buscar

Home

PMG: Capítulo 1489 - Qi Dorado Sagrado

Capítulo 1489 -  Qi Dorado Sagrado

Lin Feng y el joven vestido de blanco se miraron mientras liberaban la fuerza. Era como si dos océanos estuvieran peleando uno contra el otro.

"¡Boom!" Ambos golpearon el aire en la dirección del otro al mismo tiempo. No usaron ningún poder especial, solo fuerza. Después de que sus puños colisionaron, ambos sonrieron de manera resplandeciente.

"Pensé que mi fuerza era más fuerte que la tuya." Dijo el joven de ropas blancas sonriendo alegremente.

"Debes estar decepcionado ahora." Dijo Lin Feng sonriendo.

"¿Por qué habría? Me inspira." Dijo el joven vestido de blanco con una sonrisa. Su fuerza desapareció, y solo se rieron.

El viejo también estaba sorprendido. ¡Fei Yang y ese genio se conocían!

"Lin Feng, ese es mi maestro. Él también es el dueño de la Mansión de las Paredes Celestial. No hubiera pensado que vendrías aquí." Dijo Yun Fei Yang.

"Lin Feng de Tiantai, un placer conocerte, Maestro." Dijo Lin Feng mientras se inclinaba ante el anciano.

"Jaja, tantos genios. El emperador Yu y el emperador Shi son excelentes maestros, ya veo. Ambos son excepcionales." Dijo el anciano sonriendo. El propietario de la Mansión de las Paredes Celestial era un ermitaño, pero sabía de los sucesos del mundo exterior. Él no preguntó nada, solo sabía cosas.

"¡Así que te uniste a Tiantai!", Dijo Yun Fei Yang. Sabía sobre los influyentes grupos imperiales de Ba Huang. Luego presentó a la hermosa niña, "Esa es mi compañera discípula, Bei Yan Yun."

"Ese es mi hermano, Lin Feng. Viajamos juntos y luego nos perdimos en el camino." Dijo Yun Fei Yang.

Bei Yan Yun y Lin Feng se miraron el uno al otro. Bei Yan Yun parecía avergonzada, pero sonrió y dijo: "Lin Feng, lo siento. No sabía que eras el amigo de Fei Yang. Soy demasiado arrogante y no sé nada. Eres un genio y eres mejor que yo en todos los sentidos."

"Eres sobresaliente y muy hermosa. Me complace conocerte." Dijo Lin Feng sonriendo. Bei Yan Yun se había disculpado, por lo que no podía tomarse en serio las cosas tan pequeñas, especialmente al ver cómo Yun Fei Yang y Bei Yan Yun eran amigos.

"Fei Yang y ustedes son tan aduladores. No me extraña que ustedes dos sean buenos amigos." Dijo sonriendo Bei Yan Yun. Parecía excepcional e incluso si un hombre estaba enojado con ella, era difícil no perdonarla con esa sonrisa.

"Yan Yun, Feng Xuan y Feng Ling son solo mis amigas." Dijo Lin Feng sonriendo.

"Ya veo. Sin embargo, ellos no dijeron eso." Dijo Bei Yan Yun sonriendo débilmente. Feng Xuan incluso se puso rojo.

"De hecho, dijeron que estaban juntos. Dijeron que si te vencía, me considerarían en serio." Dijo Zhou Tian Ruo. Lin Feng y los demás se volvieron y miraron a Zhou Tian Ruo. Él tenía sus brazos cruzados sobre su pecho.

"Probablemente estaban bromeando." Dijo Bei Yan Yun a Zhou Tian Ruo.

"No estaba bromeando sin embargo. Además, todo el mundo los escuchó." Dijo Zhou Tian Ruo mientras miraba a las dos chicas.

"Jeje, las quiero." Dijo Zhou Tian Ruo mirándolas.

Lin Feng recurrió a Feng Ling y Feng Xuan.

"Quería obligarnos a hacer cosas que no queremos hacer, así que no tuvimos más remedio que decir eso." Dijo Feng Ling. Lin Feng sonrió a cambio.

Miró a la gente al lado de Zhou Tian Ruo, sonrió indiferente y dijo: "¿Las oíste prometer algo?"

"Jeje, lo hicimos." Dijo uno de los jóvenes sonriendo maliciosamente.

"¡Maldición!", Dijo Lin Feng. Instantáneamente, las energías que maldicen a la muerte lo rodearon y comenzaron a agotar su vida. Su rostro instantáneamente se volvió mortalmente pálido.

"No se muevan." Dijo Lin Feng a los demás.

"¡Estás loco!", Dijo Zhou Tian Ruo mientras lanzaba furiosamente Qi Dorado.

Lin Feng ni siquiera lo miró, solo se enfocó en el que estaba maldiciendo.

"Ahora, solo necesito pensarlo y morirás." Dijo Lin Feng con indiferencia. La cara de esa persona se veía triste. Las energías de maldición y de la muerte de Lin Feng eran poderosas, su cultivación se estaba debilitando con cada segundo que pasaba.

"Si gano contra él, te arrodillarás, ¿qué tal eso?" Dijo Lin Feng señalando a Zhou Tian Ruo.

"Muy bien." Dijo esa persona asintiendo mientras tiraba de una cara larga.

"¿Quién más lo vio?" Lin Feng sonrió débilmente. Miró con frialdad a Zhou Tian Ruo, sus ojos estaban completamente negros.

"Las energías abstrusas de la muerte de esa persona y la maldición son realmente poderosas. ¡Incluso puede drenar las vidas de las personas! ", Pensó la multitud.

"Hmph, mis dos amigas dijeron algo porque eres un bastardo inútil que obliga a las mujeres a hacer cosas. No tengo mucho que decir sobre esas personas." Dijo Lin Feng.

"De hecho, peleemos." Dijo Zhou Tian Ruo.

Se levantó en el aire y lanzó Qi Dorado. Una armadura dorada se formó al instante alrededor de él. Lo hizo de inmediato porque quería protegerse contra las energías de muerte y malditas de Lin Feng.

"¡Ven!" Gritó Zhou Tian Ruo furiosamente. En un instante, su Qi dorado se convirtió en una espada afilada y se movió hacia Lin Feng a toda velocidad.

Feng Ling y Feng Xuan parecían preocupadas. Esas personas vinieron de la Ciudad Santa.

__________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat