buscar

Home

RW: Capítulo 170 - El Regalo de la Venganza (Parte 1)

 

Capítulo 170 - El Regalo de la Venganza (Parte 1)

 

El sol se escondió lentamente detrás de las montañas, permitiendo que la noche descendiera sobre el territorio occidental.

 

No muy lejos del camino, el grupo emisario descubrió un terreno abierto donde decidieron instalar sus tiendas.

 

No mucho tiempo después, una hoguera ardía en el centro del campamento permitiéndoles finalmente a los guerreros quitarse la armadura y estirar sus cuerpos cansados. Sentados tranquilamente alrededor del fuego, esperaron a que la papilla empezara a hervir.

 

Alicia, llevando una taza de agua caliente, se metió en una de las tiendas. “Sacerdotisa, le traje un poco de agua caliente, por favor, usé esto para lavarse la cara.”

 

“Gracias.” Mira sonrió y asintió en agradecimiento, después metió la toalla en el agua. “Mañana finalmente llegaremos a la Ciudad Fronteriza, entonces podremos poner fin a este viaje tan agotador.”

 

“El viaje no es nada comparado con una lucha contra una bestia demoníaca” respondió Alicia. “Contrariamente a lo que yo espere, su equitación fue lo que me hizo tener un nuevo nivel de respeto por ti. Nunca pensé que una sacerdotisa estuviera tan acostumbrada a viajar.”

 

“Haha, eso es normal. Después de todo, yo no nací como una Sacerdotisa. Antes de mi vida en la Iglesia yo era una vendedora ambulante, por lo que montar e ir a un paso apresurado es algo común para mí.” Mira respondió mientras se limpiaba el rostro, quitando el polvo y sudor del día. Cuando terminó, le regreso la olla a la guerrera: “Toma, también debes lavarte la cara. ¿Tal vez le ayudará a sentirse mejor?”

 

“¿Qué?” Alicia se sobresaltó ante las inesperadas palabras de la Sacerdotisa.

 

“Esto se trata todavía de la cuestión del Ejército del Castigo de Dios, ah…” La Sacerdotisa sacudió la cabeza mientras sonreía, “Tu estado de ánimo es claramente visible en tu rostro y sigue claramente afectado por las palabras de Abrahm”.

 

“…” Aunque ella tomó la olla, no le dio una respuesta.

 

“Nosotros, ah, durante tu vida encontrarás muchas dificultades y desafíos, si no puedes superar esos umbrales, no sólo la iglesia, sino el mundo entero sufrirá como resultado. A fin de contener a esos terribles enemigos, a veces también es necesario un sacrificio.” Mira comenzó a darle una conferencia “Es una elección difícil, pero nunca olvides el lema de la iglesia.”

 

“Escoge el menor de dos males.” Susurró Alicia.

 

“Por encima de todo, unirse al Ejército de Castigo de Dios era totalmente voluntario, y cuando el hermano de Abrahm decidió convertirse en miembro del Ejército de Castigo de Dios, estaba demasiado informado sobre lo que significaría para él. Estando dispuesto a sacrificarse por la Iglesia, ése era uno de los ideales más nobles, y para ese sacrificio su nombre quedaría grabado para siempre en el monumento de gloria, siendo esparcido junto con la gloria de la iglesia”.

 

“Gracias por su orientación,” dijo Alicia mientras levantaba su mano derecha hacia su corazón “Me siento mucho mejor ahora.”

 

Lo que la Sacerdotisa dijo era correcto, para difundir su gloria, dedicaron toda su energía a Dios. Independientemente del resultado, los miembros del Ejército de Castigo de Dios estaban por lo menos siguiendo sus propias creencias. Llegando a esa conclusión, Alicia sintió cómo si se levantara un peso encima de su pecho.

 

“Deberíamos salir y conseguir algo de comer, hasta ahora deberían haber tenido el tiempo suficiente para hacer algo,” dijo Mira riendo. “Realmente, hemos comido tanta papilla últimamente, que nuestras lenguas ya no pueden incluso saborear su sabor más”.

 

“Afortunadamente, hoy será el último día,” Alicia no pudo evitar sonreír: “Mañana se supone debemos ser capaces de poder disfrutar de la hospitalidad personal del Señor y también recibir una suntuosa comida”.

 

Después de comer su insípida cena, el juez presidente eligió ser el vigía de esa noche, y los afortunados guerreros que no fueron elegidos inmediatamente entraron en sus tiendas, tratando de dormir temprano. Alicia no fue una excepción a eso, junto con la Sacerdotisa regresó a su tienda, apagó la lámpara y se cubrió con sus mantas.

 

No sabía por cuánto tiempo estuvo durmiendo, pero en un momento de mareo, de repente oyó un sonido ligeramente amortiguado, era como si un objeto grande hubiera sido arrojado al suelo. No mucho después, el sonido volvió a oírse.

 

Esta vez, ella escucho a algo chocando con una armadura, no era obvia, pero de ninguna manera era una ilusión que podría estar teniendo.

 

Abrió abruptamente sus ojos.

 

Alicia se levantó rápidamente y agarró su espada de dos manos que tenía aun lado de ella, yendo lentamente al costado de la tienda, preparándose para sentarse en un rincón a esperar y ver, pero en ese preciso momento el rugido del juez presidente pudo ser escuchado, “¡Estamos bajo ataque!” Con ese grito, rompiendo instantáneamente la tranquilidad de la noche, el campamento inmediatamente comenzó a bullir.

 

¡Entonces el sonido de otro fuerte choque pudo ser oído!

 

Y con ello, la voz fuerte del juez presidente también llegó a un final abrupto.

 

Alicia ya no dudo por más tiempo y salió de la tienda, y miro como la espada del juez estaba dividida por la mitad, no… No sólo era su espada, sino que el propio juez estaba dividido por la mitad, volando su sangre por el cielo. En el resplandor de la hoguera, Alicia pudo ver su cuerpo caer impotente sobre sus rodillas, separándose lentamente en dos y cayendo de pie a un lado de una mujer.

 

Parecía que la mujer que sostenía una espada extraña en sus manos era la atacante. Ella cubría su cuerpo con una túnica negra y su rostro se encontraba cubierto por una capucha. Dentro de las sombras de su capucha, la única cosa que Alicia pudo distinguir eran sus dos brillantes ojos dorados.

 

Otros dos jueces se precipitaron en un intento de detener a la mujer, pero frente a su aterrorizante arma cualquier pensamiento de resistencia se consideró inútil. El enemigo no sólo era capaz de decapitar fácilmente a un guerrero, sino incluso dividir su espada en dos. Primero pudo oír el fuerte sonido de dos espadas chocando, y luego chispas y escombros comenzaron a dispersarse por todas partes, seguido por el sonido de una espada cortando carne y luego aplastando huesos. Escuchando esa cacofonía de pesadilla como sonido, su sangre casi se solidificó.

 

“¡Bruja!” alguien exclamó.

 

El enemigo era sólo una persona… ¡Solo por sí misma, se atrevió a atacar el campamento del Ejército de los Jueces, con la excepción del poder de un caído, nadie más habría podido hacer eso!

 

“Toma a la Sacerdotisa y huye.” Alicia oyó repentinamente una voz firme que venía de detrás de ella.

 

Dándose la vuelta, miro que el orador era en realidad Abrahm.

 

“¡¿De verdad quieres que huya y deje a mis compañeros atrás?!” Alicia no pudo creer lo que acababa de escuchar.

 

“¡Huye o de lo contrario la muerte de los demás habrá sido inútil, parece que simplemente no entiendes eso!” Abrahm gruñó. “La bruja no es afectada por la Piedra Represalia de Dios, y eso es sólo el caso en donde ella sea una extraordinaria. ¡Por lo tanto, voy a tratar de detenerla, mientras que tu tarea es llevar a la Sacerdotisa de nuevo hacia la dirección de la Fortaleza Longum Carmen! ¡recuerda siempre usar el camino, de modo que en caso de que se encuentre con una caravana inmediatamente pueda llamar por ayuda!” entonces, agarrando su espada, se precipitó hacia el enemigo.

 

Un extraordinario, aspiró una bocanada de aire frío, según leyendas, sólo los miembros del Ejército de Castigo de Dios son lo suficientemente fuertes para luchar contra ellas. Todos los que se encuentren con una bruja extraordinaria tienen que buscar inmediatamente ayuda de la iglesia local. Alicia sabía que Abrahm tenía razón, quedarse en ese lugar sólo convertiría sus sacrificios en un acto en vano.

 

Al ver que ya habían perdido a cinco miembros, los Jueces restantes cambiaron su estrategia. Utilizaron las tiendas de campaña y el terreno para iniciar un juego de captura, tratando de ganar tanto tiempo como les fuere posible. Pero Alicia sabía que la fuerza y ​​la velocidad de una bruja eran mucho mejor que la de sus compañeros, así que sólo era cuestión de tiempo antes de que todos murieran.

 

Mordiéndose la lengua, se precipitó a la tienda, agarró inmediatamente a la sacerdotisa que todavía estaba tratando de meterse en sus zapatos y comenzó a tirarla en la dirección de los caballos.

 

“¿Qué pasa?” Preguntó Mira confundida.

 

“El campo está siendo atacado por una extraordinaria! ¡Debo llevarte lejos!” Ella gritó de vuelta, “¡Por favor, dese prisa!”

 

Sin embargo, sin ninguna posibilidad de ver el camino con claridad durante la noche, eso se convirtió en una tarea bastante difícil. Si corrían demasiado rápido, podían tropezar fácilmente con un bache del camino, lesionándose las piernas en el proceso, pero si eran demasiado lenta, sería demasiado fácil para la bruja ponerse al día con ellas.

 

Alicia decidió dejar que los caballos corrieran por el camino, mientras que la Sacerdotisa y ella misma entrarían en el bosque, que crecía a lo largo del camino. Causando que sea muy difícil para el enemigo encontrarlas sin la ayuda del fuego.

 

Dejando el sonido de las armas colisionando detrás de ella, sacó a la Sacerdotisa tomando su mano, confiando solamente en la tenue luz de la luna para identificar el ambiente circundante. Alejándose cada vez más y más de la carretera, en la dirección al centro del bosque. Aumentando así la posibilidad de que se reúnan con animales salvajes como víboras, pero eso sería aún mejor que enfrentar a las brujas directamente.

 

********************

 

Cuando las dos caminaron al pie de la Montaña Infranqueable, Alicia finalmente se sintió un poco aliviada, parecía que la bruja había renunciado a su búsqueda. Con la excepción de algunos cantos de pájaros, los alrededores estaban completamente silenciosos en ese momento.

 

“¿Qué vamos a hacer ahora?” preguntó Mira.

 

Incluso sabiendo lo que podía suceder, parecía que ella no estaba muy asustada. Viendo la tranquilidad que sentía la sacerdotisa, el corazón de Alicia se llenó de admiración: “Señorita, debemos buscar un lugar para descansar y quedarnos allí para pasar la noche. Al amanecer, regresaremos a Fortaleza Longum Carmen y buscaremos apoyo de allí”.

 

“¿No deberíamos ir en dirección a Ciudad Fronteriza? desde aquí, necesitaremos un día y una noche para llegar a la fortaleza.”

 

“No” dijo Alicia, sacudiendo la cabeza. “Encontrarse con un extraordinario aquí es demasiada coincidencia. Sospecho que el Señor está asociado con las brujas, y con esto sucedido, es demasiado peligroso que vayamos a la Ciudad Fronteriza.”

 

“Lo que dices tiene sentido” pero entonces los ojos de la Sacerdotisa se hicieron grandes y ella miró directamente detrás de Alicia.

 

Viendo su reacción, el corazón de Alicia se hundió. Y, de hecho, cuando se dio la vuelta, vio a la bruja vestida de túnica negra lentamente saliendo de las sombras oscuras, sus ojos brillaban como estrellas y una lechuza flotaba sobre sus hombros.

_________________________________

Traducido por carlosdaniel1990

 

Login Form

CrewChat