buscar

Home

PMG: Capítulo 1861 - Dos hermanas adorables

Capítulo 1861 - Dos hermanas adorables

En Ba Huang, Jiange ...

El clon de Lin Feng abrió los ojos y retrajo su Qi. Las luces agudas brillaban en sus ojos.

Detrás de Lin Feng, llegó un anciano. El anciano caminaba lentamente, pero tenía el espíritu de un caballo de dragón, era viejo pero todavía estaba lleno de vitalidad, con una espesa mata de pelo. Al verlo así, era difícil imaginar que unos meses antes, estaba a punto de morir.

"¡Lin Feng, te hiciste más fuerte otra vez!", Dijo el emperador Wu Tian Jian, caminando hacia Lin Feng. El Qi y el alma de Lin Feng estaban cambiando, y se estaba volviendo más fuerte. El emperador Wu Tian Jian se sorprendió, porque el Qi de Lin Feng no era tan fuerte como él había pensado. Él no sabía por qué tenía esa impresión.

Lin Feng se puso de pie y sonrió saludando al emperador Wu Tian Jian. "Maestro, estás radiante de salud e irradiando vigor. ¡Ya que sanaste, debes haber estado estudiando mucho también! "

"En efecto. Las Escrituras Sagradas  de la Evolución Celestial tienen un amplio conocimiento y profunda erudición, son increíbles. Mi comprensión de las Escrituras de la Espada de la Nihility Sword también mejoró gracias a las Sagradas Escrituras de la Evolución Celestial. ¡Todo va genial! "El emperador Wu Tian Jian asintió. Las Escrituras de la Espada de la Nihilidad olían ser un tesoro precioso de Montaña Espada, y solo los líderes de Montaña Espada podían obtenerlas. Su compañero discípulo lo había ahuyentado e intentado matarlo. Ahora, el Emperador Wu Tian Jian tenía la Escritura Sagrada de la Evolución Celestial y también fue un gran emperador. Él se estaba volviendo más y más fuerte.

"Parece que podrás regresar a Montaña Espada pronto." Conjeturó Lin Feng.

El emperador Wu Tian Jian miró a lo lejos y afirmó con firmeza: "Definitivamente iré a Montaña Espada."

En ese momento, escucharon algunos pasos, venía Jian Mu. Se detuvo a dos mil metros de ellos y se inclinó ante Lin Feng y el emperador Wu Tian Jian. "Joven maestro, alguien está aquí para ti."

"¿Quién?", Dijo Lin Feng.

"Feng Ling y Feng Xuan de la montaña Qi Feng." Respondió Jian Mu.

Lin Feng asintió y dijo: "Está bien, iré a verlas."

"Prepararé todo junto al lago." Dijo Jian Mu, inclinándose y caminando hacia atrás.

El emperador Wu Tian Jian se rió y dijo: "Jian Mu es un buen hombre. Desafortunadamente, no tiene talento."

"Maestro, Jiange ahora gobierna sobre la parte central de Ba Huang. Aparte de ti y de mí, nadie ha penetrado en el reino Huang Qi. Si puedes, podrías ayudar a algunos de ellos a atravesar el reino Huang Qi y les podría dar algunas armas imperiales. De esa forma, Jiange prosperaría por otros diez mil años."

"Bien. Jian Wu Bei es bastante fuerte y pronto podrá acceder al reino Huang Qi. Yo lo ayudaré. Con respecto a Jian Wu Bei y los demás, posiblemente podrían convertirse en emperadores si usaran las semillas del destino. A menos que vengan personas fuertes del mundo exterior, con sus armas imperiales y escrituras antiguas, Jiange debería estar bien por otros diez mil años, de hecho. Sin embargo, controlan su futuro." Dijo el emperador Wu Tian Jian. Incluso si Jiange no prosperó durante otros diez mil años, ¿qué podría hacer al respecto?

Lin Feng asintió. Había recreado a Tiantai en el antiguo territorio de los nueve grandes castillos celestiales. Los cultivadores fuertes del mundo exterior ya no serían muy numerosos en el mundo pequeño. Si Jiange no logró levantarse, entonces no podrían hacer mucho al respecto.

-

Lin Feng dejó al emperador Wu Tian Jian y se fue a un lago. Había un pabellón allí con dos hermosas mujeres adentro. Lin Feng había visto muchas mujeres hermosas en su vida, pero esas dos mujeres eran increíblemente hermosas.

Feng Xuan vestía una falda roja, tenía una gran figura y era muy sexy, toda la imagen solo la ayudaba su poderoso Qi. Feng Ling ya no era la misma niña linda, llevaba un vestido largo y delgado hecho de plumas de fénix. Parecía una reina fénix, y su Qi era mucho más poderosa que la de Feng Xuan.

"¡Lin Feng!", Las dos chicas los saludan. Ellas le sonreían ampliamente.

"¡Mucho tiempo sin verte!", Respondió Lin Feng, mirando a estas dos mujeres increíblemente hermosas.

"Regresaste a Ba Huang, y no viniste a vernos. ¿Ya no nos quieres? Dijo Feng Ling. A pesar de que había roto con el reino Huang Qi, todavía sonaba linda e hizo pucheros.

"Tengo mucho que hacer. ¡No te enojes conmigo, niña! "Lin Feng sonriéndole.

"¿Quién es una niña pequeña?", Preguntó Feng Ling con enojo. Lin Feng sonrió con ironía y la pinchó. Feng Ling quería esquivarlo, pero no podía moverse. Se puso roja y miró a Lin Feng.

"Jaja, entonces ¿eres una niña pequeña o no?" Desafió Lin Feng.

"¡Bastardo, me estás intimidando!", Dijo Feng Ling, pateando a Lin Feng. Lin Feng se mordió los labios mientras tomaba la patada, ¡ella era fuerte!

"Muy bien, es suficiente, Ling." Dijo Feng Xuan, poniendo los ojos en blanco, "Eres un emperatriz y estás actuando como un niño."

"En efecto. ¡Soy la emperatriz de Qi Feng! "Declaró Feng Ling.

Lin Feng sonrió y admitió: "Está bien, eres una emperatriz, no una niña pequeña."

"Lin Feng, ¿cómo estuvo el gran mundo?", Preguntó Feng Xuan, ignorando a Feng Ling.

"Claro, ¿cómo está el gran mundo? ¿Existe la Ciudad Santa?", Preguntó Feng Ling, abruptamente rebosante de curiosidad.

"El gran mundo". Lin Feng permaneció en silencio por unos segundos antes de decir: "Trataré de resumirlo un poco."

Luego, le explicó a Feng Ling y Feng Xuan algunas cosas sobre el gran mundo. Entendieron que Ba Huang y Jiu You eran las salidas al gran mundo, que las personas de los nueve grandes castillos celestiales solían controlarlo, y también que los nueve grandes castillos celestiales estaban bajo las órdenes de la Montaña Qing Di.

en el gran mundo, había muchos grupos poderosos como Qing Di. En el Continente de las Nueve Nubes, había varias regiones. En la Región de la Noche Oscura, había dieciocho ciudades principales, y la Ciudad Santa era una de ellas. Había muchos clanes sagrados poderosos allí. También había muchos genios y academias que tenían increíbles escrituras antiguas.

"¿La gente es extremadamente fuerte en la Academia Campeon?", Preguntó Feng Ling. Sus ojos brillaban con curiosidad.

"Son los emperadores de bajo nivel son mucho más poderosos que las personas como, digamos, el emperador Dong, por ejemplo. Son genios reales." Admitió Lin Feng. Feng Ling estaba asombrada. Ella había irrumpido en el reino Huang Qi, pero no se dio cuenta de cuán fuertes eran esos emperadores.

"Lin Feng, todos en Ba Huang ahora saben que eres extremadamente fuerte. Muéstrame qué tan fuerte eres."Rió Feng Ling.

Lin Feng la miró y lanzó energías cósmicas, "¡Imposición!"

En un instante, apareció una jaula alrededor de Feng Ling.

Feng Ling atacó la jaula, pero no cedió en absoluto.

Lin Feng se rió, agitó su mano y la jaula desapareció. Feng Ling lo miró y declaró: "Me estás intimidando."

"Querías intentarlo" Dijo Lin Feng sin palabras.

"Está bien, Ling. Lin Feng no hizo mucho. Recreó a Tiantai en el gran mundo y Tiantai gobierna el territorio de los nueve grandes castillos celestiales. El Clan Wen y el Palacio de los Reyes Celestiales Medicinales ya han desaparecido gracias a él. No puedes competir con él." Se rió Feng Xuan.

Los ojos de Feng Ling brillaron. Ella quería aprender más sobre el gran mundo.

"Ling." Dijo Feng Xuan a Feng Ling solemnemente. "Puedo quedarme sola en Qi Feng. Puedes ir al gran mundo con Lin Feng." Dijo Feng Xuan. Ella había venido a ver a Lin Feng porque esperaba que Lin Feng pudiera cuidar de su hermana pequeña. Después de todo, Feng Ling no podía ir sola al gran mundo, todavía era joven.

Feng Ling se sobresaltó, pero ella sonrió y dijo: "¿Para el gran mundo? No quiero ir. Quiero quedarme en Qi Feng y ser la gran emperatriz. ¡En Ba Huang, me siento bien!"

Lin Feng las miró, las encontró lindas. Se cuidaron la una a la otra.

"Eres tan talentosa, sería un desperdicio si te quedaras aquí." Respondió Feng Xuan, sacudiendo la cabeza.

"¿Un desperdicio? Ya soy bastante fuerte. Tendré una vida muy larga. Puedo ser más fuerte y luego puedo ir al gran mundo. Es todo lo mismo." Dijo Feng Ling. Luego, sonrió a Lin Feng y dijo: "Muy bien, Lin Feng, te vimos ahora para que podamos irnos. ¿Tienes regalos para mi hermana?"

"Está bien ..." Lin Feng asintió. Feng Ling era tan linda, ¿cómo podría negarse? Él lanzó su conciencia divina que se movió directamente al tercer ojo de Feng Ling. Ella sabía lo que él quería hacer. Ella cerró sus hermosos ojos y aceptó los recuerdos.

Después de un corto tiempo, Feng Ling abrió los ojos y Lin Feng dijo: "Puedes transmitirle los regalos a tu hermana."

"Tienes suerte de que seas un buen tipo." Dijo Feng Ling con una sonrisa. Luego, dio un paso adelante y abrazó a Lin Feng. Al mismo tiempo, movió su boca al oído de Lin Feng y dijo: "Lin Feng, necesito contarte un secreto, creo que mi hermana está enamorada de ti."

Luego, ella se movió hacia atrás, agarró la mano de Feng Xuan y dijo: "Hermana, abrácelo también y vámonos. Él volverá al gran mundo, tal vez nunca lo volverás a ver en esta vida."

Feng Xuan se sintió extremadamente triste. Una de las cuatro mujeres más hermosas de Ba Huang en ese entonces, pertenecía a un poderoso clan imperial, y ahora todo había cambiado. Ella se sintió desanimada.

Ella estaba parada allí, su cabello ondeando en el viento. Sus piernas se sentían rígidas. Lin Feng sonrió, dio un paso adelante y abrazó a Feng Xuan. Feng Xuan se estremeció.

"¡Cuídate!", Dijo Lin Feng. Como había dicho Feng Ling, tal vez nunca volverían a verse. Lin Feng ya había conocido a muchas personas en la vida. Entre ellos, ¿con quién se mantendría en contacto para siempre?

Feng Ling y Feng Xuan tuvieron sentimientos encontrados cuando se marcharon. Lin Feng suspiró, sintiéndose triste también. Se sentó en la orilla del lago y se perdió en la nostalgia por un tiempo ...

_____________________________________-

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat