Home

TDE: Capítulo 11 - La familia Axier

 

Traducido por carlosdaniel1990

Edición Gasaraki

_____________________________________________-
Capítulo 11 - La familia Axier

Sentado en una postura relajada, Calron esperó ansiosamente a que Elías siguiera hablando.

 

"Antes de comenzar su capacitación en artes marciales, debe aprender algo sobre los llamados Legados."

 

Elías dijo en un tono serio.

 

Calron inmediatamente se enderezó al saber cuán misteriosos eran los legados y el poder que tenían en el mundo marcial. Aunque no conocía todos los detalles sobre los diferentes legados, estaba claro que solo las personas más poderosas los poseían.

 

Cada herencia individual fue única, ya que cada uno siguió un camino diferente de entrenamiento marcial como el camino de puño, espada, lanza, etc.

 

Había muchos elementalistas que practicaban artes marciales, pero solo los discípulos más talentosos y directos de su Maestro podían heredar un legado.

 

En una pelea entre un Artista Marcial y un Heredero de Legado, el que tiene el legado siempre gana sin importar cuán débil sea su legado. Este era el poder de heredar un legado.

"Niño, es posible que hayas escuchado varias cosas sobre los legados antes, pero ¿conoces la verdadera razón por la cual los Herederos de Legados son mucho más fuertes que sus pares?"

 

Calron negó con la cabeza en respuesta a la pregunta.

 

"Es porque un legado cultiva tu espíritu de batalla y tu intención de matar".

 

Calron estaba completamente atónito y miró a su Maestro.

 

Él sabía exactamente lo que significaba. Para cultivar tu espíritu de lucha o tu intención de matar, uno debería experimentar batallas que ponen en peligro la vida a diario y matar sin piedad.

 

Para un niño de ocho años, era horrible pensar que pronto tendría que empezar a matar sin pensar.

 

En ese momento, Calron se dio cuenta de por qué una atmósfera salvaje y violenta de vez en cuando rodeaba a su Maestro. Fue porque incluso sin liberar su intención asesina, su Maestro ya había llegado a un punto en el que su mera presencia liberaba la incontrolada sed de sangre en él.

Al ver la sangre salir de la cara de su discípulo, Elías pudo adivinar la dirección de los pensamientos de Calron, pero no hizo ningún movimiento para consolarlo. Calron tuvo que superar su miedo a matar a otros en este momento; de lo contrario, en el futuro, dudaría en matar a un enemigo y eso sería una muerte segura para él.

 

Aunque sentía lástima por su discípulo, este era el camino de su legado y Elías era aún más joven que Calron cuando su padre comenzó a entrenarlo.

 

Incluso la Voz dentro de la mente de Calron permaneció en silencio a través de esto. Naturalmente entendía el dilema del niño, pero sabía que en el futuro de Calron habría innumerables masacres y personas poderosas detrás de él, así que solo podía esperar que Calron estuviera preparado para entonces.

 

Mientras tanto, los pensamientos de Calron se estaban volviendo locos y su horror al ver a los asesinos asesinados el día anterior voló por su mente una vez más. Aunque a veces era frío e indiferente con los demás, todavía era un niño de ocho años.

 

¿Realmente podría matar gente? ¿Realmente podría mirar a los ojos sin vida de los que él había matado?

 

No, no podía. Absolutamente no.

 

Pensamientos como estos recorrieron la mente de Calron mientras Elías lo esperaba pacientemente.

 

"Padre... Madre... ¿Qué debería hacer?"

 

De repente, un relámpago azul surgió en la mente de Calron, que hizo añicos todos sus vacilantes pensamientos. Su mente inmediatamente recuperó la compostura, y sus pensamientos se aclararon abruptamente.

 

Hace mucho tiempo juró vengarse de los que lastimaron a su familia, y ya había decidido embarcarse en el camino del derramamiento de sangre hace mucho tiempo, entonces ¿por qué estaba dudando ahora?

 

¿Sus enemigos le darían una oportunidad en la vida? ¿Se detuvieron a sí mismos de explotar a su padre?

 

¡No!

 

En este mundo, ¿cuántos mirarían con desprecio a Calron y su elemento Relámpago? ¿Le mostrarían misericordia, una persona nacida para ser un sirviente?

 

¡NO!

 

No había lugar para la piedad en este mundo cruel.

 

Los fuertes hacían las reglas y los débiles la seguían. Si este era el camino que tenía que tomar para vengarse, entonces con mucho gusto desecharía su humanidad.

La misma humanidad que lo abandonó a él y a su familia, y la misma humanidad que nunca se les mostró.

Lentamente, una expresión determinada se formó en la cara de Calron y Elías sonrió ante esta vista, ya que sabía que el que heredaría su legado finalmente estaba aquí.

 

Arrodillado en el césped delante del niño, Elías colocó lentamente su mano derecha sobre la cabeza de Calron y miró ferozmente a los ojos negros de su discípulo. Al ver una resolución inequívoca allí, afirmó en un tono sombrío.

 

"Desde hoy en adelante, caminarás en el camino de la sangre. Destrucción y Carnicería serán tus hermanos juramentados y te seguirán adonde vayas. Que el Dios de la Guerra lo bendiga y lo mire favorablemente y le dé valor a su valor. Yo, Elías Salazar Xuria, lo reconozco como mi Heredero y le doy mi testamento y legado. ¿Aceptas?"

"Sí, Maestro".

 

Luego, Elías le cortó la palma de la mano con un pequeño cuchillo y colocó su palma sobre la frente de Calron, con la sangre goteando sobre sus ojos.

 

"La primera sangre ha sido derramada, y a partir de este día, recorrerás el camino del legado de mi familia; el legado de sangre Vamos a empezar."

……………………………

 

Mientras tanto, en la Casa Axier, se podía escuchar una conmoción desde el interior de la habitación del Jefe de la familia.

 

*CHOQUE*

 

"¿Qué quieres decir con que simplemente desaparecieron?"

 

Una voz escalofriante susurró al hombre arrodillado en el suelo.

 

El hombre arrodillado vestía ropas muy similares a las de los asesinos que habían intentado matar a Calron.

 

El hombre sentado en el trono tenía la cabeza llena de cabello gris plateado y una barba recortada. Su cara estaba cortada como una escultura de piedra, llena de bordes afilados y sin suavidad. Aunque el hombre no podía etiquetarse como guapo, había cierta dignidad noble en su estatura y aura. Sin embargo, en este momento, solo se podía ver una ira escalofriante en su rostro.

 

Tembloroso bajo la presión que emanaba del hombre canoso, el asesino solo podía tragar saliva y rezar a cualquiera de los dioses que escuchara por un día más de vida.

 

"Mi Señor, todos estaban protegiendo a la pequeña dama, pero los tres nunca informaron a la mañana siguiente. Los otros estacionados en la escuela tampoco sabían a dónde iban. Pero… "

Bajo la mirada del hombre gigante, el asesino habló apresuradamente.

 

"Pero hubo una conmoción con respecto a Señorita Felice, donde un muchacho la humilló delante de sus amigos. Aunque la pequeña dama estaba a salvo, ¡fue después de ese incidente que los tres que la custodiaban desaparecieron de repente! Como no podemos detectarlos, me temo que probablemente hayan muerto hace un tiempo. Sospecho que un enemigo sabía del Cuerpo de las Sombras estacionado allí y tomó medidas”.

 

Silencio.

 

Finalmente, el hombre habló.

 

"Investigue a los responsables de esto y tráigalos a mí. Usa tantos hombres como necesites. En cuanto al chico, déjalo en paz. Felice necesita aprender a estar sola, y no siempre puedo satisfacer sus caprichos. ¡Ahora vete!"

 

Bajo la intensidad de los ardientes ojos azul-árticos del hombre, el asesino se inclinó tembloroso una vez, y luego desapareció de inmediato en la noche.

 

Si Calron estuviera aquí, entonces definitivamente habría reconocido esos ojos helados ya que eran casi exactamente los mismos que la chica linda que había humillado la noche anterior.

Login Form

CrewChat