buscar

Home

PMG2: Capítulo 230 - ¡Limpieza!

PMG2: Capítulo 230 - ¡Limpieza!

"Jeje. No es de extrañar que a nadie le gustes. Incluso si te ofrecieras a mí, te rechazaría." Se burló Lin Feng mordazmente.

La mujer parecía aún más triste. Ella apretó los puños y se arrojó sobre Lin Feng nuevamente.

"¡Tú pedazo de basura! ¡Te mataré! ¡AAARRRGHHHHHHHHH! ”Era un hecho que a nadie le gustaba una mujer así, por lo tanto, las burlas de Lin Feng la enfurecieron aún más.

La mujer lanzó más golpes a Lin Feng. Ella tenía la fuerza del cuarto reino Emperador Espíritu Santo, y era realmente fuerte. Sin embargo, Lin Feng no lo tomó en serio, ya que tenía la fuerza del tercer reino Emperador Espíritu Santo y la fuerza de brillo. Con fuerza de brillo, el primer reino Emperador Espíritu Santo correspondía al tercero. Ahora, con la fuerza del tercer reino Emperador Espíritu Santo y la fuerza de brillo, podría competir fácilmente con los cultivadores del quinto reino Emperador Espíritu Santo.

Por lo tanto, él realmente no le prestó atención a la mujer, porque ella no representaba ninguna amenaza para él. ¡Él la provocó para que ayudara a Meng Qing!

"Está bien, no tengo tiempo para jugar contigo. Aunque nunca he matado a una mujer, esta vez, no tengo otra opción. Las mujeres malvadas como tú deben morir.”  Dijo Lin Feng sucio. Sus ojos estaban llenos de muerte en este punto.

La mujer lo miró con despectiva incredulidad. Ella gritó bruscamente: “¿Un pedazo de basura del tercer reino se atreve a hablarme así? ¡Jaja! ”Ella se echó a reír, su cabello desordenado moviéndose en todas las direcciones. Parecía cada vez más malvada mientras se arrojaba sobre Lin Feng.

Lin Feng sonrió fríamente y saltó a su encuentro. Al mismo tiempo, levantó la mano izquierda y su Espada Demonio de los Diez Mil Dragones brilló. Lin Feng se lo arrojó.

“¡AAAAAHHHHHHHHH! ¡Quieres morir! ”La espada gigantesca cortó el brazo izquierdo de la mujer, que fue cortado casi instantáneamente. Ella gritó con horror, luciendo aún más malvada. Apretó los dientes y cargó contra Lin Feng. ¡No entendía por qué un cultivador del tercer reino podía lastimarla tan fácilmente ...!

"Crees que eres un genio, pero en realidad eres un pedazo de basura. Puedo matarte fácilmente con la fuerza del tercer reino Emperador Espíritu Santo, ¿y me llamas basura?"

"Recuerde, en el futuro, no llames a nadie un pedazo de basura porque no estas calificada. Como querías matar a mi esposa, seré despiadado. Intenta y sé una buena persona en tu próxima vida." Silbó Lin Feng con frialdad. Lanzó su Espada Demonio de los Diez Mil Dragones nuevamente, convirtiéndola en una franja de luz. Una fuerza aterradora se extendió por todas partes, y ella gritó de nuevo.

Su falda roja estaba rota, aparecieron sus muslos. Lin Feng no tenía ganas de admirar sus partes íntimas, su espada retrocedió y la cortó en varios pedazos antes de que desapareciera.

Cuando los dos hombres vieron eso, sus piernas temblaron violentamente. Se arrodillaron frente a Lin Feng y le rogaron: “Por favor, hermano, perdona nuestras vidas. Ella nos obligó. ¡Realmente no queríamos matar a la Hermana Meng Qing! "

"Tiene razón, ¡esa mujer nos obligó! ¡Por favor perdónanos!"

“¡Por ​​favor perdonen nuestras vidas, sabemos que nos equivocamos!” Los dos hombres de repente comenzaron a llorar y sollozar. Fue una escena increíble.

Sin embargo, a Lin Feng no podría importarle menos.

Los miró y luego a Meng Qing nuevamente. "Meng Qing, son de la Región de la Nieve, tú encagrate."

Se acercó a la gran puerta del Santuario de la Región de Nieve. Yan Di le sonrió a Lin Feng: "Niño pequeño, con la fuerza del tercer reino Emperador Espíritu Santo, puedes derrotar a los cultivadores del cuarto reino Emperador del Espíritu Santo, no está mal."

"Pfff ... aún así me dijiste que no era lo suficientemente fuerte, antes."

"Uhhh ..."

Ignoraron a los dos hombres y conversaron.

Los dos hombres se arrodillaron frente a Meng Qing. Parecían aterrorizados y le rogaron: "Hermana Meng Qing, ¿no quieres que la región de la nieve vuelva a la vida? Te podemos ayudar."

"Cierto, Hermana Meng Qing, no nos mates. Te ayudaremos a revivir la región de la nieve. Necesitas algunos cultivadores fuertes. A pesar de que perdimos contra su esposo, somos Emperadores Espíritu Santo, la Región de la Nieve nos necesita, ¿verdad?"

"Nosotros, AAAHHHHHHH! Tú…"

Meng Qing no los dejó terminar, ella se llevó las manos al pecho. Ambos lamentaron, pero fue inútil.

Murieron al instante. Al hacer eso, Meng Qing advirtió a todos que aquellos a quienes no les importaba la Región de la Nieve podrían morir.

Lin Feng lo vio todo con su conciencia divina. Cuando vio a Meng Qing matar a esos dos, recordó a Meng Qing cuando se conocieron. Gracias a él, ella se había calentado a pesar de que era una personalidad fría. No significaba que había perdido su capacidad de pelear. ¡Ahora, Meng Qing definitivamente había demostrado que ella era Xue Ling Long!

Tal vez Meng Qing realmente tenía el potencial de superar a Señora Nieve, como habían dicho los dos líderes. Lin Feng no tenía dudas al respecto.

La Región de la Nieve había perdido a dos hombres fuertes y una mujer fuerte, pero Meng Qing no estaba triste por eso.

"No te preocupes, Meng Qing. La región de la nieve volverá a surgir y obtendrás tu venganza. En este momento, la región de la nieve ha sido destruida casi por completo y las personas que solo quieren robar tu Qi de vitalidad de la nieve no merecen vivir."

Lin Feng suspiró después de animar a Meng Qing. No quería que Meng Qing se sintiera culpable o bajo ninguna presión. Él quería que ella fuera feliz, esperaba que ella se volviera como antes.

Lin Feng se preguntaba si era bueno o malo que Meng Qing se volviera más fuerte.

"Estoy bien, cariño. No me estoy volviendo loco ni nada." Dijo Meng Qing cuando vio que Lin Feng parecía preocupado. Ella sonrió, todavía su pequeño y lindo Meng Qing.

Meng Qing puso sus manos sobre Lin Feng, olía bien, pero su cuerpo estaba frío.

"Querida, ya no pensaré en la resurrección de la Región de la Nieve" Dijo Meng Qing, sonriendo suavemente.

Lin Feng estaba asombrado. "¿Por qué?"

“Como soy el futuro de la Región de la Nieve, soy la propia Región de la Nieve. Y ser yo es suficiente. Mientras no muera, la región de nieve vive." Dijo Meng Qing, apretando los puños. Parecía totalmente adorable, muy decidida.

Lin Feng asintió con la cabeza. Meng Qing tenía razón. Mientras estuvo viva, la Región de la Nieve existió, y podía crear un nuevo grupo cuando quisiera. Era lo mismo que Lin Feng con Tiantai.

"Uhm ... estoy aquí. Quiero besos y abrazos también.” Tosió Yan Di enojado. Meng Qing se sonrojó y se alejó de Lin Feng.

"Eh, estamos casados, ¿por qué te sonrojas?" Lin Feng bromeó con Meng Qing. Incluso tuvieron un hijo juntos, Zhe Tian. Tenía casi cien años. ¿Por qué se sonrojaba?

"Oye, viejo amigo, ¿tienes un problema?", Exigió Lin Feng a Yan Di con enojo.

"No te molestaría por nada. Algo está sucediendo en la Región Sobrenatural."

"¿Sucediendo? ¿Qué está pasando? ”Lin Feng parecía furioso cuando escuchó las palabras de Yan Di.

Yan Di sonrió y sacó un pedazo de pagador con un sello. Lin Feng lo abrió.

Había sido escrito por Song Zhuang. De repente, ¡Lin Feng parecía extremadamente feliz!

"¡Jaja! ¡Es increíble, es genial! ¡Jaja!"

"¿Qué pasa, cariño?", Preguntó Meng Qing, curiosa.

Lin Feng le dio la carta. Después de leerla, Meng Qing también sonrió. "Debes ser extremadamente feliz."

"No hay tiempo que perder. Volvamos a la Región Sobrenatural ahora." Dijo Lin Feng, volando de inmediato.

Meng Qing sonrió con ironía y sacudió la cabeza, luego la siguió.

Yan Di leyó la carta y también sonrió. “Los niños pequeños de Tiantai. No es de extrañar que Lin Feng esté tan feliz."

Nota: Ling  Feng ha matado otras mujeres como fue Wen Ao Xue. Lo que le dijo a la mujer fue de forma sucia para justificar.

 

 

____________________________________

Traducido y Editad por Gasaraki

Login Form

CrewChat

Quien esta en linea

Hay 40 invitados y ningún miembro en línea