buscar

Home

MGA: Capítulo 922 – Los Siete Suelos Malditos

 

Capítulo 922 – Los Siete Suelos Malditos

 

"En este momento, sí, no puedo luchar contra Jiang Qisha, pero eso puede no ser así después de unos días," Dijo Tantai Xue con mucha confianza.

 

El corazón de Chu Feng se conmovió. Aunque la fuerza de Tantai Xue estaba bastante lejos de la de Jiang Qisha, él podía decir por su tono que ella no estaba bromeando. Ella probablemente tenía una posibilidad de seguridad de cincuenta y cincuenta.

 

Ella era demasiado poderosa, tan poderosa que era insondable.

 

"No te preocupes, nada les sucederá a tus amigos. Incluyéndome a mí, hay cinco personas que han venido a la Región del Mar del Este. Los otros cuatro se llaman Jiang Qisha, Wu Kunlun, Zhao Yuetian y Kuang Bainian. Los cuatro son los discípulos de la Secta del Suelo Maldito."

 

"En la Secta del Suelo maldito, hay siete discípulos muy especiales. Son genios elegidos personalmente por el patriarca de la Secta del Suelo Maldito mientras viajaba por las tierras. Se titulan Los Siete Suelos Malditos."

 

"Ellos son los discípulos directos del patriarca. Mantienen posiciones muy altas, cuando cualquier discípulo en la Secta del Suelo Maldito -sin importar su fuerza o edad- los ve, deben presentar sus respetos. Incluso los ancianos hacen lo mismo y no se atreven a ofenderlos."

 

"Todos saben que el futuro patriarca de la Secta del Suelo Maldito será de uno de ellos. Incluso aquellos que no pueden convertirse en patriarcas pueden convertirse en Ancianos de la Secta que ejercen una gran autoridad. Desde el día en que ingresaron a la Secta del Suelo Maldito, su futuro ya estaba destinado a ser ilimitado. Estaban destinados a controlar el futuro de la Secta del Suelo Maldito."

 

"Jiang Qisha, Wu Kunlun, Zhao Yuetian y Kuang Bainian son cuatro de los Siete Suelos Malditos. Entonces, debes saber cuán importante es la vida de Jiang Qisha para la Secta del Suelo Maldito, ¿verdad? "Preguntó Tantai Xue con una sonrisa.

 

Chu Feng se sintió bastante sorprendido. Sabía que Jiang Qisha y los demás provenían de la Secta del Suelo Maldito, pero no esperaba que ocuparan tan altos cargos. No es de extrañar que fueran tan arrogantes y despreciaban todo, y no era de extrañar que su fuerza fuera tan superior a los demás.

 

Eran las élites dentro de las élites, los genios dentro de los genios. Eran verdaderos dragones dentro de los hombres.

 

"En realidad, dejando de lado la posición en su secta, la vida de Kuang Bainian sigue siendo muy importante para Jiang Qisha y los demás. Han crecido juntos desde una edad temprana, y el uno para el otro son como sus propias manos y pies. Ellos están muy cerca uno del otro."

 

"En su opinión, la vida de toda la Región del Mar del Este es probablemente menor que la de Kuang Bainian. Entonces, amenazar a Jiang Qisha con la vida de Kuang Bainian significa que no hará nada precipitado."

 

"En cuanto al Archipiélago de la Ejecución Inmortal, no se atreverán a hacer nada con tus amigos con Jiang Qisha allí. Al menos, por cada día que Kuang Bainian está en mis manos, es un día tranquilo para ellos." Tantai Xue habló una vez más. Podía decir que Chu Feng estaba muy preocupado por Zi Ling y los demás.

 

"Gracias." Chu Feng juntó sus manos y se inclinó ante Tantai Xue. El nudo más grande en su corazón, lo que más le preocupaba, era su seguridad. Después de escuchar las palabras de Tantai Xue, su preocupación de hecho había disminuido bastante.

 

No creía que Tantai Xue lo estuviera engañando. Además, podía decir que Jiang Qisha simplemente estaba usando a Murong Mingtian y los demás. Por lo tanto, era poco probable que le hiciera algo a Zi Ling y a los demás basándose únicamente en el resentimiento del Archipiélago de la Ejecución inmortal.

 

Especialmente después de tomar a su rehén menor, Jiang Qisha ni siquiera los rasguñaría. Como dijo Tantai Xue, estaban a salvo, al menos temporalmente.

 

Después de dar las gracias, Chu Feng preguntó: "Si puedo preguntar, ¿qué clase de fuerza es la Secta  del Suelo Maldito en la Tierra Santa del Marcialismo?"

 

Chu Feng sintió que él y la Secta del Suelo Maldito estaban destinados a convertirse en enemigos. No fue por ninguna otra razón sino porque Jiang Qisha y los demás provenían de esa secta. Entonces, él tuvo que familiarizarse con la Secta del Suelo Maldito.

 

"Una secta que tiene un Emperador Marcial que lo supervisa. ¿Qué tipo de fuerza crees que es? "Tantai Xue regresó con una pregunta.

 

"¿Qué? ¿Emperador marcial ?! "Chu Feng se tensó cuando escuchó esas palabras.

 

En cuanto a Qiushui Fuyan, ella no pudo evitar jadear profundamente también. Incluso gritó sorprendida y luego preguntó con incredulidad: "¿Emperador marcial? ¿Estás diciendo que en la Tierra Santa del marcialismo, realmente hay emperadores marciales?

 

No importa la región del mar del Este o los continentes orientales, los emperadores marciales eran existencias legendarias.

 

En ambas regiones, los logros de los emperadores marciales fueron innumerables, pero no importa cuál, solo existían en leyendas. En esta región marina y en este mundo, la sombra de los emperadores marciales había desaparecido hacía tiempo. Era una leyenda y un límite que los cultivadores actuales no podían alcanzar.

 

Entonces, para las personas en la Región del Mar del Este, un Emperador Marcial era simplemente dios.

 

Los personajes divinos que existen en la Tierra Santa del Marcialismo naturalmente causaron conmoción.

 

"Por supuesto que hay emperadores marciales, pero incluso en la Tierra Santa del marcialismo, no hay muchos. Las sectas que tienen emperadores marciales son fuerzas famosas y poderosas en toda la Tierra Santa del marcialismo."

 

"Ahora, debes saber qué tipo de fuerza es la Secta del Suelo maldito, ¿verdad?" Tantai Xue sonrió con calma, y ​​luego agregó, "Chu Feng, sé lo que estás pensando. Debes planear vengarte de la Secta Maldita del Suelo, ¿verdad?

 

Chu Feng frunció el ceño levemente. De hecho, tenía ese plan, pero no esperaba que Tantai Xue lo hubiera adivinado. Sintió más y más que esta mujer era demasiado horrible. Simplemente nada podría ocultarse de ella.

 

"He oído hablar de lo que has hecho. Sé que eres una persona que siempre se vengará."

 

"Pero no me culpes por no recordarte: la Secta del Suelo Maldito no es el Archipiélago de Ejecución Inmortal, y la Tierra Santa del Marcialismo no es la Región del Mar del Este. Puedes hacer lo que quieras en la Región del Mar del Este, pero si pretendes hacer lo mismo en Tierra Santa del Marcialismo, primero debes considerar tu fortaleza."

 

"Quizás eres la estrella más deslumbrante de la Región del Mar del Este, pero hay innumerables personas como tú en Tierra Santa del marcialismo."

 

"Sin embargo, la mayoría de los que se atreven a actuar de manera arrogante y temeraria con su leve dosis de talento y valentía no terminan bien." Dijo Tantai Xue con una sonrisa burlona. Dentro de su tono, hubo un poco de burla.

 

"Gracias por tus amables intenciones. Los consideraré." Chu Feng apretó los puños. Aunque las palabras de Tantai Xue no fueron demasiado agradables para escuchar, Chu Feng sabía que era un recordatorio amable. Entonces, él no estaba enojado, y con un poco de gratitud, preguntó: "Me pregunto ... ¿cuándo te prepararás para avanzar hacia Jiang Qisha y los demás?"

 

"¿Qué? ¿Quieres ayudarme?"

 

"No hay necesidad. Con tu cultivo, no serás útil. Sin embargo, si quieres ver el espectáculo, puedes venir."

 

"Lleva esto contigo. Cuando llegue el momento, iré a buscarte." Mientras hablaba Tantai Xue, le dio un exquisito adorno de jade a Chu Feng.

 

Sabía que era algo que indicaba su ubicación. En él, era probable la marca de Tantai Xue. Ella podría encontrarlo mientras lo mantuviera.

 

"Entonces esperaré tus noticias", Le dijo Chu Feng a Tantai Xue luego de quitarle el adorno de jade.

 

 

En realidad, todavía tenía muchas preguntas que quería hacerle a Tantai Xue; sin embargo, él no estaba familiarizado con ella, y además, las circunstancias presentes eran urgentes, y este no era el lugar para conversar. Al ver que Tantai Xue no se preparaba para caminar con ellos, Chu Feng soportó su curiosidad y no hizo más preguntas, prefiriendo irse rápidamente.

_______________________________________________________________

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

 

Login Form

CrewChat