buscar

Home

PMG: Capítulo 1870 - La muerte de Wang Zhuo

Capítulo 1870 - La muerte de Wang Zhuo

Muy rápidamente, todos se enteraron de la muerte de esas personas y se asombraron. Todos habían prestado atención a lo que los otros habían estado haciendo, se preguntaban quién había matado a los cultivadores fuertes de la ciudad Taishan.

Todos empezaron a investigar. ¿Quién había matado a esas personas?

——

Dos personas aparecieron en las montañas donde estaba Lin Feng. Uno de ellos fue Wang Zhuo, el otro fue el otro sobreviviente que logró escapar con él.

Se asombraron al ver lo sucedido.

"¡Lin Feng!" Wang Zhuo lo miró de forma extraña. Había árboles verdes por todas partes y solo había una persona aquí ... ¡Lin Feng!

"¿Cómo es que eres tú?", Preguntó Wang Zhuo mientras aterrizaba en la montaña.

Lin Feng abrió los ojos y miró a Wang Zhuo, "Estoy aquí, ¿necesito tener una razón para estar aquí?"

Wang Zhuo se sorprendió. Lin Feng estaba solo allí?

"¿Has visto a los que mataron a los cultivadores fuertes de la ciudad Taishan?", Preguntó Wang Zhuo a Lin Feng.

Lin Feng negó con la cabeza. "No he." No podía haberlos visto, porque los había matado.

"¿Estás escondido aquí?" Wang Zhuo preguntó con frialdad.

Lin Feng miró fríamente. "Ocúpate de tus propios asuntos, ¿lo harás?" Wang Zhuo lo había molestado esos días. Debido a sus pobres habilidades tácticas, todos los de la Gran Ciudad  Imperial Song habían muerto. Por suerte, Lin Feng se había ido directo desde el principio.

Sí, Lin Feng se atrevió a mirarla fríamente. Wang Zhuo no sonrió, estaba furiosa.

"¡Lin Feng, escapaste, nos abandonaste, la gente de la Gran Ciudad  Imperial Song!" Acusó Wang Zhuo, mirando a Lin Feng.

Lin Feng se puso de pie. Él también estaba furioso y le dijo a Wang Zhuo: "¿Quieres matarme?"

"¿Cómo lo sabes?" Respondió Wang Zhuo con frialdad. Caminó lentamente hacia Lin Feng y dijo: "Solo estoy recogiendo cuerpos. El ministro Uptala no dirá nada. Además, ni siquiera sabrá que moriste."

"La forma en que piensas no es mala." Dijo Lin Feng. Miró al otro y dijo: "Sin embargo, hay un testigo. ¿Nos vas a matar a los dos?

"No te preocupes por eso. Él está conmigo." Dijo Wang Zhuo, liberando su Qi.

"¿Quieres saber quién mató a la gente de la ciudad Taishan?" Lin Feng le preguntó a Wang Zhuo burlonamente.

"¿Sabes?" Preguntó Wang Zhuo, mirando a Lin Feng. Lin Feng asintió.

"¿Quién?" Preguntó Wang Zhuo. Él estaba sorprendido.

Lin Feng caminó hacia ella y aparecieron marcas de muerte en todas partes, luego apareció un patrón de despliegue. Qi de la vida se convirtió en el Qi  de muerte. El ambiente se oscureció.

La expresión de Wang Zhuo cambió drásticamente. Vio la ilusión y palideció mortalmente. ¡Esa fue una poderosa fuerza de muerte!

Miró a Lin Feng. Lin Feng dijo sombríamente: "¡Fui yo!"

Entonces, las energías de la muerte comenzaron a converger y rodearon a Wang Zhuo. Wang Zhuo miró a Lin Feng. Su cuerpo se volvió negro. "No…"

Sin embargo, ya era demasiado tarde. El Qi de la muerte la rodeaba igual que el otro hombre. Ambos se convirtieron en cadáveres.

Lin Feng los miró sin emoción. En sus manos, dos llamas negras aparecieron. Arrojó las dos bolas de fuego a los cadáveres y las quemó hasta convertirlas en cenizas. También tomó sus armas. Wang Zhuo tenía un estatus social extraordinario y había sido fuerte, tenía tesoros increíbles.

Sin embargo, en ese momento, Lin Feng levantó la cabeza y miró a lo lejos. Vio a alguien, pero esa persona parecía ciega, como si no hubiera visto a Lin Feng. Sin embargo, Lin Feng sintió una presencia fría.

Jian Mang, ¡él también está aquí! Pensó Lin Feng. Cuando llegaron al pequeño mundo, Lin Feng no había visto a Jian Mang. Pero ahora estaba allí y parecía que había sentido que Wang Zhuo y el otro hombre habían sido asesinados. A pesar de que Jian Mang no podía ver mucho, con su conciencia divina, todavía podía inspeccionar el área.

"¿Quieres matarme para que no diga nada?" Dijo Jian Mang con calma. Wang Zhuo tenía un estatus social increíble, y Lin Feng lo había matado de un solo golpe con su hechizo de despliegue. Si la gente de Gran Ciudad Imperial Song  se enterara de esto, Lin Feng estaría condenado.

"Tus hechizos de despliegue son poderosos, no entraré. Si sales del hechizo de despliegue, te mataré." Dijo Jian Mang lentamente.

"¿Y entonces?", Dijo Lin Feng.

"Por supuesto, él no era mi amigo. Murió y no tiene nada que ver conmigo. No me importa Sin embargo, todavía quiero ganar la guerra por la Gran Ciudad Imperial Song”, Dijo Jian Mang. Lin Feng retrajo sus energías. Jian Mang no conocía a Wang Zhuo y no se preocupaba por ella. No eran amigos. Y Lin Feng y Jian Mang no eran enemigos.

"¿Quieres decir que quieres que nos unamos?", Preguntó Lin Feng.

"En efecto. Aunque soy bastante fuerte, nuestros enemigos no han perdido a mucha gente. No puedo matarlos por mi cuenta. Con mi fuerza y ​​tus hechizos de despliegue, las cosas serían diferentes. Incluso si somos los dos últimos, tenemos esperanza." Dijo Jian Mang directamente. ¡Quería ganar la guerra!

"¿Qué nos traería eso?", Dijo Lin Feng.

"Eso probaría lo fuerte que soy." Dijo Jian Mang.

Lin Feng sonrió y asintió, "Está bien, podemos cooperar. Pero no los voy a buscar. Pueden venir. Si no vienen, entonces esperaremos hasta el último día."

"No me importa." Coincidió Jian Mang con calma.

Lin Feng se sentó con las piernas cruzadas y cerró los ojos. Comenzó a estudiar la energía de la evolución, haciendo evolucionar sus energías de vida y muerte. Comenzó a mover sus manos, y otro patrón apareció indistintamente.

Lin Feng siguió dibujando energías de vida y muerte. Estaba lanzando otro hechizo de despliegue.

—–

Sin embargo, lo que él no sabía era que en ese momento, en un lujoso edificio en Gran Ciudad Imperial Song, alguien estaba furioso y su Qi estaba enfureciendo los cielos. ¡Ese fue el padre de Wang Zhuo, Wang Xiao!

Wang Zhuo tenía talento, y confiando en sí mismo, había ganado cien batallas para Gran Ciudad Imperial Song. Era extremadamente talentosa, había viajado mucho y tenía muchos artículos preciosos. Se suponía que su futuro era brillante. Sin embargo, ella estaba muerta ahora!

“¿¡Quién mató a mi hija !?” Gritó Wang Xiao furiosamente. Había hecho todo lo posible por criar a Wang Zhuo, su única hija. Su sueño en la vida era ver a su hija superarlo. ¡Ahora estaba muerta!

"¡Wang Zhen, Ministro Kalasutra, Ministro Uptala, son realmente cruel!", Gritó con furia Wang Xiao, antes de salir de su casa enojado.

___________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat