buscar

Home

LOTSS: Capítulo 59 - ¡No soy un proscrito!

 

Traducido por Gasaraki

_______________________________________________________

Capítulo 59 -  ¡No soy un proscrito!

Ye Chong estaba absolutamente aterrorizado. Cambió la dirección de su motor en pánico y aterrizó el F-58 con dureza. Zeep! El láser blanco pasó rozando la frente del F-58 y creó un cráter de aspecto sin fondo en el suelo, humeante.

 

La inmensa fuerza hizo que el F-58 aterrizara como una bestia en cuatro pies, para amortiguar la presión producida debido al giro brusco. Y casi inmediatamente después, el F-58 se lanzó como un jaguar hacia la multitud.

 

Ye Chong había cambiado al modo terrestre del F-58 y se consideraba familiar con la dinámica detrás de la bestia. Lo dominó rápidamente y se movió con fluidez. Había un cierto ritmo en su carrera. El F-58 también se construyó con un sistema de almacenamiento intermedio de vanguardia, por lo que a Ye Chong le resultó más fácil pilotarlo en tierra. Imagínese tropezar en la jungla urbana sin él, Ye Chong podría necesitar una bolsa de comodidad y toda la mismísima cantidad de energía que queda podría ir al desagüe junto con sus vómitos.

 

El mech blanco fue alertado por algo cuando dejó de disparar. Él solo siguió a Ye Chong en silencio.

 

Ye Chong había ajustado completamente la postura del F-58 después de un tiempo, pero permaneció muy cerca del suelo, con las piernas dobladas. Ciertamente, una postura muy extraña para volar... Ye Chong estaba desamparado de esto en realidad. F-58 estaba desarmado y mantener la misma altura con el francotirador sería fatal. Solo podía intentar derribar al francotirador volando muy bajo. Esa era su mera esperanza de defenderse o de lo contrario... correría por su vida y probablemente lo maten y no más. Hubo muchos momentos en los que se pudo haber realizado un disparo, pero nunca sucedió. Ye Chong estaba confundido. ¿Qué lo estaba deteniendo? ¿O fue una señorita?

 

Ye Chong nunca dejaría escapar la oportunidad si fuera el cazador. Él dispararía en cada momento posible para clavar al enemigo. Eso era lo que le había enseñado vivir en el Planeta de Basura todos estos años: la ley de supervivencia suprema, descarada, cruda, primordial. Creía que tal ley podría no ser realmente aplicable en esta sociedad, especialmente después del incidente del día anterior, pero creía que había muchas más cosas desconocidas para él. No encontró lo desconocido, literalmente fue arrojado a lo desconocido. Por lo tanto, al igual que lo que harían todos los humanos, elegiría el método en el que confiaba y sabía lo mejor para conquistar lo desconocido.

 

Bueno, parecía que Ye Chong todavía tenía un largo viaje por el camino para entender a la sociedad y cambiarse a sí mismo...

 

Las piernas curvadas pueden parecer incómodas, sin embargo, sería la forma más efectiva hasta el momento de esquivar cualquier haz entrante cambiando el rumbo con el salto de las piernas.

 

Podría ser una oportunidad de oro para tener algunos trucos de circo, pero a Ye Chong no le gustó la idea. El salto ondulado no ordenado, el clásico Thomas's Spin, ¡siempre hay momentos para aquellos pero no ahora! ¡Si quisiera suicidarme, hay mejores maneras! Pensó Ye Chong mientras cambiaba su dirección de vez en cuando entre los edificios densamente agrupados en un intento de confundir al oponente. ¡Esto también le daría una cobertura temporal!

 

El mech blanco parecía no tener ningún contador para esto. Se mantuvo en alto siguiendo a Ye Chong. Ye Chong bajó cada vez más y trató de elegir lugares con más edificios. Eso fue un dolor de cabeza para el mech blanco porque Ye Chong viajaba como un fantasma, escabulléndose de un lugar a otro. Lo más probable es que lo extrañaría si bajara su mech en la carrera.

 

¡De la nada, el mech negro frente a él desapareció!

 

Ye Chong realmente descubrió un edificio gigante al frente, una base extremadamente alta. Él tuvo una idea y corrió hacia la esquina del edificio. Justo cuando el mech blanco lo perdió, saltó fuera de la cabina instantáneamente y retorció al F-58 de vuelta a la dimensión alternativa antes de tocar el suelo. La gente lo miraba perpleja. Rápidamente se sumergió en la multitud y desapareció.

 

Caminó con la corriente y miró cautelosamente al mech blanco, deteniéndose en el cielo unas cuantas veces en el camino, "Tuviste que mejorar, supongo." Mu elogió.

 

"Bueno, esto es lo mejor que pude lograr." Ye Chong respondió.

 

"La ubicación para reclamar su tarjeta está justo en el edificio central a 500 metros."

 

"Lo tengo."

El edificio central tenía alrededor de 300 pisos de altura, cubierto de textura metálica con vidrios de color azul oscuro. Era un edificio futurista en colores fríos. Y parecía haber un espacio de estacionamiento para aviones mecánicos o en miniatura en cada 3 pisos.

 

El interior estaba suavemente iluminado, decorado con paredes de plata e innumerables cubículos separados por tabiques de vidrio, ambos transparentes y medio transparentes. El lobby contenía una serie de proyectores de hologramas que seguían implementando los procedimientos de cualquier forma de aplicación. También había algunos procesadores cerca para la consulta de los clientes.

 

Ye Chong caminó a uno de los quioscos allí. Sus huellas digitales fueron escaneadas junto con su retina, seguidas de su estructura esquelética. También se realizó una exploración diprótica. Estos fueron los procedimientos esenciales para fines de verificación. Y la identidad de Ye Chong fue probada.

 

"La aplicación de recreación de su documento de identidad se ha completado. Puede recibir su tarjeta a su derecha. Cuídela bien y si la vuelve a perder, acuda a nosotros pronto." Una voz mecánica de una mujer sonó en el quiosco después del proceso de verificación. ¡Thup! Una tarjeta verde claro fue escupida de la máquina automática, "¡Que tengas un buen día!"

 

Miró su tarjeta con curiosidad. Era aproximadamente del tamaño de su muñeca, ligeramente más pequeña. "Sí, este es su documento de identificación. Ya no es un delincuente. Esto me llevó mucho más tiempo de lo que pensaba. La seguridad en el centro de información de la residencia era difícil de superar. Me costó un gran esfuerzo solo para entrar. ¡Casi me atrapan también! Pero afortunadamente soy rápido." Él se rió con orgullo.

 

La tarjeta contenía su nombre completo, sexo y otra información personal. También había un logo único de galaxia Fal. La tarjeta de identidad se puede ajustar después de la verificación de huellas digitales para obtener el núcleo de la tarjeta, que es el microchip. El chip podría colocarse en un tipo específico de decodificador para obtener más datos. Bueno, por supuesto, esto solo fue útil para departamentos específicos.

 

Ye Chong guardó su tarjeta cuidadosamente.

 

Salió del edificio y se dirigió a su tienda. La primera ola de clientes llegaría pronto. ¡Tenía que volver rápido! Estuvo tentado de volver a convocar al F-58, sin embargo... Ye Chong miró a su alrededor. El mech blanco podría estar mirando desde cualquier lugar. No querría otra ronda de carrera imprudente hacia lo desconocido...

 

¿Por qué motivo ese mech blanco quería matarme tanto? ¿Qué hice mal?

 

Ye Chong estaba desconcertado. Algunos pueden haber sugerido el uso de Mu, pero esa idea estaba fuera del alcance de Ye Chong, teniendo en cuenta que Mu era tan atrevido como para no permitirle viajar en caso de emergencia. Suspiro. ¡Caminaría sobre sus pies. ¡Corrió rápidamente, todo el camino hasta la tienda!

 

Los peatones que estaban a un costado sostenían sus pasos mientras miraban pasar a un corredor de caminos.

 

"¿Qué diablos? ¡Esto es imposible!"

 

"¡Es demasiado rápido!"

 

"¿Estoy drogado? ¿Estoy viendo cosas?"

 

Probablemente estaban pensando en estos pensamientos mientras miraban a un hombre adulto corriendo por la calle en un retumbo.

 

Ye Chong tuvo que apresurarse porque los clientes inundaron la tienda recientemente y la mayoría de ellos eran clientes habituales y recurrentes.

 

¡Lo hice!

Justo antes de que la primera ola de clientes hambrientos se inmiscuyera.

 

Eso fue un milagro, hasta... estar  cansado... Los clientes de la tienda eran muy conscientes de sí mismos. Había solo 32 asientos en la tienda del abuelo Qian. Entonces, cualquiera podía decir que los asientos eran muy insuficientes y los clientes se marcharon en cuanto terminaron la comida. Nunca se quedaron y dieron los asientos a los próximos clientes. Estuvo bien pero... eso simplemente no le dio un momento a Ye Chong para recuperar el aliento. Por lo general, era mucho más enérgico, sin embargo, se agotó demasiado durante la fuga de la mañana.

 

"Pareces agotado, mi niño. ¿Estás bien?" El abuelo Qian preguntó inquieto al ver que Ye Chong no era el mismo de siempre. "Sí, sí, estoy bien." Esa fue su respuesta para cada consideración que recibió ese día.

 

Hasta que el último cliente salió satisfecho, finalmente comenzaron a comer.

 

El arroz sabía más dulce de lo normal. Todo se sintió más sabroso. Ye Chong hizo gárgaras en la sopa.

 

En medio del ocio, alguien golpeó el lugar.

Login Form

CrewChat