buscar

Home

PMG: Capítulo 1728 - Escrituras Medicas

 

Capítulo 1728 - Escrituras Medicas

"¿Accidente? Muéstrame tus heridas." Dijo el anciano con tristeza. Inspeccionó el pulso de Tantai y frunció el ceño.

"Qué frío. ¿Esa es la fuerza de los Infiernos fríos? ¿Conociste al nieto del Rey del Hielo?" Preguntó el anciano de Tantai.

"No lo hice. Era alguien del Clan de la Nieve." Respondió Tantai, rascándose la cabeza.

El anciano levantó la cabeza y preguntó: "¿El Clan de la Nieve llegó a la Ciudad Santa?"

"En efecto. Algunos jóvenes son increíblemente arrogantes." Tantai le dijo con tristeza. Tenía malos recuerdos. "Pero las mujeres del Clan de la Nieve son tan hermosas. ¡Es increíble!"

Tantai sonreía ante la idea. El anciano puso los ojos en blanco y dijo: "Estás empezando a pensar en las mujeres. Las mujeres del Clan de la Nieve son extremadamente hermosas, por supuesto, pero no puedes ir y ofenderlas. Tus heridas son serias Iré y prepararé una poción para ti. Sabes qué hacer."

"No se preocupe, señor, simplemente sane mis heridas, y luego déme algunos medicamentos que pueda tomar en diferentes circunstancias. Simplemente los tomaré yo mismo, "Tantai estuvo de acuerdo con una sonrisa, como si estar herido fuera algo bueno.

Lin Feng se quedó sin palabras, pero estaba más preocupado por el hecho de que el Clan de la Nieve estaba en la Ciudad Santa.

"Bebé, ven también." Le dijo el anciano a Lin Feng. Lin Feng asintió y los siguió mientras los llevaban a una habitación simple.

Era un mundo pequeño, pero diferente de otros mundos pequeños que Lin Feng había visto. Este pequeño mundo no tenía pabellones, ríos, lagos o bosques, estaba desolado y despoblado. Sin embargo, podían ver hierbas medicinales a lo lejos, campos gigantescos y los campesinos que vivían en chozas con techo de paja.

Le recordó a Lin Feng de los tiempos antiguos. Ese mundo parecía perfecto para Tantai.

El anciano prendió fuego a una flor; un fuego simple, sin caldera, sin fuego especial.

"Lin Feng, ¿notaste algo extraño?" Preguntó Huang Fu Long a Lin Feng. Tantai estaba al lado de ellos. Era tan alto que incluso cuando estaba sentado era como si estuviera de pie.

Qué extraño ..., pensó Lin Feng.

"La primera vez, fue lo mismo para mí, pero ya estoy acostumbrado. Las tribus antiguas son así, no son civilizadas. Las personas que pueden curar a los cultivadores del reino Ling Qi o Xuan Qi ya son muy raras. En los viejos tiempos, los antepasados ​​les enseñaban cómo sanar, tenían todas las Escrituras medicas con recetas, etc. Y la parte más increíble de esa historia es que pueden drenar la energía de sus heridas, lo cual es bueno para ellos porque pueden usarlos para otros fines. Es muy extraño." Explicó Huang Fu Long a Lin Feng.

Lin Feng estaba estupefacto. Una antigua tribu? Esta tribu fue probablemente una poderosa ...

"¿Se lesionó a propósito entonces?", Preguntó Lin Feng.

Huang Fu Long asintió: "Tienes razón, esas personas luchan todos los días y se lastiman, luego se recuperan y pelean nuevamente. Su sangre es diferente de las personas en el mundo exterior. No usan las cosas que les dan a los bebés para hacerlos atravesar al reino Tian Qi como las personas en el mundo exterior, les gusta practicar el cultivo lentamente y fortalecerse paso a paso. Cuando sienten que están listos, comienzan a practicar la cultivación y de repente se vuelven más y más fuertes a la velocidad de la luz."

Lin Feng miró a Tantai. ¡No me extraña que este Tantai fuera un poco extraño!

"Ya veo, pero ¿usan medicamentos para comenzar?", Preguntó Lin Feng a Tantai.

"En efecto. Consideramos el nivel de cultivación de nuestros hijos cuando tienen unos quince años, es la edad más importante de nuestra tribu. Y luego comenzamos a darles pociones adecuadas. No importa cómo creciste, en qué condiciones, pobres o ricos, todos los niños crecieron y pueden cambiar su cuerpo, sangre, voluntad y alma. Tenemos tantas pociones aquí para todo; la sangre, los huesos, el alma, cualquier cosa. Tenemos polvos, pastillas, líquidos. También tenemos muchas semillas. Algunas personas pueden convertirse en gigantes, muchas personas eligen esto. ¡Desde la edad de quince años, las personas son criadas por la tribu en todos los aspectos! "Explicó Tantai.

Lin Feng estaba estupefacto. Algunas personas en el medio de la nada entendieron esos principios profundos. Lin Feng definitivamente estuvo de acuerdo con sus métodos. Podrían compartir, su sociedad era casi perfecta. ¡No les faltaba nada!

"Cuando te lesionas, es lo mismo, también puedes tomar pastillas." El problema es que preferimos usar hierbas para sanar en lugar de fortalecernos. Nos gusta que nos lastimen para convertirlo en fuerza y ​​valor. No queremos depender de las hierbas." Continuó Tantai, sonriendo a Lin Feng. "Pero no entiendo esas cosas tan bien, de todos modos. Solo las personas mayores saben sobre esas cosas. Lin Feng, no te preocupes, por supuesto, creo que nuestra filosofía no es tan mala."

"Creo que también. La filosofía de tu grupo es genial." Coincidió Lin Feng con un asentimiento.

"¿Puedes entender lo que dije?", Preguntó Tantai. Lin Feng lo había entendido, pero Tantai no entendía lo que decía él mismo.

"Algunas cosas." Respondió Lin Feng, sonriendo. Pertenecían a mundos diferentes. Aprender sobre la cultura de esa tribu fue un honor para Lin Feng.

"Lin Feng, esta tribu es experta en crear medicina. Ellos me ayudaron a cambiar mi cuerpo. De lo contrario, no habría llegado al reino Huang Qi tan rápido." Huang Fu Long le dijo con una sonrisa. Tantai y Huang Fu Long habían peleado el uno contra el otro en ese entonces, era algo grandioso y la tribu era perfecta para él.

"Por cierto, Lin Feng, no me dijiste, ¿cómo terminaste aquí?", Preguntó Huang Fu Long, de Lin Feng.

"Viajé por un tiempo. Fui a la Gran Ciudad Antigua Celestial, y luego estaba en camino a la Ciudad Santa y esas personas me trajeron aquí." Respondió Lin Feng alegremente. Intentaba ser claro y conciso.

"¿También vas a la Ciudad Santa? ¡Estupendo! Cuando nos recuperemos, vayamos juntos, pero será mejor que intentes llegar al reino Huang Qi, especialmente si quieres ir a la Academia. Hay demasiados cultivadores terroríficos y algunos jóvenes que se llaman reyes. En la Región de la Noche Oscura, soy extremadamente débil." Admitió Huang Fu Long. Sus ojos brillaban y se sintió entusiasmado. "Lin Feng, la gente aquí es mucho más fuerte que en el mundo pequeño, ¡me encanta!"

"La región es gigantesca, la Ciudad Santa es una de las tres ciudades principales, por supuesto hay cultivadores terroríficos allí, los mejores se mudan allí", Lin Feng le dijo felizmente, pero también estaba impaciente. ¡Él quería ver cultivadores increíbles! Lin Feng, y tal vez Huang Fu Long y los demás, si se hubieran quedado en un mundo pequeño, es posible que no se hubieran abierto paso hacia al reino Huang Qi porque el entorno no era adecuado.

Pero en el gran mundo, ¡había más posibilidades!

"En efecto. Algunas personas son terriblemente poderosas. También hay mujeres increíblemente hermosas. Los hombres los persiguen constantemente. Y las mujeres sobresalientes son arrogantes." Dijo molesto Huang Fu Long.

"¡Está buscando una novia!" Se burló Tantai.

"¡Cállate!", Dijo el anciano en voz alta. "Deja de discutir. ¡No olvide las lecciones pasadas!

"¡Hmph!" Tantai gimió. "Nadie afuera sabe que estoy aquí. No causé problemas. Ese bastardo dice que es un Campeón. Él está loco. No quería que el clan se involucrara."

"¡Bastardo!", Dijo el anciano con furia. "Tantai, ¿oíste lo que dijiste? ¿Dijiste que no querías que la tribu se involucrara? No te olvides de Ling Tian. ¿Crees que podría dejarte morir?"

"Abuelo, no es tan serio. No te preocupes Mientras no sea lo suficientemente fuerte como para matarlo, entonces no pelearé contra él " Dijo Tantai. Luchar contra esa persona sería muy difícil. Ling Tian era de otra tribu, había derrotado a Tantai. Ahora, se había proclamado a sí mismo un Campeón y despreciado a todos.

______________________

 

Traducido y Editado por Gasaraki 

Login Form

CrewChat