al Archipiélago de la Ejecución Inmortal.

 

Y dado que la fuerza de un Rey Marcial era superior a todo, simplemente no era una existencia en la que un Señor Marcial podía luchar, todos sentían que la batalla de hoy, el Archipiélago de la Ejecución Inmortal agarró el boleto hacia la victoria. Si realmente decidieran matarlos a todos, entonces la Secta Demonio Hiriente de la Noche y los observadores morirían todos.

 

Sin embargo, en este momento apareció otro rey marcial de rango uno, y a juzgar por el aura, la fuerza de esa persona también era muy poderosa, una existencia no más débil que la del Sexto Inmortal.

 

Si esa mujer pertenecía a la Secta Demonio Hiriente de la Noche, entonces la desventaja absoluta que tenían no solo sería igual, incluso existía la posibilidad de que se convirtiera en una ventaja.

 

La apariencia de esa persona era de suma importancia. Estaba relacionado con el resultado de esta batalla.

 

Entonces, quién era esa mujer y de qué lado ella se paraba se convirtió en la parte más crucial. Por eso todos la miraban sin cambiar sus miradas.

 

Qiushui Fuyan no respondió directamente a sus miradas y la pregunta del Sexto Inmortal. En cambio, levantó su mano, y lentamente levantó su velo. Ella mostró su hermosa apariencia que no disminuyó con los años justo en frente de todos.

 

"¡¿Tú eres Qiushui Fuyan ?!

 

Después de que el Sexto Inmortal viera su complexión, su expresión cambió grandemente. Su rostro calmado podría seguir sin ser recogido.

 

Había pensado en innumerables posibilidades, pero ser Qiushui Fuyan era una en la que no pensaba.

 

"¿Qué? Qiushui Fuyan? ¿Cuál Qiushui Fuyan? La Santa Hija de la Iglesia del Cielo Ardiente? ¿La antigua belleza número uno de la Región del Mar del Este?

 

"¡Basura! ¿Cuántas Qiushui Fuyans puede haber en la Región del Mar del Este? ¡Tanto esta impactante apariencia como su poderosa fuerza confirman sin lugar a dudas que esta es la Santa Hija de la Iglesia del Cielo Ardiente! "

 

"Pero, pero ... ¿no se han trasladado todos los de la Iglesia Cielo Ardiente a la Tierra Santa del Marcialismo?"

 

En ese instante, por no mencionar al Sexto Inmortal, las caras de casi todos cambiaron enormemente. Todos quedaron estupefactos, y con caras llenas de sorpresa, examinaron a Qiushui Fuyan. Sintieron que esto no era realidad, que esto era inconcebible.

 

Nadie hubiera pensado que todavía verían a la Santa Hija de la Iglesia del Cielo Ardiente, cuyo nombre era conocido en todo el mundo.

 

Sin embargo, cuando parecía tan viva ante sus ojos, solo podían sentir shock y nada más.

Login Form

CrewChat