buscar

Home

MGA: Capítulo 917 - Sin escape

 

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Teo De Luna

_______________________________________________________________

Capítulo 917 - Sin escape

 

"¿Estás seguro de que no es de Tierra Santa para el marcialismo? Es un lugar tan grande, sin embargo, ¿estás absolutamente seguro de que no es de la Tierra Santa del marcialismo?" Preguntó Murong Mingtian de manera inquisitiva.

 

"Te puedo garantizar que él no es de la Tierra Santa del Marcialismo. Sin embargo, será mejor que no me preguntes por qué, porque no deberías preguntar sobre cosas de las que no deseo hablar." Un brillo frío apareció en los ojos de Jiang Qisha: advertía a Murong Mingtian.

 

"Muy bien, no preguntaré. Pero esta vez, es realmente todo gracias a ti que pude recuperar este Pico brumoso. Grabaré este favor en mi corazón." Murong Mingtian se rió al sentir el ambiente pobre y muy obsequiosamente cambió el tema.

 

"No te preocupes. Este Pico Brumoso es tuyo ... pero las cosas adentro no lo son. "Jiang Qisha sonrió con suficiencia.

 

La expresión de Murong Mingtian cambió levemente y surgió una pizca de desagrado. Sin embargo, el descontento se desvaneció en un instante y continuó obsequiosamente asintiendo con la cabeza.

 

La sonrisa en la cara de Jiang Qisha se hizo aún más amplia. Él dijo: "Además, no tienes que preocuparte por eso, Chu Feng, porque no escapará."

 

"¿Podría ser que tú ...?" Murong Mingtian parecía haber pensado en algo.

 

"Todavía tengo tres juniors que no están aquí. Eso es porque se están quedando afuera. Aunque su fuerza es inferior a la mía, ya que la Señora Piaomiao ha perdido su fuerza, la mujer Rey Marcial rango dos no es rival para ellos. Cualquiera de ellos puede matarla."

 

"Además, ¿no enviaste a ese anciano llamado Zhan Jiuxiao en su dirección también? Deberías haber anticipado que si escapaban, huirían en la misma dirección, ¿verdad? "Dijo Jiang Qisha mientras señalaba en dirección a Chu Feng.

 

La tez de Murong Mingtian estaba realmente un poco distorsionada ahora. No le había dicho a nadie que había dejado una copia de seguridad así, pero Jiang Qisha lo sabía. Esto fue más allá de su anticipación.

 

Sin embargo, no pudo negarse a responder la pregunta de Jiang Qisha. Entonces, él solo podía explicar con una sonrisa, "Jiuxiao no era parte de esta misión, pero quería venir sin importar qué. Teniendo en cuenta que Chu Feng mató a su hijo, yo también lo traje.

 

"Pero exactamente porque Chu Feng mató a su hijo, temía que soportaría demasiado el resentimiento y perder el control de sí mismo y así atacarlo precipitadamente. Como no es rival para  Piaomiao, solo enviaría su vida si atacara fuera de turno. Es posible que no pueda salvarlo tampoco."

 

"Entonces, le ordené que esperara afuera. Originalmente planeé que lidiara con Chu Feng después de capturarlo, pero no esperaba que ocurriera lo que intenté evitar. Chu Feng y los demás verdaderamente rompieron las fuerzas circundantes y corrieron en dirección a Jiuxiao. Quizás este es un destino inevitable. Quizás los cielos quieren que Jiuxiao personalmente venga a su propio hijo."

 

"Jaja, tú mismo sabes exactamente lo que sucedió."

 

"Sin embargo, no estoy preocupado con eso en este momento. Me preocupa el tesoro de Pico Brumoso."

 

"Dijiste que si te ayudo a atravesar la formación defensiva de Pico Brumoso, me llevarías a la entrada hacia el tesoro. En este momento, es hora de cumplir su palabra." Mientras Jiang Qisha hablaba, se dirigió hacia el Pico Brumoso.

 

Murong Mingtian no se quedó atrás. Sin embargo, antes de que él se moviera, un atisbo de una expresión siniestra imperceptible brilló más allá de sus ojos.

 

En el mismo momento, Qiushui Fuyan estaba apoyando a Piaomiao y Chu Feng, huyendo en la distancia. Aunque la barrera podía detener a Jiang Qisha y a los demás, ella sabía muy bien que su tiempo era limitado. Ella tuvo que abandonar el área dentro de ese período de tiempo.

 

Sin embargo, Qiushui Fuyan no huyó ciegamente en una dirección aleatoria. Ella claramente sabía a dónde ir, ya que siempre había ido derecha y no había ningún cambio.

 

Las emociones de Chu Feng fueron muy complicadas en ese instante. Sintió como si hubiera una gran roca apretando su pecho. Era extremadamente pesado y casi podía aplastar su pecho.

 

Sus amantes y sus hermanos estaban en manos de su enemigo. ¿Quién sabía qué tipo de tortura iban a enfrentar? Quién sabía si todavía estaban vivos ahora.

 

Sin embargo, en este momento estaba escapando, e incluso escapaba con la ayuda de otra persona. Por no hablar de proteger a sus amantes y hermanos, ni siquiera tenía la capacidad de escapar por su cuenta.

 

Él sintió odio. Odio extremo. No hacia los demás, sino hacia sí mismo. Odiaba lo débil que era.

 

"Chu Feng, no es el momento de culparte a ti mismo. Hay algunas cosas en la vida que deben enfrentarse. Sin experimentar suficientes reveses, ¿cómo puede uno realmente crecer? Ninguno de los expertos pico en este mundo ha estado nadando en la vida. ¿Cuál no ha experimentado sufrimientos insoportables que la gente común no podría soportar, todo con el fin de convertirse en un individuo supremo? "Eggy consoló, sabiendo lo que sentía Chu Feng.

 

Chu Feng no respondió. Él lo entendió, pero en un momento como este, sus emociones no eran algo que pudiera calmarse con algún razonamiento.

 

"Chu Feng, si quieres deshacerte de tu vida, puedo acompañarte. A quién le importa si provienen de la Tierra Santa del Marcialismo o de donde sea. Ve allí y libera al otro Espíritu Mundial sellado en la puerta y destruye todo. Si no quieren que vivas bien, entonces ninguno de ellos debería siquiera pensar en vivir tampoco." Dijo Eggy nuevamente.

 

"No. Alguien dejó ese espíritu mundial dentro de mí porque quieren que lo domestique. Quieren que tome su poder, no para destruirme con él. Si realmente lo uso y destruyo todo, habré decepcionado las intenciones de esa persona." Chu Feng negó con la cabeza.

 

"Si sabes eso, entonces genial". Reúnanse. No importa si se trata de Zi Ling, Su Rou, Su Mei, Zhang Tianyi o Jiang Wushang, no querrían verte en este estado. Se sienten honrados por ti. Ellos sienten orgullo por ti. Están esperando que los salves. No puedes perder tu espíritu y perder tu intento de luchar." Dijo Eggy.

 

"Eggy, gracias. No necesitas preocuparte por mí. No destruiré mi futuro. La razón por la que elegí escaparme con Piaomiao y Qiushui Fuyan es para poder matar un día mi camino de regreso." Respondió Chu Feng.

 

"Este es el Chu Feng que conozco." No importa qué mundo sea, aquellos que desean lograr grandes cosas no deberían molestarse con las cosas menores. No solo debes ser cruel con los enemigos, debes ser cruel contigo mismo, eso incluye a los que están cerca de ti. Eggy exhaló un suspiro de alivio. Estaba realmente preocupada de que Chu Feng no sería capaz de saltar sobre este obstáculo de Zi Ling y los otros capturados, lo que habría afectado su futuro.

 

En cuanto a Chu Feng, naturalmente podía sentir las buenas intenciones de Eggy. Esa chica realmente pensó para él en todas las áreas. Tenía que admitir que la preocupación de Eggy hizo que Chu Feng sintiera un rastro de calidez en medio del caos extremo y la depresión.

 

"Mierda." Pero de repente, las pupilas de Chu Feng se encogieron. Rápidamente envió un mensaje mental a Qiushui Fuyan, diciendo: "¡Alto Qiushui, date la vuelta rápidamente! ¡Hay un Rey Marcial de rango tres que nos bloquea el paso! "

 

"¿Qué?" Qiushui Fuyan se sintió bastante sorprendido. Para evitar situaciones inesperadas, ella también había lanzado su poder espiritual a la distancia máxima para observar su entorno. Sin embargo, ella no descubrió ninguna anomalía.

 

Pero aun así, ella escuchó las instrucciones de Chu Feng. Ella rápidamente giró y voló en otra dirección.

 

* BOOM- * Sin embargo, justo cuando Qiushui Fuyan volteó, un poder sin límites estalló desde lejos. El aura de un Rey marcial rango tres la suprimio.

 

Al mismo tiempo, una voz llena de resentimiento y furia estalló como un trueno.

 

"¡CHU FENG, USTED NO PODRA ESCAPAR HOY!"

Login Form

CrewChat