buscar

Home

GOS: Capitulo 937 - Hierba Inmortal

Capitulo 937 - Hierba Inmortal

Shi Yan se adelantó en una esquina de Campo de Estrellas Rotas. Era cauteloso y atento a cada pequeño cambio a su alrededor.

En su camino, se encontraron con grupos de guerreros. Por lo general, cada grupo tenía uno o varios expertos en el Reino Dios Etéreo liderando un equipo. Algunos de ellos eran de la región del Lejano Oeste, mientras que otros provenían de otros lugares en las profundidades del área de Estrellas de Ágata. Vinieron aquí para encontrar materiales raros en el Campo de Estrellas Rotas.

Se habían encontrado con muchas batallas y todas se debieron a la incautación de materiales de cultivo. Sin excepción.

Cada batalla había tenido lugar por una sola razón: robar cristales, minerales o materiales preciosos. Si lo encontraron ellos mismos o simplemente lo vieron y pensaron que eran lo suficientemente fuertes como para robar, tomaron medidas sin dudarlo mucho.

¡Fue extremadamente brutal!

Los guerreros débiles no podían conservar sus beneficios. Si lo entendieran y lo abandonaran, era posible que salvaran sus vidas.

Si no eran lo suficientemente fuertes y no se habían ido antes de la batalla, probablemente perecieron.

En su camino, habían visto muchas batallas similares y muchos guerreros desafortunados que perdieron la vida en tales batallas.

Para los demás, fue su desgracia. Para el equipo de Shi Yan, fue su fortuna.

Cuando ocurrió la batalla, alguien murió. Shi Yan actuó como si le pusieran una inyección de sangre de pollo (*), apresurándose a venir a mirar.

(*) Nota:  La terapia con sangre de pollo fue una forma de terapia pseudo-médica popular en China durante la Revolución Cultural. Fue practicado principalmente por médicos de la aldea en la década de 1960. Originalmente prohibido por el gobierno, finalmente fue aceptado y alentado por el Partido Comunista de China.

Pero solo había observado ...

Nunca se había unido a ninguna batalla. No se dejó involucrar en eso. Cada vez que veían una batalla, esperaban lejos. Después de que terminara, el equipo de Shi Yan se acercaría a los cadáveres, flotando.

Ji You tuvo mala suerte. Se sintió ofendido porque Shi Yan usualmente usaba la jaula de hielo azul para encarcelarlo temporalmente. No podía ver nada, así que no sabía qué habían hecho Shi Yan, Fei Lan, Leona y Ka Tuo. Además, no sabía por qué tenían que ocultar lo que hicieron.

Las cuatro personas del equipo de Shi Yan estaban sentadas con las piernas cruzadas por las pilas de piedra triturada. Las fluctuaciones de energía de Fei Lan, Leona y Ka Tuo se calmaron eventualmente.

Después de un rato, Ka Tuo abrió los ojos y sonrió. Agradeció sinceramente a Shi Yan. "Mayor, mi Reino del Segundo Cielo del Reino Dios Original se ha fortalecido. Mi energía está rebosando, alcanzando el umbral para abrirse paso nuevamente. Creo que tan pronto como tenga alguna comprensión del poder Upanishad, puedo entrar en el mundo completamente nuevo del Tercer Cielo del Reino Dios Original,"

Shi Yan se rió entre dientes y asintió con la cabeza. "Entonces, ¿puedes calcular cuánto tiempo necesitas antes de que llegue tu avance?"

"Creo que no pasará mucho tiempo." Ka Tuo estaba emocionado. "Si puedes mantener tu apoyo para mí."

"Por supuesto."Se rió Shi Yan,el  "Campo de Estrellas Rotas nos queda bien. La lucha está en todas partes. ¡Cuando los expertos mueren, las personas recolectan materiales mientras nosotros recolectamos los cadáveres! Nuestra cosecha es mucho más grande que la de cualquier otra persona".

Ka Tuo se rió cuando se sintió tan afortunado.

Fei Lan se levantó en silencio. Tenía un nimbo débil en su cara arrugada. Su espíritu, Qi y alma eran vigorosos.

Ella frunció el ceño a Leona.

Leona se sentó ordenadamente. El área a su alrededor era como un oscuro abismo que se había tragado toda la luz. Su figura era vaga en el área sombreada. Parecía una sombra ominosa. Una energía mágica y profunda vino del altar de su alma.

Shi Yan y Ka Tuo estaban sorprendidos. Miraron a Leona, sus caras se tocaron.

"¿Puedes verlo bien? Leona está a punto de abrirse paso también." Reflexionando por un momento, Fei Lan se sintió sorprendida y feliz. "Parece que ha cosechado mucho últimamente. Cuando se abrió paso la última vez, su poder Upanishad Oscuro  también ha avanzado. Hablando sobre el reino, ha alcanzado el umbral. Solo necesita tiempo para acumular energía. Entonces, puede hacer un movimiento fuerte. Y tú, le has estado dando esta cantidad de energía, una cantidad que requiere cientos de años para acumularse, en solo uno o dos años. ¡Quizás ella se abrirá paso antes! "

Los ojos de Ka Tuo se iluminaron cuando no pudo evitar gritar: "Mayor, eres nuestro amuleto de la suerte. Al ir contigo, saltaremos y progresaremos más rápido."

Fei Lan asintió. Ella suspiró internamente y dijo: "Tal vez, es la razón por la cual el Séquito de los Ocho Sanguinario quería seguir. Su maravilloso poder, Upanishad, podía concederles a sus escoltas sus deseos. Creo que lo tengo."

Después de que Leona terminó de refinar su energía, se despertó. Sus ojos eran tan oscuros como la tinta, tan oscuros que era como si pudiera tragar cualquier tipo de luz.

Ella se levantó en silencio, hablando. "¡A esta velocidad de absorción de energía, después de un mes como máximo, puedo ingresar al Reino Dios Etéreo!"

Fei Lan y Ka Tuo estaban emocionados. Honestamente estaban felices por ella.

Desde el día en que entraron en el Campo de Estrellas Rotas, se dieron cuenta de que a pesar de que eran los mejores guerreros en el área de Estrella de Fuego Furiosa, no eran

Si pudieran mejorar sus competencias, podrían vivir mejor en Campo de Estrellas Rotas y podrían obtener más beneficios.

Aunque Shi Yan a menudo se colaba en las áreas donde ocurrían las batallas, siempre fue cauteloso. No se atrevió a acercarse a algunas peleas. Para algunas de las batallas particulares, ni siquiera se atrevió a mirar incluso desde una gran distancia.

Por lo general, se mantendría lo más lejos posible de las batallas entre guerreros en el Reino Dios Etéreo, especialmente el Segundo Cielo del Reino Dios Etéreo.

Temía que los expertos del Segundo Cielo del Reino Dios Etéreo los mataran para calentarse. Porque para los expertos en tales reinos, no se requería mucha energía para matar a todo el equipo de Shi Yan.

Las batallas que se atrevió a observar generalmente eran entre guerreros en el Reino Dios Original y del Primer Cielo del Reino Dios Etéreo. Como tenían a Fei Lan y Leona, y nunca fueron codiciosos por esos materiales, los demás no los molestarían. No los consideraron sus nuevos rivales.

Shi Yan siempre fue cauteloso. En el Campo de Estrellas Rotas, habían cosechado los beneficios que podían al mejor ritmo. No necesitaban unirse a ninguna batalla, pero su cosecha era abundante. De todos modos, nadie podría saber esto.

Al ver a los tres despertando y refinando la energía que acababan de cosechar, Shi Yan sonrió, recuperando el poder que usó para contener a Ji You. Luego, continuaron moviéndose más profundamente en el Campo de Estrellas Rotas.

Ji  You acostumbraste a su encierro. Ya no se molestó en preguntar. Cada vez que fue liberado, él simplemente continuó liderando el camino, sin decir nada.

Se sintieron satisfechos con Ji You. Este chico no era maduro, pero sabía cómo adivinar lo que la gente estaba pensando a través de sus rostros. Sabía qué hacer para no provocar a otros. Ji You ... era un niño inteligente.

------------------------------

De pie en medio de las pilas de piedra triturada entre las montañas derrumbadas, una mujer madura y atractiva era observando algo en el suelo.

Esa mujer era del Clan Demonio. Al igual que Di Shan, ella era miembro del Clan Alado Negro con dos alas enormes en la espalda. Su cuerpo curvilíneo estaba envuelto en un vestido negro, que se demoró en su piel sana y tonificada. Su largo cabello negro caía en cascada como una cascada, llegando a su parte trasera.

Ella inclinó su cuerpo ligeramente, lo que reveló su pesado pecho. Se concentró, deslizándose rápidamente entre la piedra aplastada, su postura voladora suave como un pájaro.

De repente sintió algo y se detuvo en el aire. Sus ojos de fénix centellearon, observando en silencio a los entrantes.

El equipo de Shi Yan se detuvo, flotando a docenas de metros de distancia de esa hermosa Mujer del Clan Demonio.

"Primer Cielo del Reino Dios Etéreo." Susurró Fei Lan.

"Esta área no tiene nada valioso. Me pregunto qué está buscando. Qué extraño." Murmuró Ji You.

Shi Yan miró las pilas de piedra triturada. Podía ver algunos mechones de hierba verde, que parecían normales sin mucha energía, fragancia o halo.

Sin embargo, esa encantadora mujer Demonio estaba agachada en la hierba. Sus delgados dedos agarraron las hojas verdes que se podían encontrar en cualquier otro lugar aquí. Observó con cautela el equipo de Shi Yan, frunciendo el ceño. Ella reflexionó un momento y luego continuó su trabajo de cosechar la hierba.

"¿Qué tipo de hierba es?" Shi Yan lo contempló y luego preguntó en voz baja.

Fei Lan, Leona y Ka Tuo sacudieron la cabeza.

Ji You pensó por un momento y luego bajó la voz para responder a Shi Yan. "Se llama Hierba inmortal. Solo esta área tiene este tipo de hierba en el Campo de Estrellas Rotas. Es normal. Nunca he visto a nadie cosechar esta hierba. Esta hierba inmortal no tiene fluctuaciones de energía. Ningún alquimista viene a cosecharla. Sin embargo , la Hierba Inmortal es tenaz. Después de ser cortado, se curará solo como si nunca muriera. Excepto por esta característica, no conozco ninguno de sus otros efectos mágicos."

Hierba inmortal ...

Shi Yan repitió el nombre en silencio. Estuvo desconcertado por un tiempo antes de caminar hacia los montones de piedra triturada.

La mujer de alas negras hizo una pausa en su trabajo. Se puso de pie, sus piernas maravillosamente delgadas. Sus brillantes ojos lo miraron con frialdad.

Shi Yan sonrió amigablemente, "Solo quiero recoger una hoja para ver. No quiero hacer daño. No estés tensa."

Esta mujer tenía el Primer Cielo del Reino Dios Etéreo, que no era una amenaza significativa en sus opiniones. Por eso Shi Yan se atrevió a venir. Si ella hubiera tenido el Segundo Cielo del Reino Dios Etéreo, él no se habría atrevido a acercarse tanto.

"¿Necesitas ... esta hierba?" La mujer estaba asombrada, sus ojos mostraban su desdén. "¿Conoces sus efectos?"

"No." Sonrió Shi Yan, sacudiendo la cabeza, "Tengo curiosidad. Simplemente curiosidad." Pausando por un momento, continuó, "¿Te molesté?"

La mujer de alas negras frunció ligeramente las cejas, hablando como si estuviera molesta. "No sabes nada, ¿por qué mirarías por aquí? Olvídalo."

Luego, se dio la vuelta y se fue. Como un mirlo, hizo una suave curva en el aire, desapareciendo en breve. Segundos después, ya no podían verla.

Shi Yan quedó asombrado por un tiempo. No lo tenía en mente, caminando hacia el área donde la mujer había cosechado la hierba anteriormente. Cogió un puñado.

Esta hierba verde tenía alrededor de un metro de largo, enraizada entre las piedras, sobreviviendo tenazmente. Recogió un mechón de ellos. Poco después, las raíces cortadas de la hierba volvieron a crecer. Un líquido verde hierba pegado en las raíces. Poco a poco, este fluido se filtró en la hierba, desapareciendo.

Las hojas rotas donde Shi Yan las agarró también tenían líquido verde hierba pegado en sus dedos.

Mágicamente, este fluido verde hierba se filtró directamente en su dedo, desapareciendo poco a poco. Y la hierba más tenaz comenzó a marchitarse como si les quitaran sus nutrientes.

Una gota rubí Sangre Demonio Inmortal en su dedo de repente vibró.

_____________________

Traducido y Editado por Gasaraki

Login Form

CrewChat

Quien esta en linea

Hay 93 invitados y ningún miembro en línea