buscar

Home

PMG: Capítulo 1872 - Dos personas

Capítulo 1872 - Dos personas

Las fuerzas se reunieron. Los cinco grandes emperadores del infierno miraron a la multitud desde el cielo.

Sin embargo, el número de personas de los cinco grupos no fue homogéneo. Por ejemplo, parecía que casi no quedaba nadie de Gran Ciudad Imperial Song  y Ciudad Taishan.

El ministro Uptala se veía tranquilo y sereno a pesar de que quedaban muy pocas personas de Gran Ciudad Imperial Song. La guerra también se refería a la muerte. Las batallas por conquistar territorios solo podían ser crueles. Los más fuertes sobrevivieron, los más débiles murieron. Ese era su destino y él no podía hacer nada al respecto.

“¿Quién se unió para matar a mi gente?” Exigió el gran emperador de la ciudad Taishan. ¡Ya habían perdido! ¡Quería saber quién había matado a su gente!

“¡Si fueras tú, solo dilo!”, Gritó un subordinado del gran emperador del Infierno de Taishan.

"¡No hicimos nada!", Respondió el cultivador fuerte de la ciudad Chu Jiang con indiferencia. Los demás permanecieron en silencio. El fuerte cultivador de la ciudad Taishan frunció el ceño. ¡Que extraño! ¿Cómo pudieron sus guerreros haber desaparecido así?

"Muchos cultivadores fuertes vinieron aquí. La ciudad Chu Jiang perdió la menor cantidad de personas. Han ganado " Dijo el emperador del infierno de alto nivel de la ciudad Qinguang. Aparentemente habían ganado la batalla de los emperadores del infierno de alto nivel.

"Estoy de acuerdo." Dijo el gran emperador del infierno de la ciudad Taishan con indiferencia. Ellos ignoraron completamente la Gran Ciudad Imperial Song, a la que ya no le quedaba nadie. Luego, miraron al gran emperador del infierno de la ciudad Pingdeng.

"También estoy de acuerdo." Dijo el gran emperador de la ciudad Pingdeng.

El cultivador fuerte de la ciudad Chu Jiang sonrió: “¡Así que ganamos! ¡Estupendo!"

Sin embargo, en ese momento, dos personas llegaron en un destello de luz. La multitud se dio la vuelta y vio a un ciego y un emperador de bajo nivel.

"¡La Gran Ciudad Imperial Song se niega a rendirse!", Dijo el ciego. La multitud quedó asombrada. Estas dos personas?

El ministro Uptala miró a Jian Mang y Lin Feng de forma extraña. Algunas cosas misteriosas pasaban a veces. Jian Mang y Lin Feng habían ganado cien victorias al mismo tiempo en la ciudad, también habían derrotado a otros nueve campeones y ahora estaban aquí juntos. ¡Fueron los últimos supervivientes de la Gran Ciudad Imperial Song!

"Lin Feng, ¿dónde están los demás?", Preguntó el ministro Uptala a Lin Feng.

“Todos los otros grupos ya habían conspirado juntos contra nosotros, así que cuando llegamos, fueron atacados. Sin embargo, decidí irme antes de eso, así que no los vi. Entonces, me encontré con Jian Mang. No sé sobre los demás." Dijo Lin Feng con calma. El ministro Uptala asintió. Las guerras fueron crueles. ¡La Gran Ciudad Imperial Song había perdido mucha gente!

"Ministro Uptala, ¿la Gran Ciudad Imperial Song acepta el resultado o no?", Preguntó el cultivador fuerte de Ciudad Chu Jiang sonriendo fríamente.

El ministro Uptala no respondió. Miró a Lin Feng y Jian Mang. Sabía que eran guerreros increíbles. Sin embargo, la ciudad  Chu Jiang todavía tenía mucha gente y Lin Feng acababa de convertirse en un emperador del infierno de nivel medio. Solo Jian Mang podría derrotar fácilmente a otros emperadores del infierno de nivel medio.

"¡No lo hacemos!", Declaró Jian Mang.

"Si no lo haces, entonces tienes que luchar hasta la muerte. ¿Estás seguro? ”, Preguntó el gran emperador del infierno de la ciudad Chu Jiang sonriendo fríamente. Todavía tenían dieciséis emperadores del infierno de nivel medio, dos personas no podían hacer nada contra ellos, ¡simplemente estaban actuando de manera imprudente!

El ministro Uptala dijo: "Jian Mang, Lin Feng, ¿estás seguro?"

"¡Ministro, queremos luchar!", Dijo Lin Feng, asintiendo con la cabeza al ministro Uptala.

Cuando vio lo orgullosos y confiados que se veían, se sorprendió pero sonrió: "Está bien, ya que quieres pelear, los apoyo a ustedes dos. ¡Gran Ciudad Imperial Song no acepta el resultado y quiere continuar luchando! "

"¡Qué valiente!", Dijo el gran emperador del infierno de la ciudad Chu Jiang sonriendo fríamente. Agitó las manos y dijo: "Todos, batalla hasta la muerte."

Los miembros de los otros grupos retrocedieron. El ministro Uptala miró a Lin Feng y asintió. Aparte de los fuertes cultivadores de la ciudad Chu Jiang y Lin Feng y Jian Mang, nadie quedó. Todos los demás se habían retirado y querían ver la batalla.

"Tu lanzas hechizos de despliegue, yo mato." Dijo Jian Mang a Lin Feng. Lin Feng asintió su acuerdo. Aterrizó en el suelo y las marcas comenzaron a aparecer por todas partes. Lin Feng fue tallado marcas de despliegue a una velocidad increíble.

“¿Hechizos de despliegue?” El ministro Uptala estaba asombrado. Lin Feng entendió hechizos de despliegue?

Lin Feng liberó energías cósmicas de viento alrededor de su cuerpo para moverse aún más rápido. Sus marcas de despliegue fueron deslumbrantes. Los fuertes cultivadores de la ciudad Chu Jiang se sorprendieron.

Esos dos se atrevieron a pelear, tenían una razón: ¡hechizos de despliegue!

"¡Mátalo primero y evita que lance un hechizo de despliegue!", Le ordenó a alguien con frialdad. ¡Los hechizos de despliegue podrían ser aterradores!

"¡Usa un hechizo de muerte y mátalo instantáneamente!" Gritó alguien con frialdad, liberando las energías cósmicas de la muerte que rodeaban a Lin Feng. Sin embargo, Lin Feng simplemente liberó energías cósmicas de vida para contrarrestarlas.

"¿Energías cósmicas de vida? ¡Las energías cósmicas de la vida pueden oprimir la energía de la muerte!" Pensaron los poderosos cultivadores de la ciudad Chu Jiang, quienes habían comenzado a liberar las energías cósmicas de la muerte al mismo tiempo. Sus energías cósmicas de muerte eran verdaderamente poderosas, podrían haber matado fácilmente a un cultivador fuerte, pero cuando esas energías se estrellaron contra el cuerpo de Lin Feng, se convirtieron en energía cósmica vital. ¡Luces verdes de vitalidad comenzaron a aparecer alrededor de Lin Feng!

"¿Cómo es eso posible ?" Pensaron los asombrados combatientes de Chi Jian. No entendieron lo que estaba pasando. Lin Feng no dejó de moverse y esculpir marcas deslumbrantes. Las energías cósmicas del demonio y la tierra se elevaron en el aire. Una fuerza destructiva oprimió todo el campo de batalla.

Una lanza infernal cruzó el cielo en dirección a Lin Feng, llevando intenciones de muerte pura. El aire se oscureció a medida que aceleraba.

Lin Feng sonrió con frialdad, mientras su Espada Tian Ji escupía todo tipo de energías cósmicas y chocó con la lanza, destrozándola instantáneamente.

Docenas y docenas de golpes aparecieron en el aire, y la fuerza de la muerte se elevó hasta los cielos. Su objetivo era simple: destruir a Lin Feng y Jian Mang con una cantidad infinita de fuerza mortal.

"¡El Círculo de la Vida!", Dijo Lin Feng. Su energía cósmica de vida se convirtió en un vórtice y absorbió todo a su alrededor, la fuerza de la muerte entrante siguió convirtiéndose en fuerza de vida. Lin Feng abrió la boca y tragó toda la energía ante todos sus ojos.

Jian Mang tampoco perdió el tiempo. Se movió como una espada relámpago, las energías de su espada golpeando los ojos de alguien.

Jian Mang fue golpeado por un oponente y tosió sangre y fue forzado hacia atrás. Los ataques con la espada de Jian Mang fueron extraños, no parecían poderosos, pero eran mortales.

"¡Maten al que está esculpiendo las marcas de despliegue!", Gritó furiosamente un cultivador. Muchas personas atacaron al mismo tiempo, usando todo tipo de otras energías cósmicas para rodear a Lin Feng.

Lin Feng se alejó, y deslumbrantes marcas de despliegue comenzaron a parpadear y elevarse a los cielos, chocando con todas las energías. Su juego borró el cielo. Las energías de la vida de Lin Feng se habían convertido en un vórtice poderoso, formando un patrón de vida y muerte gigantes.

"Sus energías de vida y muerte se han convertido en una. Las energías de su vida lo curan y él usa sus energías de muerte para atacar." Pensó el ministro Uptala, sorprendida de asombro. Lin Feng ya entendía muy bien las energías de la vida y la muerte. Al mismo tiempo, ¡incluso podría lanzar hechizos de despliegue! ¡El Ministro Uptala estaba cada vez más impresionado!

El patrón gigantesco se precipitó hacia el cielo, y de repente muchas personas se cayeron del aire.

Jian Mang continuó moviéndose a la velocidad del rayo. Las luces de su espada eran deslumbrantes. Gritos horribles seguían sonando y los ojos de muchas personas comenzaron a sangrar.

“¡Qué espada tan rápida, su espada se mueve como un rayo!” La multitud se sacudió. Estas dos personas eran aterradoras. ¡Quién sabía que había tales cultivadores en la Gran Ciudad Imperial Song!

___________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat