buscar

Home

MGA: Capítulo 916 - Una risa burlona

 

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Teo De Luna

_______________________________________________________________

Capítulo 916 - Una risa burlona

 

Sintiendo la mirada de Chu Feng, Piaomiao volvió la cabeza y dijo. "Chu Feng, mis habilidades son limitadas. Solo puedo salvarte a ti y a Fuyan. Si quieres regresar, no te detendré, pero te dejaré con algunas palabras."

 

"Solo al mantenerte vivo puedes vengarse. De lo contrario, todo lo demás que hagas será inútil."

 

Los ojos de Chu Feng se enrojecieron. Se humedecieron. Pero, él permaneció en silencio. Cerró los ojos, permitiendo que la Señora Piaomiao lo trajera. El eligió irse.

 

Solo cuando la señora Piaomiao voló lejos, cuando ya no podían ver ningún rastro del Pico Brumoso, tembló ligeramente la esquina de los ojos de Chu Feng antes de que cayera una sola lágrima.

 

Al mismo tiempo, Chu Feng apretó su mano, que contenía la runa.

 

Boom*

 

* Huuuu- *

 

Una explosión estalló cuando la runa fue aplastada. Una poderosa onda de choque causó estragos e interfirieron las vidas de todos los seres. Incluso la Señora Piaomiao, que voló rápidamente en el aire, fue sacudida por esa onda de choque. Ella se balanceó a izquierda y derecha, y casi se cayó del cielo.

 

Girando la cabeza, sin importar Chu Feng, Qiushui Fuyan o la Señora Piaomiao, todos sus alumnos se encogieron. Sus ojos se abrieron y sus caras estaban llenas de sorpresa.

 

En ese mismo instante, solo dos palabras podrían describir la escena detrás de ellos: caos absoluto.

 

Arriba: nubes negras rodaban por todas partes, truenos que estallaban en ráfagas, como si el cielo se hubiera roto.

 

Abajo: las olas se agitaban y las olas rugían, como si hubiera alguna malvada bestia que pronto se engendraría.

 

Lo más importante es que, cuando se produjo ese cambio en el cielo y en el mar, apareció una barrera visible. Cerró todo en dirección al Pico Brumoso, y separó a Chu Feng y los otros del otro lado.

 

Esa barrera fue como una ola. Era incolora, y si uno le daba una detección cuidadosa, descubrirían que era inamovible también.

 

"¡Tuvo éxito! Chu Feng, ¡has tenido éxito! ¡Lo hemos logrado! "Qiushui Fuyan estaba extasiado. Estaba tan emocionada que casi podía saltar. Ella sabía que esto era lo que la misteriosa existencia les daba. Esta era una técnica de la existencia misteriosa. Con esta barrera, la fuerza de Jiang Qisha ya no importaba. Ya no podía alcanzarlos.

 

"¿Qué es esto?" Justo en ese momento, Jiang Qisha había estado corriendo rápidamente. Su primera aparición fue en el horizonte lejano, y después de su segundo paso, había llegado antes que ellos.

 

Sin embargo, Jiang Qisha ya notó claramente la barrera. Mantuvo cierta distancia; se quedó en el aire, y con una mirada feroz, miró la barrera que detuvo su avance.

 

"Chu Feng, Qiushui, vámonos." Dijo la Señora Piaomiao después de ver a Jiang Qisha.

 

"Ah". Sin embargo, justo después de que terminó de hablar, su cuerpo se inclinó y perdió su capacidad de volar, comenzando a caer del cielo.

 

"¡Piaomiao!" Alarmada, Qiushui Fuyan la sostuvo rápidamente.

 

En ese instante, la luz que rodeaba el cuerpo de la Señora Piaomiao comenzó a desaparecer. Cuando comenzó a desvanecerse, la tez de la Señora Piaomiao también comenzó a cambiar.

 

No solo su cara estaba empezando a llenarse de arrugas, su piel estaba seca y estaba llena de manchas oscuras, como si ni siquiera hubiera una onza de agua o vida en ella. Incluso su rostro cambió, se convirtió en uno lleno de cicatrices. Esas cicatrices eran extremadamente aterradoras, y cada una de ellas era un espectáculo horrible para la vista.

 

El corazón de Chu Feng latió más rápido al verla cambiar de estado. Una furia indescriptible surgió. Sabía que esta era la verdadera apariencia de la Señora Piaomiao después de vivir durante casi mil años. Las cicatrices en su rostro fueron la evidencia dejada por las acciones criminales de Murong Mingtian.

 

"Tos tos tos ... Vaya. Fuyan, saca rápidamente a Chu Feng de este lugar,." Dijo la Señora Piaomiao con voz débil. A pesar de su estado actual, todavía le preocupaba la seguridad de Qiushui Fuyan y Chu Feng.

 

"Chu Feng, vámonos." Con una mano apoyando a  Piaomiao, Qiushui Fuyan usó la otra para sacar a Chu Feng, y continuó volando hacia adelante.

 

"¡Ni pienses en irte!" Un destello frío brilló en los ojos de Jiang Qisha mientras levantaba la mano y arrojaba un talismán.

 

El talismán cambió rápidamente mientras volaba en el aire. Cuando el resplandor se arremolinaba a su alrededor, se convirtió en una hoja afilada de decenas de metros de largo. Atravesó el aire, y su poder fue aterrador. Si se golpea, sin mencionar a Qiushui Fuyan, significaría una muerte instantánea incluso para Piaomiao.

 

* whoosh *

 

Sin embargo, cuando la cuchilla afilada entró en contacto con la barrera, no hubo explosión. Como atrapado por el agua, fue absorbido.

 

"Esto…"

 

En ese instante, incluso la expresión de Jiang Qisha no pudo evitar el cambio. Su rostro, lleno de furia antes, palideció de inmediato. El frío brillo en sus ojos no solo desapareció, sino que fue reemplazado por un profundo miedo.

 

Él no pudo evitar retroceder. Poco después, examinó cuidadosamente la barrera que bloqueaba su camino frente a él. Después de un buen rato, el miedo en sus ojos se desvaneció, y en cambio, sus ojos se llenaron de una emoción indescriptible. Él dijo, con una sonrisa, "¿Pico Brumoso? Algo así se encuentra en el Pico Brumoso ... No pensé que habría un tesoro como este en una tierra tan inútil ."

 

"¿Cómo es? ¿Se escaparon? "Después de un momento, alguien salió volando, era Murong Mingtian. Miró la escena frente a sus ojos, y miró la barrera que se retorcía. Él frunció el ceño.

 

"Con esto en el camino, ¿podrías alcanzarlo?" Jiang Qisha miró a Murong Mingtian.

 

"Yo ..." Murong Mingtian se sintió bastante mudo. No era tonto, por lo que instantáneamente podía decir cuán poderosa era esa barrera. Y especialmente como una persona que se había cultivado en Pico Brumoso, sabía aún más lo que representaba la barrera del sellado mundial.

 

"Me dijiste antes que este Pico Brumoso es algo de la Era Antigua. Ahora, creo tus palabras. Vámonos. Déjame ver las cosas que quedan en este lugar " Dijo Jiang Qisha.

 

"¿Deberíamos esperar un poco más? Esto no debería quedarse aquí para siempre " Dijo Murong Mingtian mientras señalaba la barrera.

 

"Incluso si desaparece, ya se han ido hace mucho tiempo." Sin embargo, esa vieja abuelita usó una técnica prohibida. Su cultivo no será retenido. Sin ella aquí, esa mujer y mocoso son dos pedazos de basura. ¿A qué debes temer? "Dijo Jiang Qisha.

 

"En realidad ... el que realmente me preocupa no es la Señora Piaomiao, ni Qiushui Fuyan. Es ese chico llamado Chu Feng. Simplemente no lo sabes, pero ese mocoso es un monstruo y su origen es desconocido. Siempre he sospechado si él también es una persona que vino de la Tierra Santa del marcialismo, como tú." Dijo Murong Mingtian.

 

"¿Qué? ¿Viene de la Tierra Santa del Marcialismo? ¿Él?"

 

"Jaja, jajaja, jajajaja ..."

 

Después de escuchar esas palabras, Jiang Qisha estalló en carcajadas. Además, él se rió a carcajadas y muy burlonamente. Solo después de un buen rato dijo: "¿Crees que Chu Feng está calificado para haber venido de la Tierra Santa del Marcialismo?"

Login Form

CrewChat