buscar

Home

PMG2: Capítulo 70 - Preparándose para volver

PMG2: Capítulo 70 - Preparándose para volver

“Lin Feng, recuerda, no importa lo que pase en el futuro, hay algunas personas que puedes escuchar o no. Confía en ti mismo, no en otras personas." Dijo  el Buey Rey Demonio, antes de que desapareciera, regresando al mundo de Lin Feng.

Cuando Lin Feng escuchó eso, miró a Song Zhuang. Lo que quería decir el Buey Rey Demonio era que Song Zhuang no era un enemigo.

Lin Feng respiró hondo y regresó a Hu Mo y Song Zhuang. Hu Mo ahuecó el puño y dijo: "Lin Feng, yo también me voy. Nos vemos."

Hu Mo desapareció. Era tan fuerte que podía hacer un pequeño movimiento y viajar a través de cientos de li.

Cuando el Qi de Hu Mo desapareció, Lin Feng se dio la vuelta y miró a Song Zhuang. Preguntó: “Song Zhuang, no quiero quedarme con alguien que no conozco. ¿Tú entiendes?"

"Jeje, lo sé. No hay problema. No te haré daño. Vamos. Dijo Song Zhuang, sonriendo amablemente. Song Zhuang le recordó a Lin Feng de Yan Di. Tales personas siempre fueron misteriosas e indiferentes.

"Lin Feng, no robaste ningún cadáver, ¿recuerdas? Es por eso que viniste aquí en primer lugar." Dijo Song Zhuang, recordándole a Lin Feng. Lin Feng ya había obtenido tanto, y la Colina de Cadáveres Demoníacos ahora era suya. Los cadáveres demoníacos eran todos sus sirvientes. Se sintió encantado.

Lin Feng no podía esperar a que las doce bestias santas  de la Tumba divina se abrieran paso. Entonces, tendría aún más criados. ¡Sería capaz de crear otro Tiantai en el Continente de los Dioses!

Tal vez incluso sería una buena solución para su docena de compañeros discípulos encontrarlo. Si se enteraran de Tiantai, ¡tal vez tomarían la iniciativa de venir a buscarlo!

Por supuesto, ni siquiera había explorado completamente la secta de los dioses, ¿cómo podría crear otro Tiantai?

Lin Feng siguió a Song Zhuang. Fueron a la parte central de la Colina de Cadáveres Demoníacos para encontrar cadáveres.

Lin Feng ahora era el líder de la Colina de Cadáveres Demoníacos, por lo tanto, los demonios no se acercaron a ellos. Song Zhuang sonrió cuando vio eso, este joven tuvo suerte.

“Hay diez cuerpos perfectos allí. Vamos ”, Dijo Song Zhuang, señalando un palacio destruido a unos cien metros de ellos.

Era el primer palacio destruido que Lin Feng había visto. Las paredes se habían derrumbado. También podía ver algunas Armas Santas, pero no las necesitaba.

Entró en las ruinas y vio diez cadáveres en diferentes lugares. Eran cuerpos de emperadores medio santos, por lo que no se habían descompuesto.

"Ven." Dijo Lin Feng, e instantáneamente, los diez cadáveres se movieron en su anillo.

"Misión cumplida. ¡Volvamos! ”Song Zhuang sonrió.

Lin Feng negó con la cabeza y dijo: "Esos son sólo los cuerpos de los emperadores medio santos." Son inútiles. Es un palacio aquí, quizás haya más palacios. Iré y buscaré un poco más.” Dijo Lin Feng. Salió del palacio rápidamente. Song Zhuang gritó, pero Lin Feng se fue volando.

Song Zhuang sonrió y asintió para sí mismo, luego siguió a Lin Feng.

Poco a poco se fue volviendo brillante afuera. Había algunas nubes rosadas en el cielo. El sol estaba saliendo, estaba rojo brillante. También se sentía más caliente ahora.

Mientras tanto, Lin Feng encontró unos cuantos cuerpos de emperadores santos de bajo nivel, pero él quería encontrar el cuerpo de un emperador santo de alto nivel.

"Oh cierto, puedo preguntarles."

Lin Feng pensó en los siete generales en ese momento. Estaban muy familiarizados con el lugar. Probablemente sabían dónde encontrar a los santos emperadores de alto nivel.

Pensando en eso, Lin Feng se detuvo y soltó el Qi  cadáver demonio, antes de gritar, "¡¡General Ba, venga rápido aquí !!"

Lin Feng supuso que el general Ba era el líder de los otros generales, por lo que su intelecto probablemente también era más alto.

Apareció un tornado, el Qi cadavérico era aterrador.

"Hola, padre." Dijo el general Ba, arrodillándose y sosteniendo su espada. Había sangre en él. Probablemente estaba luchando justo ahora.

"¿Por qué hay sangre en tu espada?", Preguntó Lin Feng.

El general Ba levantó la cabeza. Su piel estaba seca y medio desgarrada, daba miedo. Pero Lin Feng y Song Zhuang estaban acostumbrados a ver cadáveres demoniacos.

“Padre, una persona de antecedentes dudosos ha aparecido en mi área. Quieren robar cadáveres." Dijo el general Ba. A pesar de que era un cadáver demonio, Lin Feng podía sentir que estaba furioso.

"¿Qué clase de persona?" Preguntó Lin Feng.

"Se llama a sí mismo Cuarto Santo." Respondió el General Ba. Lin Feng se echó a reír.

"También asumieron la misión." Suspiró Song Zhuang. Lin Feng asintió.

"General Ba, convoca a los otros generales, ve y lucha contra ellos. Recuerda, no mates a nadie, solo haz que se retiren. Luego, tome los cadáveres que me robaron y entréguelos. ”Lin Feng ordenó al general Ba. El general Ba asintió obedientemente y se convirtió nuevamente en un tornado negro.

Lin Feng sonrió. Song Zhuang sonrió en tono de broma: "Lin Feng, si el Cuarto Santo Mo Da lo supiera, ¿qué pensaría él?"

"Jeje, estaría muy enojado." Dijo Lin Feng, sonriendo con indiferencia.

"Si Mo Da supiera que los generales de cadáveres demoníacos me llamaban 'Padre' y que les dije que los hicieran retirarse después de robarles los cadáveres, él volaría en una furia ardiente. ¡Seguro!"

Muy rápidamente, los siete generales aparecieron frente a Lin Feng con más cadáveres. Lin Feng se dio cuenta inmediatamente de que esos cadáveres eran cadáveres de los emperadores santos de alto nivel.

"Ya se han ido, Maestro. Aquí están los cadáveres." Dijo el general Ba. Lin Feng asintió y saludó, recogiendo los siete cadáveres.

"Ba, ven aquí", Dijo Lin Feng al general Ba. Caminó hasta Lin Feng. Lin Feng extendió su mano, el Qi cadáver apareció y penetró en el cuerpo de Ba.

La cara del general Ba se ennegreció y volvió a normalizarse. Su Qi cadáver parecía más puro.

Lin Feng retiró sus manos y gritó: "Esa es tu recompensa."

"Muchas gracias, padre." Dijo el general Ba ahuecando su puño.

"Ustedes seis, sigan el buen trabajo. Si continúas trabajando bien, también te recompensaré, ¿entiendes? ”Lin Feng dijo a los otros seis generales cadáveres demoníacos.

Los otros seis generales ahuecaron sus puños y miraron a Lin Feng con respeto.

"Se pueden ir ahora."

_______________________________

Traducido y Editado por Gasaraki

Login Form

CrewChat

Quien esta en linea

Hay 63 invitados y ningún miembro en línea