buscar

Home

GOS: Capítulo 749 - ¡Repeler al enemigo!

Capítulo 749 - ¡Repeler al enemigo!

La herencia Upanishad salió disparada del Mar de la Conciencia de Shi Yan, flotando lentamente hacia Ka Tuo. Los ojos de Ka Tuo estaban tan calientes, aunque también estaba un poco indeciso. Eventualmente, él lanzó su altar del alma.

El altar de su alma cubrió el Upanishad.

La energía negativa de Shi Yan que cubre la herencia desapareció inmediatamente cuando el Upanishad se fusionó con el poder del nivel Upanishad del altar del alma de Ka Tuo, convirtiéndose en parte del altar de su alma.

Las fluctuaciones de energía caótica giraban alrededor de Ka Tuo. Su cuerpo se sacudió con vehemencia mientras percibía el Upanishad, lo añadía al altar de su alma y lo convertía en su único Sello de Upanishad.

Shi Yan soltó una risa ligera. La forma en que miraba a Ka Tuo no tenía ninguna intención maligna.

Al agregar el poder Upanishad, el guerrero necesitaría liberar el altar de su alma y condensar su alma, espíritu y pensamiento en uno solo. No debe permitir que ninguna fuerza externa lo moleste durante todo el proceso.

En este momento, si Shi Yan golpeara fatalmente, incluso si el Sanguinario Matador Ka Tou hubiera alcanzado el Tercer Cielo del Reino Dios Rey, recibiría graves heridas.

Mientras quisiera atacar a Ka Tuo, incluso si el Sanguinario Matador Ka Tuo pudiera sobrevivir, estaría muy mal. Tal vez nunca tendría la oportunidad de ingresar al Reino  Dios Original por el resto de su vida.

Pero Shi Yan no quería atacar a Ka Tuo.

Para él, el Anillo de la Vena de Sangre aún ocultaba un gran secreto que acababa de ingresar al umbral de. Llevaría mucho tiempo abrirlo por completo.

Ka Tuo recibió la herencia del Upanishad del Caos por Ge Lu, uno de los del  Séquito de Ocho Sanguinarios.

Como Ge Lu era un miembro del Séquito de Ocho Sanguinarios, debe ser un poderoso experto. Shi Yan estaba asustado pensando en cómo esta existencia casi invencible murió.

Como Ge Lu estaba relacionado con ese hombre, tal vez se convertiría en un arma filosa en la mano de Shi Yan.

Por supuesto, nunca destruiría su arma.

En breve, Ka Tuo pareció terminar de agregar el Upanishad al altar de su alma. El altar de su alma se balanceó ligeramente, luego regresó a su Mar de la Conciencia, la fuente de energía de su alma.

En este momento, Ka Tuo abrió los ojos, respirando profundamente. Una alegría extrema floreció en su corazón mientras miraba a Shi Yan con gran asombro. "¿Acabas de darme la herencia así? ¿No hay condiciones?"

Shi Yan sonrió, "Mi hermano, somos de la misma escuela, así que no te haré daño. Esta herencia te pertenece. Si la obtienes, debes continuar cultivándote. Puedo relajarme ahora. Si lo deseas, solo dime quién te pidió que me atacaras ... Y no nos persigas más. ¿Está bien?"

Ka Tuo no respondió de inmediato. Reflexionó un momento y luego preguntó de repente. "Senior, ¿por qué solo tienes la base de cultivo Reino Dios Verdadero?"

"Soy demasiado joven. Aunque estuve inscrito antes, mi tiempo de cultivación no ha sido suficiente." Shi Yan continuó fabricando su historia. "Como me llamas senior, somos considerados compañeros de clase. Cuando hayas ingresado al Reino Dios Original, te diré cosas relacionadas con nosotros."

"Qué tal si tu y yo nos unimos para capturar a Zi Yao. Siempre he soñado con tenerla. De todos modos, si mi hermano la quiere, como tu junior, puedo renunciar a lo que quiero." Un destello astuto brillaba en los ojos de Ka Tuo. "Si capturamos a Zi Yao, puedo recibir grandes beneficios. ¿No crees que es mejor ir conmigo que con esa niña? Aunque no tenemos una buena reputación como piratas espaciales, no tenemos ninguna restricciones. Podemos hacer lo que queramos. ¡Qué libre es eso! ¿Qué piensas? "

"Piratas?" Shi Yan estaba sorprendido. Entonces, él sacudió su cabeza sonriendo. "Siempre me escondo al oeste o al este, no es lo que quiero. No me importa si quieres ser un pirata espacial, pero no lo haré. Tengo mis objetivos. Tengo cosas que hacer. Tu equipo tiene suficientes miembros, así que no seré uno de ustedes."

Ka Tuo frunció el ceño mientras contemplaba.

"Deberías darte prisa para ajustar tu Upanishad, volver a ponerlo en el camino correcto. Por lo tanto, te sugiero que estés contento con tu suerte, que te tranquilices y encuentres un lugar donde la gente no pueda encontrarte para resolver primero tu problema." Dijo Shi. Yan sonrió. "Si no quieres hablar más, no te obligaré. Hablaremos más tarde. Una vez que fortalezcas tu reino y sientas que deseas penetrar en el Reino Dios Original, recuerda encontrarme. Hablaremos en ese momento."

Entonces, Shi Yan parecía no querer hablar más. Dio media vuelta y se fue.

El Sanguinario Matador Ka Tuo lo miró con asombro. Al verlo a punto de irse, con Shi Yan volando ya, gritó en voz baja. "¡Espera un minuto!"

Shi Yan le dio la espalda, mirándolo sonriente.

"Los que me contrataron incluyeron a la Señorita Bi Rou de la Liga del Inframundo  y Sura de la  Nación Divina Firmamento Oscuro. "Ka Tuo resopló." Es para devolverle el favor, Senior. Mi negocio está hecho aquí. Me iré de inmediato. Hermano, ten cuidado. El ataque de Sura no terminará aquí. Incluso si nos vamos, él continuará."

"¿Sura?" Shi Yan se sorprendió, "¿Quién es él?"

"Jaja, la Princesa Zi Yao seguramente lo conoce. Díselo y sabrá quién quiere matarla." Ka Tuo reflexionó por un momento y luego continuó: "Esa princesa no es una buena persona. Hermano, tenga cuidado. No le dé la oportunidad de matarte. Muchos expertos fuertes en el Área de la Estrella de la Fuego Furiosa la siguen gracias a ella. Esa belleza. Sin embargo, la mayoría de ellos no tienen un final agradable. Debes cuidarte a ti mismo."

Shi Yan asintió y sonrió. "Gracias por su recordatorio. Ah, por cierto, ¿qué debo hacer si quiero ponerme en contacto con usted?"

Ka Tuo dudó un momento y luego sacó un cristal azul del anillo. Ese cristal fue tallado con una formación mágica y un rayo de energía del Caos en movimiento.

"Lo hice yo mismo. Cuando quieras encontrarme, dáselo a un tipo llamado Ka Fu en el Castigo de la Tierra de Dios. Él es mi hermano." Ka Tuo le arrojó la piedra. "Pero, será mejor que no dejes que los demás lo vean. No me traigas problemas."

"¿El castigo de la Tierra de Dios? ¿Dónde está?" Shi Yan estaba sorprendido.

"Pregúntale a la princesa Zi Yao. Ella debe saberlo." Ka Tuo no habló más. Dio media vuelta y se fue, como si se apresurara a reconciliar su nuevo Upanishad.

En breve, Ka Tuo desapareció. Shi Yan dispersó los meteorolitos ardientes. No mucho después, vio que los carros de guerra de tiburón tigre desaparecían uno por uno.

Ka Tuo fue un hombre que devolvió el favor. Dejó un carro de guerra de tiburón tigre allí para Shi Yan.

Shi Yan reflexionó por un momento, volando fuera del círculo hecho de meteoritos llameantes hacia el carro del tiburón tigre. Descubrió que la estación espiritual dentro del carro y todas las barreras y restricciones habían sido desactivadas. Shi Yan vertió un flujo de Conciencia del Alma en el carro, que se movió inmediatamente, deslizándose a través de los meteorolitos hacia Zi Yao.

Una meteorolito masivo protegía un lugar en el punto de reunión de rayos de sol. Fue donde Zi Yao lo estaba esperando en silencio. Parecía un hada de fuego con una luz de arco iris girando a su alrededor.

Estaba preocupada doblando y luego desplegando sus dedos. Flujos de luz divina de siete colores salieron disparados de sus dedos. Al igual que las serpientes pequeñas, se enrollaron alrededor de su mano.

Quedarse con Shi Yan durante este período había calmado su agitada mente. Ella había olvidado temporalmente la perversa competencia de la familia real. Se sentía relajada, como si hubiera arrojado todas las cargas.

Esta experiencia sería algo que nunca olvidaría por el resto de su vida. Ella lo atesoraba. Y, Shi Yan era una llama en este recuerdo de ella, que ella había impreso en su mente, y nada podía borrarlo.

Esperando con preocupaciones por un largo momento, Zi Yao se impacientó. Al ver que los meteoritos no explotaban, no pudo evitar salir volando del área de congregación de los rayos de sol y darse la vuelta para buscar a Shi Yan.

Un momento después, ella encontró un carro de guerra de tiburón tigre. Zi Yao se decolora, reuniendo energía para prepararse para sus ataques.

"¿Volviste por mí?" Una generosa risa surgió del carro de guerra desde un área de reunión de rayos de sol lejos de ella. "Parece que tu Alteza me extraña mucho. Sí, me siento honrado. De repente me siento emocionado. Quizás, es por eso que podría explotar mi poder divino y derrotar a la pandilla de Ka Tuo".

Shi Yan gritó. El carro de guerra de tiburón tigre se deslizó más rápido a través de los rayos del sol de grueso tejido y se acercó a Zi Yao en breve.

La cara encantadora de Zi Yao parecía una flor en flor. Ella sonrió tiernamente, esperando dentro del montón de rayos de sol. La Luz Dios de siete colores giró alrededor de su suave cuerpo mientras sus hermosos ojos brillaban. "Es cierto. Estaba realmente preocupado por ti. Pero, parece que pensé demasiado. Dime, ¿por qué la banda de Ka Tuo no te persiguió?"

El mar en su corazón hervía. No estaba tan tranquilo como ella estaba mostrando en su rostro. Liberando la Conciencia del Alma, no encontró a nadie, lo que la hizo sentir realmente curiosa.

El nombre de Sanguinario Matador Ka Tuo fue famoso en el Área de la Estrella de la Fuego Furiosa. Era el matador más despiadado, y sus manos siempre tenían manchas de sangre. No fue fácil hacer que este hombre renunciara a sus objetivos. Mientras no muriera, nunca cedería a sus objetivos.

Zi Yao estaba asombrada al saber que el matador no los había perseguido. Ella no sabía lo que había sucedido allí.

"Ka Tuo no aparecerá más. Se ha retirado del Campo de Fragmentos Explosivos de la Estrella Solar. Nos regaló este carro de guerra de tiburón tigre". Shi Yan sonrió, saludando a Zi Yao para pedirle que entrara carretilla

Zi Yao dudó un momento, como si temiera algo. Luego, ella lentamente subió al carro. "¿Has cooperado con Ka Tuo para tratar conmigo? ¿Me venderías entonces?"

"Ka Tuo había propuesto lo mismo, de hecho," Shi Yan la miró profundamente. De repente, sonrió.

Zi Yao decolorada.

"Lo negué. Haha ... Perdóneme, pero no puedo decirle los detalles, y espero que no pregunte al respecto." Mientras fruncía el ceño, Shi Yan dijo seriamente: "Ka Tuo y yo compartimos el mismo origen. Espero que no lo persigas después de que salgamos de aquí. En este momento, no puedo revelar mucho. Espero que me creas. No me refiero a hacerte daño."

Los ojos de la Princesa Zi Yao brillaban mientras lo examinaba sin parpadear. Mucho tiempo después, ella asintió suavemente. "Está bien, no te presionaré. Muy por el contrario, me siento mejor de que no me digas los detalles. Si me hubieras dicho una mentira rota, hubiera pensado que cooperaste con Ka Tuo para hacerme daño. "

"Bi Rou de la Liga del Inframundo ha prometido grandes ganancias a Ka Tuo." Sonrió Shi Yan.

"¡Esa perra!" Zi Yao apretó los dientes.

"Y, hay otro", Shi Yan hizo una pausa por un momento, su cara extraña. "Es de tu Nación Divina Firmamento Oscuro. Ka Tuo dijo que se llama Sura. ¿Lo conoces?"

El rostro de Zi Yao cambió dramáticamente cuando su suave cuerpo se estremeció. La luz fría salió de sus ojos. "Este hombre, de hecho!"

"¿Quien?"

"Príncipe Du Jie, mi hermano de otra madre. ¡Sura es el capitán de sus guardaespaldas!"

__________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat