buscar

Home

GOS: Capítulo 657 - ¡Disparo en la cabeza!

 

#GOS God Of Slaughter (Dios de la Matanza) By Heise Jinyao art

 

Capítulo 657 - ¡Disparo en la cabeza!

Si confirmaba que eran su enemigo mortal, Shi Yan nunca les mostraría misericordia. Una vez que lanzó sus ataques, ¡serían los de fuerza completa!

Después de que las siete columnas de luz salieron disparadas, no dudó en conectar su Conciencia del Alma con la Ciudad  Ocho Purgatorios. El segundo ataque surgió de inmediato.

Los racimos de nubes que parecían estar hechos de cristales brillaban gloriosamente. Cada grupo era tan grande como una puerta, retumbando como truenos, cruzando las murallas de la ciudad para atacar a las siete personas de facciones antiguas.

Lin Meng y el equipo de Qin Gu Chuan se despertaron. Dejaron de lado el asombro y comenzaron a contrarrestar.

Sus pequeñas manos expuestas de las mangas, agitando. Trozos de hojas de sauce revoloteaban en el aire. La luz verde inundó todo el cielo, tan hermosa como la esmeralda, liberando un halo hipnótico.

Era el tesoro del Nivel Sagrado de la Tierra Pura, la Oda de la Frondosidad, hecha de nueve mil hojas del sauce de diez mil años y otros cientos de materiales preciosos.

Las hojas de sauce se expandieron en una matriz mágica. Su vitalidad surgió como una vasta área de hojas verdes, cubriendo sus cabezas. Era tan grueso que incluso la luz del sol no podía atravesarlo.

La luz de los truenos se disparó desde las murallas de la ciudad, bombardeando la capa verde. Deslumbrantes chispas se dispersaron por todas partes como los fuegos artificiales más ardientes.

Ni Ruo, Qin Gu Chuan, Guan Hu y Lu Miao mostraban cara de enojo. Como estaban enfurecidos, los anillos de almacenamiento en sus dedos brillaban, liberando sus tesoros secretos.

Un tenaz y grande racimo gris de algodón apareció sobre la cabeza de Ni Ruo. Los hilos se estremecieron, creando una matriz mágica para disolver el trueno en el cielo.

Era el tesoro de Ni Ruo, condensado del aura asesina de las treinta y seis Cuevas Exterminadoras. El aura asesina surgió de los hilos de algodón, agrandando el cúmulo, cubriendo el área.

Qin Gu Chuan, Guan Hu y Lu Miao sacaron una pipa de jade, un tambor y una campana de bronce, convirtiéndose en tres rayos de luz diferentes sobre sus cabezas. Todos se lanzaron hacia Shi Yan en la pared de la ciudad.

 

 

Los tres guerreros del Reino Dios Verdadero unieron sus manos en un intento de matar a Shi Yan con un solo golpe.

En sus cabezas, Shi Yan se había convertido en el personaje más peligroso. Pensaron que cuando Shi Yan muriera, esta ciudad no podría realizar sus funciones defensivas. En ese momento, podrían romperla fácilmente.

Cada ciudad, que se estableció a partir de formaciones, barreras y restricciones, siempre tenía un centro de control controlado por la Conciencia del Alma.

Aparentemente, Shi Yan era el centro de control de la ciudad plateada. Una vez que cayó, el grupo del Emperador Yang Tian nunca podría tener el poder de promover el mejor poder de la ciudad plateada.

Ese sería el momento de la condena de la familia Yang. El equipo de Lin Meng pudo verlo.

Su estrategia era correcta, de hecho. Sin embargo, habían subestimado el poder de Shi Yan y la intimidación de la ciudad plateada.

La pipa de jade era desagradable para los oídos. El sonido era tan agudo que podía atravesar las almas de las personas. Bajo el impulso de un guerrero del Reino Dios Verdadero como Qin Gu Chuan, su poder se incrementó, lo que fortaleció su capacidad de arrebatar las almas de las personas.

El repiqueteo del tambor retumbó. Cada latido entraba en el Mar de la Conciencia de Shi Yan directamente. Si un guerrero del Reino Dios Verdadero común fuera golpeado con tal golpe, su Mar de Conciencia explotaría, su Conciencia del Alma se dispersaría, y su alma perecería en el acto.

Las campanas se ondulaban bajo la deslumbrante luz, expandiéndose como mareas crecientes. Trajo el poder torrencial del vasto mar. Este tipo de poder apremiante podría destrozar el cuerpo de un guerrero.

Qin Gu Chuan, Guan Hu y Lu Miao fueron los expertos del Reino Dios Verdadero. Cuando acumularon su poder para un ataque de muerte instantánea, incluso los guerreros del Reino Dios Verdadero como Di Shan y Li Zheng Rong podrían perecer.

Pero, Shi Yan no les tenía miedo.

La ola de ataque de la pipa de jade y el tambor había atravesado el Mar de la Conciencia de la gente. Eran los tesoros secretos de la clase del alma. Para otras personas, este tipo de ataque fue mucho más fuerte que los ataques físicos.

Sin embargo, usar ataques de almas para lidiar con Shi Yan fue la peor estrategia.

 

 

Shi Yan estaba tranquilo, reuniendo su energía. Su alma era firme, y su cuerpo inmóvil era como una roca masiva con los dos ataques.

Su alma huésped se movió, removiendo un poco su Mar de Conciencia. Las llamas de la Llama Devoradora de Almas de las Nueve Serenidades fueron liberadas, limpiando todos los ataques del alma que ingresan a su cuerpo.

Lo único que temía era la campana de bronce de Lu Miao. Esperando hasta que las ligeras ondas de la campana de bronce se precipitaron hacia él, se puso más solemne y extendió la mano para tocar la pared a su izquierda.

Se desencadenó una formación con forma de loto. Desde el centro del loto, los lotos translúcidos que parecían estar hechos de vidrio irradiaban deslumbrantemente con una furiosa fuerza de tracción.

El loto era como una boca que se abrió de repente. Desde la pared de la ciudad, se lanzó hacia adelante, tragando cada ondulación de la campana de bronce.

Sin embargo, después de que los lotos absorbieron la energía de la campana de bronce, explotaron uno por uno. Durante sus explosiones, las ondas de ataque de la campana se disolvieron.

El suelo de la ciudad plateada se estremeció varias veces, pero no fue nada significativo. Todo fue normal.

Shi Yan no se burló ni se rio. Mientras intentaba disolver el ataque de los tres guerreros del Reino Dios Verdadero, lanzó la Perla Reunión de Almas. Muchos hilos se extendieron, rodando la Perla Reunión de Almas, formando un círculo sobre las cabezas de las personas.

El poder del alma de muchos guerreros que fueron golpeados por las siete columnas de luz fue atraído hacia la Perla Reunión de Almas como el agua potable de una ballena.

Aprovechando la oportunidad, Shi Yan instó a su misterioso espíritu marcial. En tres segundos, había tomado una gran cantidad de Esencia de Qi. Él fue sacudido, y sus puntos de acupuntura se hincharon de inmediato.

En este momento, Shi Yan esbozó una gran sonrisa. "Si quieres romper esta ciudad, deberías esforzarte más. Con ese tipo de ataque, te aconsejo que no pierdas tu tiempo. Regresa al Dominio Secreto de Hielo y Fuego, no dejes que los paganos te maten y termines muriendo en vano aquí."

Luego, su cuerpo se hundió en la pared de la ciudad, como si se hubiera derretido en un charco, desapareciendo en la pared.

Los de  la Ciudad Ocho Purgatorios mantuvieron su silencio. No más brotes de fuerza brutal o tremendos ataques lanzados desde todas partes.

 

Lin Meng y Nie Ruo todavía estaban controlando sus tesoros secretos, creando la defensa ligera para evitar la próxima ola de ataques.

Qin Gu Chuan, Guan Hu y Lu Miao sintieron que los habían abofeteado. Sus caras estaban muecas, y sus ojos eran siniestros.

Frente a todos, los líderes de las cinco fuerzas se habían unido, pero no podían matar a Shi Yan ni dejar un agujero en la pared plateada. Habían dejado que Shi Yan se retirara fácilmente ... ¡Esto los desanimó!

"¡Demasiado arrogante! Si este niño no es asesinado, ¡será el mayor peligro para el Clan Humano!" Qin Gu Chuan era como un perro furioso. Se frotó las manos brutalmente, jadeando mientras hablaba a través de sus dientes apretados. "¡Debemos atacarlos más fuerte!"

Lin Meng, Ni Ruo, Guan Hu y Lu Miao asintieron. Llamas de ira ardieron en sus corazones, despertando sus despiadadas intenciones.

A tres millas de distancia, Yun Hao y Yu Wan Jiang no pudieron ocultar su susto. Miraron la ciudad plateada, que parecía hecha de hierro y acero, y no dijeron nada durante mucho tiempo.

Antes de llegar aquí, nadie había pensado que esta ciudad plateada era tan dura. No podían imaginar los extraños y malvados trucos de Shi Yan. La ciudad plateada podría disolver fácilmente un poderoso ataque de los tres guerreros del Reino Dios Verdadero.

No sabían que Shi Yan podría disolver la mayoría de los ataques del alma. Pensaron que el gran poder de Shi Yan había dependido de la Ciudad Ocho Purgatorios.

"Maestro Yun, dijiste ... Shi Yan's considera a la gente del Culto Radiante Divino. Y ha cultivado la Ejecución Estelar del Culto Radiante Divino. Asumo que el método para construir esta ciudad también es de tu secta, ¿eh?" Yu Wan Jiang contempló por un momento y luego le preguntó en voz baja.

Yun Hao tenía una cara extraña. Él negó con la cabeza con una sonrisa forzada. "Cultiva la Ejecución Estelar. Sin embargo, es solo una parte de su poder. Tiene muchos trucos ... Incluso yo no puedo entenderlo." 

Yu Wan Jiang reflexionó. Más tarde, sonrió. "Creo que nuestra decisión fue correcta, entonces. Creo que si quieren romper la ciudad, tendrán que derramar un poco de sangre."

Yun Hao dijo con un semblante rígido. "¡Nunca subestimes al grupo de Lin Meng! Cuando se excitan, pueden explotar con tremendo poder. Además, tienen tesoros secretos divinos que aún no han usado. Todos ellos están frenando su verdadero poder."

 

 

La cara de Yu Wan Jiang era pesada. Suspiró, "Sí, claro. Si Lin Meng y los demás se enfurecen y usan los tesoros divinos, me temo que esta ciudad se romperá rápidamente."

Detrás de Yun Hao y Yu Wan Jiang, Leng Dan Qing y Shuang Zhu Yu tenían caras alegres. Miraron todo con admiración, mientras luces extrañas brillaban en sus hermosos ojos.

Después de que llegaron, estos dos todavía estaban preocupados de que Shi Yan no tuviera ningún poder para defenderse, y que el equipo de las siete facciones antiguas de Lin Meng rompería la ciudad de inmediato y destruiría su alma.

En la Gran Tierra Divina, el equipo de las siete facciones antiguas de Lin Meng representaba el poder invencible. 

Aunque Shi Yan era fuerte, todavía era joven. Estaba en un reino más bajo que los demás. Tal brecha hizo que las dos mujeres se preocuparan por él. Cuando comenzó la batalla, no se atrevieron a mirar.

Sin embargo, estaba más allá de su imaginación, que una vez que Shi Yan tomó medidas, fue tan reverberante como un trueno. Había causado una gran pérdida en el grupo de Lin Meng.

Sin embargo, las mujeres estaban más asombradas de que Shi Yan pudiera quedarse quieto bajo los ataques de Qin Gu Chuan y los otros dos. Además, disolvió los ataques fácilmente y se retiró a la ciudad plateada.

Estos cambios fueron como una píldora que se les dio, lo que los relajó.

Zhu Yi, Bei Si, Bei Di y los demás quedaron asombrados. La luz brillaba en sus ojos cuando se sintieron complicados.

El poder que Shi Yan había traído los había conmocionado profundamente. En este momento, reconocieron que la decisión de no unirse a esta batalla fue la mejor decisión que tomaron en toda su vida. 

"Qi Tian Oldie tiene una visión amplia. Es una suerte que lo hayamos escuchado. De lo contrario, ahora seríamos cadáveres."

Las pequeñas fuerzas que se retiraron debido a Long Zhu se sintieron asustadas. También se sintieron afortunados de no haberse mezclado con el grupo de Lin Meng.

La intimidación que la ciudad plateada les mostró no les ahorró ninguna vacilación. Ahora, simplemente deseaban mantenerse lo más lejos posible del problema.

 ______________________________________________________________________

 

 

Traducido y Editado Por Gasaraki

 

Login Form

CrewChat