buscar

Home

TDE: Capítulo 04 - Genio naturalmente nato

Mientras Calron todavía estaba absorbiendo la esencia, la Voz de repente envió un pensamiento hacia él.

“Junta tanto el primer y quinto dedo uno contra el otro, y luego extiende todos los dedos lo más ancho que puedas, con las yemas tocándose”. 

Calron se adaptó de inmediato, y en pocos segundos, sintió que una repentina oleada de esencia se absorbía en su cuerpo a un ritmo alarmante, mientras el relámpago alrededor de su cuerpo se hacía mucho más activo.

El Anciano miró con asombro el ritmo de la esencia absorbida por Calron.

El hecho asombroso no era la cantidad de esencia que Calron cultivaba, como cualquier otro cultivador podía reunir esta cantidad de esencia, pero eso era sólo para los otros cuatro elementos.

La cantidad de la esencia del rayo era naturalmente escasa en el ambiente, y ésta era una de las razones principales por las que los cultivadores de Rayo eran considerados como los más débiles, ya que siempre serían incapaces de reunir la inmensa cantidad de esencia necesaria para hacer un gran avance desde la etapa espiritual.

Sin embargo, esta regla no parecía aplicable al niño.

Un genio. ¡Un verdadero genio había aparecido!

Mientras tanto, Calron siguió cultivándose, ignorando completamente los pensamientos excitados del Anciano. La Voz permaneció en silencio después de haber dado el consejo, ya que no quería distraer a Calron durante su proceso de cultivo.

Este fue un momento importante para el niño, ya que éste sería el comienzo de su viaje hacia el mundo de la cultivación.

Su cuerpo comenzaría lentamente a familiarizarse con la esencia absorbida y el sentimiento de que circula alrededor de sus venas espirituales. Cualquier error en este punto afectaría grandemente su avance futuro del cultivo.

Después de unos quince minutos, Calron finalmente abrió los ojos y sólo por una fracción de segundo, una oleada de relámpagos azules parpadeó en sus oscuros ojos negros.

Afortunadamente, el Anciano no notó el cambio en los ojos del niño, mientras miraba atentamente la formación de manos de Calron.

“¿Por qué has cambiado de repente la posición de tus manos en medio del cultivo, Calron?”.

El Viejo preguntó con un tinte de sorpresa y emoción en su voz.

Calron no quería mencionar la existencia de la Voz en su cabeza, así que respondió inocentemente.

"No lo sé, Anciano, me pareció más fácil poner mis manos en esa posición. Lo siento si hice algo mal”.

Fingiendo ser manso y despreocupado para no despertar ninguna sospecha, la mente de ocho años de Calron ya estaba a punto de entrar en el camino de la astucia.

“No, muchacho, no hiciste nada malo. Solo me sorprendió”.

El Anciano respondió con un tono amable al sentir el nerviosismo del muchacho.

Mirando el rostro inocente y rechoncho de Calron, ¿quién sospecharía que era capaz de engañar a los demás?

“Tienes un talento natural, Calron. Con la ayuda de las píldoras de cultivo, estoy seguro de que definitivamente llegaras al pico de la etapa espiritual. "

El Anciano sabía que no importaba cuán impactante fuera el talento de Calron, para poder atravesar el reino Vajra, un cultivador requeriría una inmensa cantidad de esencia, y como un cultivador del reyo, Calron nunca tendría esa oportunidad.

Un elementalista de agua en el reino espiritual tuvo que sumergirse dentro de un lago o un río, y continuamente dejando que su cuerpo absorbiera la esencia de agua durante el avance para atravesar con éxito el reino Vajra.

Un cultivador de rayos, por otro lado, nunca podría lograr esto sin importar cuán talentosos fueran, ya que el cuerpo de un mortal era incapaz de soportar el poder vicioso y violento del rayo.

"Le pediré al Señor Regis que patrocine una pastilla de cultivo extra para usted cada semana, ya que aumentará su ritmo de cultivo a pasos agigantados, lo que le permitirá, al menos, poder competir con los otros discípulos externos en el reino espiritual. Incluso si el Señor no te patrocina, personalmente lo haré”.

El anciano le transmitió sinceramente a Calron.

¡Calron quedó completamente asombrado!

Sabía exactamente lo caro que era una sola pastilla de cultivo, ya que se podría vender fácilmente por diez piezas de oro por pastilla. Solo los ricos podían permitirse el lujo de usar estas píldoras para el cultivo, ¿qué plebeyo podría tener hasta cinco piezas de oro?

Al ver la expresión en la cara de Calron, el Anciano adivinó lo que estaba pasando por la mente del niño.

"Estoy seguro de que Regis aceptaría cuando le digo que podrás alcanzar al menos la tercera etapa del reino espiritual en los dos años que estarás estudiando aquí. Ahora, espera un momento, y llamaré a uno de los discípulos externos para que te lleve a tu alojamiento”.

El anciano dijo suavemente mientras salía de la habitación.

Calron estaba seguro de que el Señor Regis no dudaría en patrocinar otra pastilla de cultivo para él, especialmente si eso significaba que Calron podría avanzar mucho más rápido, y que pronto trabajaría para él.

Aunque una sola pastilla de cultivo era costosa para un plebeyo, ni siquiera valía la pena mencionar una cantidad de diez piezas de oro en comparación con la riqueza del Señor de la ciudad.

El Anciano pronto regresó después de un rato y presentó a Calron a un niño mayor con una túnica gris.

"Calron, este es Tal, y él te llevará a tu alojamiento ahora. También te mostrará los edificios con los que necesita familiarizarse y las reglas importantes de la escuela. Eres libre de entrenar como quieras, pero sugiero encontrar un Maestro Marcial. Habrá un torneo al final de cada seis meses, y se requiere que todos los discípulos participen”.

El anciano terminó su discurso e hizo un gesto para que Tal tomara a Calron.

Tal le indicó a Calron que lo siguiera y comenzó a caminar hacia el final del edificio.

"Entonces, tu nombre es Calron, ¿verdad? Los guardias en la puerta de entrada dijeron que eras un elementalista del rayo, ¿verdad? ".

Tal preguntó curiosamente mientras caminaba hacia una serie de chozas pequeñas, mientras unos jóvenes con túnicas grises conversaban cerca de ellos.

"Sí, mi nombre es Calron, y también soy un elementalista del rayo".

Calron respondió con calma y echó un rápido vistazo a Tal.

El chico mayor parecía tener trece años y tenía el pelo rubio corto con ojos verdes oscuros. Por la forma en que el chico mayor se llevaba consigo, Calron supuso que Tal provenía de una familia adinerada o noble.

Al escuchar la respuesta de Calron, Tal tuvo una expresión sorprendida en su rostro.

La razón de la expresión de Tal fue porque los elementalistas del rayo casi nunca fueron aceptados en ninguna escuela influyente. Solo las escuelas de nivel inferior se molestarían en aceptarlos y, a veces, ni siquiera aceptarían a los elementalistas del rayo.

La escuela Jabalíes Rojos era una escuela de nivel medio en la ciudad de Vernia, por lo que fue extremadamente sorprendente que hubieran tomado un cultivador de rayos.

Todas las escuelas y sectas en el continente luchaban constantemente para ser la fuerza más poderosa en Agatha y para alcanzar la cúspide, necesitaban a la élite de las élites y esto solo fue posible a través de la crianza de discípulos talentosos en sus escuelas. Entonces, ¿qué escuela superior incluso echaría un vistazo a un elementalista del rayo?

Tal acababa de asumir que Calron de que era un cultivador de rayos era simplemente un rumor, pero cuando la misma persona en cuestión lo confirmó, ¿cómo podría él mismo dudar de él?

Después de unos minutos, finalmente llegaron a un pasillo vacío con cabañas de aspecto lamentable en el costado. Tal señaló hacia una de las pequeñas cabañas y dijo.

"Esta es tu habitación, Calron. La túnica de tu discípulo también debe estar dentro, así que póntelo pronto, ya que todos los discípulos deben usarla. Eres libre de hacer lo que quieras, pero te sugiero que comas en el salón de reuniones antes de que se termine la comida”.

Sin embargo, justo cuando Tal estaba a punto de irse, el chico mayor de repente dio media vuelta y dijo tranquilamente.

"No es asunto mío, pero mantente alejado de los otros discípulos, Calron. Tienen mucho orgullo y muchos de ellos provienen de familias influyentes, por lo que no les irá bien a un elementalista del rayo entre ellos”.

Con esa abrupta advertencia, Tal dejó a Calron en sus pensamientos.

Calron entró lentamente en su choza y cerró la puerta detrás de él.

La cabaña estaba completamente desnuda, con sólo una cama individual y una estera de mala calidad en el piso áspero. A pesar de que parecía menuda y pequeña, para Calron, era perfecta, ya que no tenía que compartirlo con nadie.

Calron inmediatamente saltó a la cama y soltó un suspiro de contenido mientras se deleitaba en la suave sensación del colchón.

"Oye, Voz, ¿cómo supiste sobre las posiciones de las manos de las que me hablaste antes?"

Calron preguntó curiosamente a la voz una vez que finalmente estaban solos.

Aunque Calron no entendía la razón de por qué el Anciano estaba tan asombrado, instintivamente adivinó que era por esas posiciones de manos específicas que la Voz le había enseñado.

“Chico, realmente necesitas dejar de llamarme 'Voz', llámame 'Maestro' en su lugar. Me gusta 'Maestro'. Me hace sonar sofisticado... “

La Voz interrumpió irritada.

Al ver que la Voz obviamente sabía mucho más sobre el cultivo que el Anciano, Calron decidió que estaba bien llamar a la Voz su "Maestro". Además, la Voz no era nada como esa gorda Ronny que le había enseñado números y contando en la aldea.

"Muy bien, ahora te llamaré Maestro. Así que, ¡enséñame más sobre el cultivo! ".

Calron rogó, mientras gritaba con entusiasmo a su nuevo Maestro.

Login Form

CrewChat