buscar

Home

TDE: PRÓLOGO|

Traducido por Nameless

_______________________________________________________

PRÓLOGO|

“Lo siento, Elaine.”

La vieja partera dijo tristemente mientras contemplaba a la pálida mujer que yacía sobre la alfombra sucia. Se juntaron manchas de sangre oscura alrededor de esta mujer pálida que parecía estar al borde de sus últimas respiraciones.

Con suavidad sosteniendo al bebé muerto en sus manos ensangrentadas, la vieja partera colocó lentamente al niño en los brazos de su madre. Mientras tanto, un niño pequeño y rizado estaba arrodillado al lado de la mujer moribunda mientras sujetaba firmemente una de sus manos.

Era como si el niño tuviera miedo de perder el calor de su mano para siempre.

El muchacho tenía el pelo de color de medianoche y los ojos igual de oscuros. Con corrientes de lágrimas rodando por sus mejillas, él arrugó su rostro infantil en un intento de parecer valiente, pero su fachada se derrumbó inmediatamente cuando vio a su madre luchando con su siguiente aliento.

"Madre…"

El chico se ahogó en sus palabras, haciendo que su voz crujiera.

Un zarcillo (tallo) de esencia de luz azul lentamente se unió alrededor de las manos de la partera de edad como ella desesperadamente trató de curar a la mujer moribunda con su elemento. Después de unos segundos, la sangre parecía dejar de fluir de la mujer pálida, pero estaba claro que no había impedimento del resultado inevitable que pronto ocurriría.

“Calron, ven a conocer a tu hermanita.”

La pálida mujer murmuró suavemente mientras inclinaba ligeramente la cabeza para mirar a su hijo de ocho años que lloriqueaba junto a ella.

Alcanzando un brazo tembloroso, la mujer rozó cálidamente su palma contra las húmedas mejillas de su hijo. Sintió que su alma empezaba a desmoronarse al saber que pronto dejaría a su hijo huérfano en este mundo tan cruel.

El chico dejó de llorar en cuanto sintió el tacto de su madre en su rostro.

Esta fue la mujer que lo trajo a este mundo y el que le mostró las verdaderas profundidades de amor y compasión. Al notar el inmóvil bebé cubierto de sangre en el abrazo de su madre, el niño sintió que su corazón estaba siendo aplastado lentamente por la agonía.

Robada la oportunidad de tomar un solo suspiro en esta palabra, su hermana nunca sabría quién era su hermano, o experimentar lo que se sentía como estar vivo.

De repente, la madre del niño comenzó a toser incontrolablemente mientras luchaba por respirar.

"¡Madre!"

El chico de pelo oscuro gritó frenéticamente en pánico.

"Está bien, Cal... mamá está bien... solo necesita descansar un poco."

La mujer dijo suavemente, tratando de tranquilizar a su hijo. Con su mano temblorosa, extendió la mano para limpiar las lágrimas de las mejillas de su hijo.

"Cal, deja este lugar después de que mamá se haya ido... esas personas pronto vendrán aquí para atormentarte... como lo hicieron con tu padre...”

El niño asintió lentamente en respuesta al deseo de su madre, pero una feroz determinación comenzó a extenderse por su rostro cuando pensó en las personas de las que hablaba su madre.

Después de la muerte de su padre hace unos meses, el muchacho ya había experimentado la sensación de pérdida en una tierna edad, y la pena en su diminuto corazón no podía soportar el dolor de otra pérdida tan pronto.

¿Cómo podría simplemente dejar este lugar?

Esa gente no sólo había causado la muerte de sus padres, sino que también había negado que su pequeña hermana sintiera la calidez de su familia.

El destino era cruel.

El destino era inútil.

Sólo la fuerza era eterna.

El muchacho de pelo oscuro apretó firmemente sus diminutos puños, mientras sus uñas penetraron en su propia piel dibujando líneas de sangre.

A medida que las pequeñas gotas de líquido carmesí goteaban en el suelo, una semilla de venganza comenzó a arraigarse dentro del corazón del niño.

"Mantén el medallón seguro, Cal... fue la herencia de la familia de tu padre...”

La suave voz de su madre sacudió abruptamente al niño de sus pensamientos furiosos.

El muchacho de cabello oscuro agarró firmemente el medallón en forma de pájaro en su cuello, y lentamente asintió con la cabeza a su madre mientras limpiaba sus lágrimas en su hombro.

La mujer pálida abrazó con lágrimas al pequeño bebé hasta su pecho, y luego levemente levantó la cabeza de la estera para besar tiernamente a su hijo en la frente.

Amablemente la miró a los ojos, la mujer acarició la cabeza de su hijo por última vez. Lentamente, cerrando los ojos, la madre del niño suspiró su último aliento de vida.

Todo el tiempo pareció detenerse.

Silencio.

Un grito desgarrador de un niño pequeño resonó en toda la zona, ya que rompió el silencio del mundo.


ÍNDICE | SIGUIENTE 

Login Form

CrewChat