buscar

Home

MGA: Capítulo 913 - El poderoso Jiang Qisha

 

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Teo De Luna

_______________________________________________________________

Capítulo 913 - El poderoso Jiang Qisha

 

"Hmph. Arrogante. Es mejor que tengas cuidado." Piaomiao resopló con frialdad y agitó la otra manga. En medio de un estallido de gritos penetrantes, innumerables pájaros salieron disparados de su manga, luego rodearon y atacaron a Jiang Qisha.

 

Esta era la habilidad marcial Tabú Mortal que utilizó para asesinar al ejército del Archipiélago de Ejecución Inmortal antes. Sin embargo, esta vez, la masa densamente agrupada de aves se centró en un punto y rodeó a una sola persona.

 

El poder que exudaron fue realmente aterrador. Con solo un atisbo, los observadores sintieron que les picaba el cuero cabelludo y escalofríos.

 

Después de que Piaomiao usó esa poderosa habilidad marcial Tabú mortal, no continuó atacando con la oportunidad que surgió. En lugar de eso, se dio la vuelta y usó una habilidad marcial corporal extremadamente rápida. Ella se convirtió en un hilo de luz y voló a la distancia. Su plan era dejar esta tierra.

 

"No te preocupes, te dejaré ir y te daré la oportunidad de vengarte. Sin embargo, dado que hice mi movimiento, naturalmente no les permitiré a todos que se vayan. Deja algunas cosas atrás primero."

 

Sin embargo, Jiang Qisha simplemente sonrió fríamente a los pájaros. Volteó su palma, y ​​un talismán apareció en su mano. Él sacudió su brazo, y lo tiró.

 

Después de que ese talismán dejó su mano, se arremolinó rápidamente y comenzó a cambiar. Al final, se convirtió en un enorme agujero negro vertical en el aire. Ese agujero negro parecía extraño, y se sintió aún más extraño. Era realmente como un agujero que se extendía hasta el infinito, y de ahí surgió un poder de succión ilimitado.

 

* wu ya ya ya *

 

 

Independientemente del número de aves, no podían luchar contra el poder de succión horrible. Al final, en medio de gritos penetrantes, todos fueron atraídos al agujero negro.

 

"Este mocoso ..."

 

Incluso la tez de Piaomiao cambió mucho. Con asombro, descubrió que incluso su velocidad se había ralentizado significativamente después de la aparición del agujero negro. Si su habilidad marcial no era poderosa, entonces en este momento, definitivamente ya habría sido absorbida.

 

"¡Senior, no te vayas tan rápido, vamos a tener una charla más larga!" Al mismo tiempo, Murong Mingtian voló con una extraña sonrisa en su rostro. Quería aprovechar esa oportunidad para tratar con ella.

 

"¿Quieres detenerme? No será tan fácil. "Los ojos de Piaomiao brillaron, luego agitó su manga. El Armamento real se salió de la manga y se convirtió en un dragón blanco.

 

Ese dragón blanco tenía cuernos y garras, e incluso tenía brillantes escamas blancas. Con su enorme cuerpo y poderoso aura, voló en el aire, y era como un verdadero dragón.

 

* aoo- * El dragón blanco formado por seda blanca era muy feroz. Cuando abrió su boca, podría incluso tragarse las nubes. Sus garras podrían desgarrar el espacio mismo, y como si tuviera inteligencia, luchó contra Murong Mingtian y lo detuvo.

 

* aoo- * Piaomiao hizo señas con la manga y otra corriente de seda blanca salió volando. También se convirtió en un dragón blanco que atacó a Jiang Qisha.

 

"Heh, interesante. No pensé que en un lugar como este hubiera una persona que podría crear un par de Armamentos Reales."

 

"Pero, por desgracia, algo de este grado no puede detenerme." La expresión de Jiang Qisha permaneció inmutable cuando se enfrentó al feroz dragón blanco. Giró su muñeca, y aparecieron varios talismanes.

 

* whoosh whoosh whoosh * Él sacudió su brazo, y los talismanes eran similares a las flechas que salían en todas las direcciones, aullando mientras silbaban en el aire. Al mismo tiempo, el poder dorado de la Formación del Espíritu fluyó de su cuerpo y se conectó con todos los talismanes.

 

"¡Formación!" Después de terminar, Jiang Qisha gritó suavemente. Una luz cegadora pasó como un relámpago, y los talismanes conectados se convirtieron en una gran red materializada que envolvió al dragón blanco.

 

Luego, la red se encogió rápidamente. Se convirtió en el tamaño de los talismanes originales, y como un moño de talismán, aterrizó en la mano de Jiang Qisha.

 

Aunque el moño temblaba de izquierda a derecha, luchando intensamente, el dragón blanco hecho por un Armamento Real claramente había perdido cualquier oportunidad de luchar contra Jiang Qisha. Fue capturado

 

Para dos exactamente los mismos Armamentos Reales, uno había detenido fácilmente a Murong Mingtian, mientras que Jiang Qisha sometió sin esfuerzo al otro. La diferencia de esos dos fue enorme, y también suficiente para demostrar la fuerza de Jiang Qisha.

 

"Maldición. ¿Cómo es que este mocoso posee técnicas tan repugnantes? La expresión de Piaomiao empeoró cuando su Armamento Real fue suprimido. Sin embargo, ella no se dio la vuelta y en su lugar continuó rápidamente volando hacia adelante.

 

Sin embargo, Jiang Qisha claramente no se preparó para dejar ir a Piaomiao. Tiró dos talismanes y los metió debajo de su zapato. Viajó decenas de millas en un paso, y cuando se lanzó a grandes zancadas, estaba empezando a alcanzar a Piaomiao a una velocidad increíble.

 

"Secta tierra maldita ... ¿Así que este es alguien de la Tierra Santa del marcialismo?"

 

Al ver a Jiang Qisha, que no se dio por vencido y siguió usando técnicas que nunca había visto antes, los ojos de Chu Feng parpadearon de forma inestable. Fue la primera vez que vio los métodos de alguien de Tierra Santa del Marcialismo. Se podría decir que la actuación de Jiang Qisha no lo decepcionó, y en su lugar incluso lo sorprendió un poco.

 

Chu Feng podía decir que las técnicas que Jiang Qisha había captado dependían de los talismanes especiales. Usó esos para fortalecerse, y sin importar ofensa, defensa o incluso velocidad, todos se levantaron debido a los talismanes.

 

Chu Feng incluso sintió que si se tratara de una comparación relativa de la fuerza de la lucha, Jiang Qisha podría ser incluso más fuerte que él. Además, Jiang Qisha vino de la Tierra Santa del Marcialismo, pero eso fue todo. No significaba que fuera el genio más fuerte dentro de Tierra Santa del marcialismo.

 

Y si ese fuera el caso, que él no era el genio más fuerte en la Tierra Santa del marcialismo, ¿qué sería lo más fuerte? ¿Y qué tan poderosos fueron los expertos de esa tierra?

 

Tal vez ... ¿Los emperadores marciales, que eran como leyendas en este mundo, estaban vivos y no escasean allí?

 

Chu Feng no pudo evitar recordar las palabras que Jiang Qisha le dijo a Piaomiao antes. Quizás tenía razón: incluso si Piaomiao se cultivara durante varias decenas de miles de años, tal vez ni siquiera sería capaz de irrumpir en su secta. Era como que los más fuertes en el continente de las Nueve Provincias no podían hacer mucho en la Región del Mar del Este.

 

La fuerza de Jiang Qisha incomodaba a Chu Feng, porque en este momento, muy posiblemente podría bloquear su camino de vida.

 

Pero al mismo tiempo, la fuerza de Jiang Qisha hizo excitar a Chu Feng. Él miró aún más adelante para entrar en la Tierra Santa del Marcialismo. Como dicen, te vuelves más fuerte cuando conoces al fuerte. Solo la tierra abundante en expertos era la verdadera tierra santa para grandes cambios.

 

"¡Vieja abuelita! Hoy, te dejaré salir. Sin embargo, déjalos atrás."

 

Mientras Chu Feng estaba aturdido, una voz sonó de repente. Alzando la cabeza, descubrió que Jiang Qisha ya los había alcanzado. Además, un talismán había abandonado su mano. Como un rayo, aterrizó en el Saco Cosmos de Piaomiao.

 

*Boom*

 

Cuando el talismán alcanzó su objetivo, el saco cosmos en realidad explotó. No solo rompió a la fuerza el Saco Cosmos, incluso la formación que contenía a Chu Feng y los demás se rompieron instantáneamente.

 

En un instante, Chu Feng y los demás aparecieron en el aire. Dejaron la protección de La Señora Piaomiao, y se pararon frente a Jiang Qisha.

Login Form

CrewChat