Home

RW: Capítulo 174 - Parque Industrial

 

Capítulo 174 - Parque Industrial

 

Dos días después de que Cinere (Ashes) partiera, más allá de toda expectativa, Maggie regresó a Ciudad Fronteriza, apareciendo una vez más delante de todos.

 

Después de entender la razón, su regreso se convirtió en una cálida bienvenida para un nuevo miembro de la Unión de las Brujas.

 

Se encontró muy conmovida por el banquete, fue una celebración en su honor y se celebró también en el jardín trasero del castillo. La parte superior de un largo estante de hierro fue cubierta con todo tipo de carne, fue gratis y cualquiera podía tomar de ello y barbacoa.

 

La gama de condimentos también fue muy extensa, con sal, aceite, chiles, pimientos, así como Roland preparando personalmente salsa bbq. La que preparo a partir de un estofado hecho de todo tipo de hongos diferentes del Bosque Ocultó junto con un pollo entero. También añadió una mezcla de sal, azúcar y harina de trigo, lo que le permitió olvidarse del inexistente Glutamato Monosódico (MSG). Maggie comió hasta casi el punto de estallar su estómago, antes de detenerse.

 

En la tarde de ese mismo día Roland también probó su habilidad.

 

Según el juicio de Ruiseñor, su habilidad mágica comparada con la de las otras brujas podría describirse como un nivel medio. Además, su habilidad de cambiar libremente a cualquier tipo de ave sólo era posible, si lo había visto antes. Cambiar su forma causó que utilizara una cantidad comparativamente grande de magia, y durante un día era capaz de cambiar su forma alrededor de 4 a 5 veces, mientras que mantener su forma solo consumía una cantidad muy pequeña de magia. Su habilidad podía ser clasificada como perteneciente al tipo de convocación, siendo también suprimida por la Piedra Represalia de Dios. Su ave favorita para convertirse era la paloma (por eso el go), pero Roland señaló que siempre sería mucho más grande que una paloma regular, no importa en qué tipo de pájaro se cambiara. Por ejemplo, si se transformara en un gorrión, según Roland, su tamaño equivaldría a una paloma común, mientras que, si se transformara en una paloma, tendría casi el mismo tamaño que un águila marina.

 

Ese punto dejó a Roland sentirse muy triste de que Maggie era incapaz de convertirse en cualquiera de las criaturas de fantasía que había pintado para ella, como un Fénix, Grifo o un Kunpeng.

 

Además, de la intención original de Cinere (Ashes) existía algo más de lo que tenía que prestar atención, era la cuestión de, ¿Qué tipo de habilidades las brujas de Tilly poseen? En caso de que tuviera muchas brujas auxiliares que pudieran aumentar significativamente la eficiencia de la agricultura, no le importaría cambiarlas con ella por su tecnología.

 

Por esa razón, Roland decidió escribir una larga carta dirigida a Tilly. Comenzó diciéndole que estaban en una alianza natural, y le advirtió sobre la intención de la Iglesia de unificar el continente, por último, le entregó una rama de olivo, expresando su deseo de que pudieran ayudarse mutuamente, para que pudieran progresar juntos. Ahora sólo tenía que esperar hasta que Maggie fuera a los fiordos el mes entrante, y le permitiera entregar la carta sin tener que poner un esfuerzo extra.

 

Al día siguiente, el príncipe recibió otra buena noticia.

 

La fábrica para la producción de los motores de vapor finalmente estaba completa. Se situó en la orilla opuesta del río Aguas Rojas, en el lado occidental, junto al campo experimental de Foliis. Todo el sitio se encontró rodeado por una valla de madera, con un camino suave y sencillo que conducía al puente pontón. En el plan de Roland, esa zona se convertiría en un parque industrial en el futuro.

 

Como resultado de su deseo de expandir el espacio de construcción los más posible, la fábrica se construyó utilizando un material de madera fácil de usar, cubriendo una superficie de 1000 metros cuadrados. Las máquinas de autoconstrucción de Anna también fueron traídas. Eran dos máquinas de perforación impulsadas por vapor, dos fresadoras manuales, una rectificadora manual, así como también un torno manual.

 

Aunque las máquinas eran bastante simples, al menos en teoría, su mano de obra era sin embargo de la mejor calidad. Aparte de los pedales y las otras piezas similares que fueron hechas de madera, todas las demás piezas se construyeron de hierro forjado o cortes de acero. Se podía decir que fueron forjados a partir de los mejores materiales existentes actualmente y con la mayor precisión posible.

 

Roland solo temía que en la actualidad tendría diez trabajadores que tendrían que trabajar en la fábrica. Eran los antiguos herreros de la ciudad y sus aprendices que miraron su presentación en el patio del castillo, y que posteriormente fueron reclutados por Roland con un salario mensual fijo de cincuenta reales de plata para que pudieran aprender a manejar las máquinas de alta gama. Los herreros, junto con sus herramientas de forja, se mudaron a la casa de ladrillos que se encontró fuera de la fábrica. Sin embargo, con la excepción de algunas partes sin importancia, la máquina de vapor pronto se produciría utilizando sólo esas máquinas.

 

Para celebrar la apertura de la fábrica y reforzar la moral, Roland decidió reunir a todos los funcionarios del Ayuntamiento y realizó una ceremonia para cortar la cinta de inauguración y junto con un breve discurso frente al edificio de la fábrica. Con la simulación de Echo de un disparo de pistola, La Compañía Industrial de Castillagris anunció formalmente su establecimiento.

 

Durante los siguientes días, como ejecutivo de la empresa Roland llegó a visitar varias veces la fábrica. Demostrando los usos de las máquinas en persona, así como un conjunto de procesos de fabricación de la máquina de vapor en general.

 

La mejor idea que Roland pudo pensar para que el herrero analfabeto captara el procesamiento y el montaje de un motor de vapor fue mapear todo el proceso. Siguiendo el proceso habitual de crear un manual sencillo, etiquetó cada parte con un nombre, número y tamaño. Posteriormente, utilizó un diagrama para mostrar el orden de instalación y el patrón de conexión. Con esa tarea, Soraya lo ayudó enormemente y con eso se aseguró de que pudiera terminar la tarea rápidamente.

 

Los primeros días de producción fueron como él exactamente previo, casi ninguna pieza que hicieron cumplió los requisitos, ni siquiera hablar de su intento en juntar un motor de vapor entero.

 

Sin embargo, a Roland no le importó la tasa de desguace, en manos de Anna, en un abrir y cerrar de ojos, esos productos antes defectuosos se convirtieron pronto en una nueva maquinaria. Y creía que, con la práctica repetida, sería solo cuestión de tiempo para esos herreros dominar los métodos de producción que se utilizarían, durante la nueva época.

 

Además de la fábrica industrial, el príncipe también cambió el patio trasero de la mina de la vertiente norte a su propia fábrica militar y la usó principalmente para la producción de fusiles de revólveres y municiones. Desde ese entonces, el “experto en hornos” recomendado por Karl, Lesya también llego a Ciudad Fronteriza, e instó un nuevo lote de bolsas de aire, aumentando sustancialmente la temperatura de los hornos, incluso haciendo posible la calcinación independiente del polvo de cemento, causando que la antigua sala de calcinación quedara obsoleta.

 

Pero limitada por la capacidad de elaboración actual, la producción de revólveres y municiones seguía estando completamente en manos de Anna. En este momento, Roland se encontraba todavía ocupado diseñando una hoja de estampado de balas para una prensa de estampado, aunque su eficiencia de corte no era tan buena como la formación directa de Anna, podría al menos reducir su carga.

 

Y también, para darle las gracias a Anna por casi medio mes de trabajo apresurado, decidió darle un regalo.

 

*

 

“¿Un regalo?” Anna dejó la parte recién cortada que se encontraba en su mano y acarició un mechón de su cabello que se había deslizado delante de su frente hacia atrás de sus orejas, revelando una sonrisa brillante.

 

“¿No quieres saber qué tipo de regalo es?” Preguntó Roland.

 

“En…” Ella reflexionó seriamente sobre ello, y después de un momento, ella dijo. “Me gustan todos los regalos que me das.”

 

Después de seis meses de ser cuidada y llevada de nuevo a una buena salud, ya no había más rastros de aquel tiempo donde se encontró dentro de la mazmorra. Donde antes estuvo delgada y débil, ahora era delgada, pero sus ojos azules se encontraban llenos de espíritu. Vestida con un vestido blanco parecía fresca y guay, todo su cuerpo se veía lleno de vitalidad.

 

Esto es lo que debe ser una niña de 18 años.

 

Cuando Roland miro a Anna no pudo evitar que una esquina de su boca se alzará, cada vez que la veía su estado de ánimo seria siempre mucho mejor.

 

El llamado “regalo” estaba cubierto con una capa de lino y colocado en el patio trasero del castillo para asegurar la sorpresa de Anna. Consiguió esa idea cuando miro cómo Crematoria cubrió su espada. Desde que él era el Príncipe, un regalo, por supuesto, tenía que ser algo especial. Presentar algo como joyas u otros productos acabados similares mostraría mucho menos sinceridad, por lo que tuvo que pensar durante mucho tiempo antes de que encontrara una idea.

 

Cuando Roland quitó el lino, delante de ellos se mostró una cesta tejida con ratán, a la que atado en sus extremos tenía muchas cuerdas y los unió con un gran lienzo.

 

“Esto es… ¿Qué?” Anna se acercó y empezó a rodearla con curiosidad.

 

“Un globo de aire caliente.” Respondió Roland con una sonrisa, “Puede llevarte al cielo, y hacer que mires a la tierra al igual que un pájaro en el cielo.”

 

“¿Volar hasta el cielo?” Ella se dio la vuelta, y sus ojos destellaron en emoción, “¿Puede realmente hacer eso?”

 

Volar por el cielo ha sido el sueño de la humanidad desde la antigüedad, desde un ala delta a un globo de aire caliente, desde una aeronave hasta un avión, para la investigación y fabricación de eso, la humanidad, ha pagado un enorme precio, pero la humanidad, nunca ha renunciado a su persecución. A pesar de que las brujas siempre han sido asociadas con esa palabra, volar era sólo un derecho para la minoría. El paisaje de lo alto estaba destinado a dejar una profunda impresión en alguien.

 

“Por supuesto, sólo tienes que llenar la bolsa de aire al final de las cuerdas con aire caliente.”

 

Roland necesito que Ruiseñor, Fulmina y Maggie trabajaran como personal de emergencia. En caso de un accidente, con la ayuda de Fulmina junto con Maggie en su forma de una gran águila marina, los dos podrían aterrizar con seguridad. En cuanto a las otras brujas, decidió no informarles temporalmente de esto, especialmente Wendy y Scroll, sin duda se habrían opuesto a cualquiera de sus aventuras. En sus ojos, nunca deberían acercarse, ni siquiera al menor accidente.

_________________________________

Traducido por carlosdaniel1990