buscar

Home

MGA: Capítulo 863 - Relámpago Divino disparándose al cielo

 

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

_______________________________________________________________

 Capítulo 863 - Relámpago Divino disparándose al cielo

 

* BOOM- * Finalmente, una horrorosa explosión explotó dentro del dantian de Chu Feng.

 

Fue un sonido muy extraño. Más ensordecedor que trueno, más conmovedor que el rugido de un tigre, más poderoso que el aullido de un dragón ... Sin embargo, otros no podían oír ese sonido. Solo Chu Feng solo podría.

 

Al mismo tiempo de la explosión, el aura de Chu Feng se elevó rápidamente. Fue extremadamente rápido, y fue simplemente impactante.

 

Simultáneamente, con Chu Feng como centro, el poder marcial dentro de varios miles de millas, como si hubieran sido convocados, comenzó rápidamente a elevarse hacia el cuerpo de Chu Feng y reunirse alrededor de él.

 

En ese instante, su aura era claramente diferente de antes. Hubo un cambio en esencia: este era el verdadero poder.

 

Él había hecho un gran avance. Antes de que la Entidad Sagrada hubiera sido completamente refinada, el cultivo de Chu Feng había aumentado. Él había superado con éxito el reino Celestial, y se convirtió en un Señor Marcial. Él realmente se había convertido en un Señor Marcial.

 

Señor marcial: ¿Cuántas personas trabajaron durante toda su vida pero ni siquiera podían alcanzar este nivel y solo podían admirar a aquellos que podían? Era un reino visto como divino a los ojos de muchas personas.

 

Pero Chu Feng, antes de la edad de veinte años, había entrado en ese reino. Eso fue definitivamente un gran logro.

 

Al menos, dentro de la Región del Mar del Este, y para aquellos en los continentes orientales, solo muy pocos genios podrían lograr tal hazaña.

 

A pesar de que solo era un Señor Marcial de rango uno, eso fue antes de que Chu Feng usara el poder del Rayo Divino. Ahora, este cultivo pertenecía al mismo Chu Feng: era su verdadero cultivo.

 

"Jaja, ¡éxito! ¡Finalmente he tenido éxito! ¡Finalmente me he convertido en un verdadero señor marcial! "Chu Feng estaba eufórico y emocionado. Su expresión no podría ser representada por palabras.

 

Aunque Chu Feng en realidad no había usado demasiado tiempo para convertirse en un Señor Marcial del reino Celestial, el precio que pagó fue muy elevado. Era algo que una persona normal no podía permitirse.

 

Aunque hubo una porción de suerte en el éxito de hoy, no se puede negar que Chu Feng había intercambiado su duro trabajo por ese éxito.

 

"¡Mierda, este sentimiento!" Sin embargo, justo cuando Chu Feng se sintió eufórico, su aspecto cambió repentinamente. Un temor sin precedentes surgió en sus ojos.

 

Chu Feng descubrió con asombro que cuando se convirtió en un Señor Marcial, un rayo de luz roja había surgido de su dantian, moviéndose rápidamente en su cuerpo.

 

Típicamente, eso era algo normal y Chu Feng debería estar feliz. Después de todo, mientras Chu Feng pasara por un gran reino, él podría obtener el poder de un solo rayo y usarlo libremente para sí mismo.

 

Sin embargo, ahora mismo, fue un poco diferente. El rayo rojo, cuando surgió dentro de su cuerpo, no se fundió con su sangre en absoluto y dio una sensación de unión. En cambio, quería salir corriendo de su cuerpo. El rayo quería explotar y dejar los grilletes del cuerpo físico de Chu Feng.

 

Sin embargo, lo más importante es que no era solo el rayo rojo el que quería salir corriendo. El rayo dorado, el azul y el morado que ya se habían fusionado con la sangre de Chu Feng también querían salir corriendo. Se inquietaron con el rayo rojo; todos intentaban abandonar el cuerpo de Chu Feng.

 

¿Cómo podría Chu Feng mantener la calma?

 

Debido a la restricción del Rayo Divino, para lograr un solo nivel de avance, Chu Feng debía pagar un precio varias veces más que los demás. Eso hizo que la excelente comprensión de Chu Feng fuera inútil. Como tal, tenía que reunir suficientes recursos de cultivo para elevar su cultivo.

 

Pero, incuestionablemente, para todas las desventajas había ventajas. Aunque el Relámpago Divino aumentó la dificultad de Chu Feng para lograr avances, le dio una fuerza de combate que superó a los demás. Además, los Relámpagos Divinos eran realmente muy fuertes, inimaginablemente fuertes.

 

En este momento, había cuatro relámpagos que querían salir de su cuerpo y dejar a Chu Feng. Nadie sabía si eso era fortuna o desastre, algo de alegría o tristeza.

 

Sin embargo, lo que estaba predestinado a suceder ocurriría eventualmente. Hubo algunas cosas que Chu Feng no pudo detener ni cambiar. Y para el Divino Relámpago en el cuerpo de Chu Feng, él tampoco podía controlarlos.

 

* bzzzz ... *

 

Finalmente, del cuerpo de Chu Feng, una ráfaga de relámpago surgió. Ellos-oro, azul, púrpura y rojo-salieron disparados del cuerpo de Chu Feng, atravesaron las capas de hielo helado, directamente hacia el cielo.

 

En un instante, el cielo de tono negro inicial fue tomado por los cuatro colores del rayo. Los rayos de luz iluminaron todo, casi envolviendo la totalidad de las Llanuras del invierno.

 

* aoo- *

 

Lo más importante, después de que los cuatro relámpagos aparecieron en el cielo, se convirtieron en cuatro enormes bestias de diferentes formas. Atravesaron las nubes, sobre los Nueve Cielos, y comenzaron a lanzarse. Dejando un rugir ensordecedor, impactante el mundo, sorprendiendo a todos.

 

"¡Cielos! ¿Que es eso?"

 

"¡Es tan aterrador! Parece un rayo, pero ¿por qué han aparecido tantos rayos? ¡Incluso hay cuatro colores! "

 

"No seas tonto. ¿Cómo puede un rayo hacer un ruido tan horrible? Ellos son claramente cuatro grandes bestias. Cuatro enormes bestias de rayos, tan inimaginablemente poderosas."

 

A pesar de que ya era profundo en la noche, el rayo que de repente envolvió todas las Llanuras del Invierno, y los ensordecedores rugidos, despertó a todos.

 

Cuando salieron de sus casas y miraron hacia el cielo, cada uno de ellos se sorprendió. Estaban estupefactos por la escena en el cielo.

 

Después de sentir shock, la primera emoción que sintieron después fue un miedo sin fin.

 

Las cuatro bestias relámpago en el cielo eran realmente demasiado aterradoras. No importa su forma, o sus rugidos, ninguno pertenecía a este mundo. Además, su poder, inestimablemente poderoso, les dijo un hecho.

 

Era que no importaba lo que ocupase el cielo, no era algo amable. Si decidían atacar, todos los que vivían en las Llanuras del Invierno morirían, sin duda. Probablemente, la vasta llanura de invierno sería completamente destruida.

 

En ese instante, sin mencionar a los niños pequeños que lloraban de miedo, incluso los cultivadores adultos gritaban alarmados.

 

En un momento dividido, las Llanuras del invierno se inundaron de pánico. La mayoría de la gente no podía seguir mirando la escena en el cielo, y aún más personas eligen lugares para esconderse para evitar tal calamidad.

 

Hubo incluso algunas personas que ignoraron a sus hijos, ignoraron a su familia y volaron hacia la matriz de tele transportación. Querían abandonar rápidamente esta zona de desastre que pronto será.

 

 

Al mismo tiempo, otra persona dentro de la fría cordillera helada fue atraída por la escena en el cielo.

 

Ella usaba un sombrero cónico, y tenía un vestido largo blanco como la nieve. Coincidía bastante bien con el hielo y la nieve circundantes, como si fuera un elfo que caminaba entre la nieve y el hielo. Mientras estaba de pie en el cielo nocturno, parecía bastante hermosa. Ella era Tantai Xue.

 

"Qué fenómeno aterrador. Sin embargo, esto no parece una premonición del descenso de un cierto cuerpo especial. Parece más como uno que ha aparecido debido a un gran avance en la cultivación." Sin embargo, en contraste con el miedo a los demás, Tantai Xue estaba muy tranquila. Tan tranquila que incluso fue un poco aterrador.

Login Form

CrewChat