buscar

Home

PMG: Capítulo 1552 - Gritando furiosamente

Capítulo 1552 - Gritando furiosamente

"¡El séptimo reino Zun Qi y su fuerza se multiplican por ochocientos!", La multitud estaba asombrada. A medida que aumentaba la fuerza de un cultivador, aumentaba su capacidad para controlar la Tierra y el cielo. Ese joven solo había atravesado el séptimo reino Zun Qi, pero su fuerza ya se había multiplicado por ochocientas. Si lograba llegar al noveno reino Zun Qi y tenía una fuerza multiplicada por mil, ¡ya sería medio emperador!

Posee una fuerza de un mil talento requerido. Lin Feng agradeció en secreto al emperador que lo había hecho soñar aquellos días anteriores. La fuerza de Lin Feng había mejorado mucho en ese sueño.

El cielo se sacudió cuando Lin Feng lanzó sus energías demoníacas e inmortales agresivas. Además de su demonio de aspecto loco, otra sombra apareció detrás de Lin Feng que parecía un demonio inmortal.

Las energías inmortales y demoníacas impidieron que las energías del espacio vacío se movieran hacia delante. A medida que su territorio se debilitaba, el territorio demoníaco de Lin Feng condensaba las energías del espacio vacío.

Lin Feng extendió su mano y liberó energías demoníacas que se convirtieron en un gigantesco hacha negra. Ese hacha contenía tierra, muerte y energías inmortales.

"¡Argh!" Gritó el demonio mientras Lin Feng levantaba su hacha gigante que luego descendía del cielo.

El hacha cortó todo a su paso, incluidas las luces doradas de Qi Yu Chen. Qi Yu Chen unió sus manos y condensó una espada hecha de energía espacial vacía.

"¡Boom!" El hacha colisionó con la espada, haciendo que las luces se dispersen en todas direcciones. La ropa de Qi Yu Chen se rompió de repente, pero la ropa de Lin Feng no se veía mucho mejor.

Qi Yu Chen mantuvo su compostura por un momento, pero luego se sacudió violentamente y tosió sangre.

Lin Feng había mejorado su intercambio anterior, por lo que corrió hacia Qi Yu Chen mientras condensaba la fuerza que se multiplicó por ochocientas.

"¡Slash!" La sangre salpicó de la boca de Qi Yu Chen. Había perdido mucha fuerza, pero no tenía ganas de darse por vencido todavía.

Lin Feng saltó hacia delante y lanzó un Qi más demoníaco, que se convirtió en una mano gigantesca. Agarró a Qi Yu Chen por la garganta, drenando la sangre de su rostro. Él condensó tanta fuerza como pudo pero pareció inútil.

Mucha gente del Castillo Celestial Qi repentinamente se puso de pie y miró a Lin Feng de una manera amenazante.

Sin embargo, Lin Feng miró a Qi Yu Chen burlonamente y dijo: "¿Quieres que Yun venga aquí?"

"Ella está en el Castillo Celestial Qi, ni siquiera pienses en volver a verla." Dijo Qi Yu Chen.

"Boom!" Lin Feng lanzó Qi demoníaco y fuego que comenzó a quemar la mano de Qi Yu Chen y voló a través de su brazo. No podía liberar energía para defenderse de esas energías, así que todo lo que podía hacer era gritar de dolor.

"¡Trae a Yun aquí!" Esta vez, Lin Feng no estaba hablando con Qi Yu Chen, él estaba exigiendo a la gente del Castillo Celestial Qi que se la trajera.

El rostro del emperador vestido de púrpura se volvió mortalmente pálido. Lin Feng ya no estaba siendo controlado, y ahora estaba empezando a cobrar venganza.

El cuerpo de Qi Yu Chen estaba cubierto de sudor, y su rostro estaba mortalmente pálido. Lin Feng era cruel, además de eso, se burlaba de él frente a todos. Lin Feng ya había aplastado su brazo.

"¡Voy a buscarla ahora!", Dijo el emperador vestido de púrpura mientras desaparecía. Con su velocidad, debería regresar rápidamente.

"¡Más vale que te apresures!", Dijo Lin Feng al emperador vestido de púrpura.

Entonces, Lin Feng puso a Qi Yu Chen en una jaula espacial vacía y se dio la vuelta.

Primero Zhou Tian Ruo, y ahora Qi Yu Chen estaban en una jaula.

"¡Emperador Ni Chen!", Gritó Qi Yun Sheng, poniéndose de pie.

"¡Siéntate!", Gritó Lin Feng de repente. Qi Yun Sheng frunció el ceño, ¡nunca nadie le había gritado así!

La multitud también se estremeció por el grito de Lin Feng. Qi Yun Sheng era un emperador y era uno de los cultivadores de la Montaña Qing Di. Y, sin embargo, Lin Feng todavía se atrevió a gritarle furiosamente.

A Lin Feng no le importaban esas cosas porque esas personas del Castillo Celestial Qi eran sus enemigos. Ya no necesitaba ser cortés con Qi Yun Sheng.

"¡Si no quieres que muera frente a ti, será mejor que te calles!", Gritó Lin Feng en Qi Yun Sheng.

Qi Yun Sheng miraba fijamente los ojos negros como el rayo de Lin Feng, pero no tuvo ningún impacto en él.

Después de unos momentos de mirarse el uno al otro, finalmente se sentó. Quería hacer algo, pero Qi Yun Chen ya estaba gravemente herido. Mientras él no muriera, tendría la oportunidad de recuperarse en el futuro. Después de todo, Lin Feng no era un emperador, y las lesiones de Qi Yu Chen no fueron tan severas.

Después de que Qi Yun Sheng se sentara, Lin Feng sonrió fríamente y miró a Qi Yun Xiao.

"Te dije que tenías ojos malos". Qi Yu Chen es tan débil ¿no ves cuán deshonrosa es? Si me hubieras dejado pelear, no habrías perdido tanto rostro." Dijo Lin Feng burlonamente. Luego, miró a Yuan Fei, Ban Ruo y Li Hen. Eran sus amigos, pero en ese momento, lo miraban de una manera fría.

"Te arrepentirás de eso muy rápido", Pensó Qi Yun Sheng. ¿Lin Feng puso todas sus esperanzas en la Montaña  Qing Di ? ¿Pensó que porque era un poco talentoso, el emperador Ni Chen lo reclutaría? Lin Feng era un poco ingenuo.

_______________________________

Editado Y traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat