buscar

Home

PMG: Capítulo 1455 - Batalla de Onda de Sonido

Capítulo 1455 - Batalla de Onda de Sonido

Los asesinos estaban a su alrededor y estaban condensando sus energías. Querían destruir a Lin Feng por completo.

"¡Escudo de espacio vacío!" Lin Feng usó su bata espacial vacía para envolverlo en la fuerza del espacio vacío. Él casi desapareció.

Las expresiones faciales de los asesinos no cambiaron ya que sus energías rodeaban a Lin Feng. Él fue atrapado en una red de energías. Zumbidos sonaron a su alrededor, recordándole que si reaparecía, moriría.

Cuando Lin Feng apareció de nuevo, el Qi celestial sagrado de su Ling Long floreció de nuevo, "¡Técnica de ilusión Bestial del espacio vacío, tan cerca pero tan lejos!"

En ese momento, Lin Feng utilizó toda su fuerza para esconderse dentro de la ilusión. Las aterradoras energías de la espada asaltaban el espacio vacío, pero no dañaron a Lin Feng. Era como si estuviera en un espacio completamente diferente.

Finalmente, las expresiones faciales de los asesinos cambiaron. Lin Feng había utilizado la fuerza de un arma sagrada justo antes, pero ahora estaba usando su propia energía: energía espacial vacía de alto nivel.

Por supuesto, la energía abstrusa de Lin Feng no estaba en el nivel máximo, por lo que había fusionado su energía junto con la Celestial  sagrado celestial de Ling Long para hacer aún más fuerte.

Los ataques de espada no pudieron alcanzarlo. Lin Feng aprovechó las distorsiones en el espacio a su alrededor para elevarse en el aire. Entonces, luces deslumbrantes aparecieron junto con energías de muerte.

Lin Feng finalmente logró elevarse en el aire y podía mirar hacia abajo a todos los asesinos debajo de él.

Había seis asesinos en total y no estaban felices de haber logrado escapar.

"¡Bzzz!" Los seis asesinos retrocedieron y desaparecieron gradualmente. Parecían fusionarse con el paisaje.

"Qué ataque tan terrorífico", pensó Lin Feng. Podía sentir lo que parecía ser un ataque grupal. Tal vez esa era su carta de triunfo. Su Qi había desaparecido por completo, como si no hubiera nadie allí.

"¡Disparo, matas!", Dijo una voz en la cabeza de Lin Feng. Se dio cuenta de que alguien estaba parado junto a él. Esa persona llevaba un sombrero de bambú trenzado, pero Lin Feng no podía ver su rostro. Esa persona tenía un arco y una flecha en sus manos.

"Bien" Dijo Lin Feng asintiendo. Un Vigilante de nuevo! Pero no era el mismo que antes, sin embargo, se veían exactamente iguales. Incluso su voz era la misma. Sin embargo, Lin Feng sabía que no era el mismo Vigilante de antes debido a su altura. Este fue un poco más corto.

El Vigilante lanzó una flecha hacia el grupo de asesinos y luego Lin Feng voló como el viento.

"¡Slash, slash!" Las deslumbrantes luces de la espada se movieron junto con la flecha. Sin embargo, al mismo tiempo, apareció una espada aún más deslumbrante. El cultivador que apareció estaba muy pálido. Las energías de la espada lo mataron al instante.

El Vigilante voló al lado de Lin Feng y disparó otra flecha. Más Qi rodó en oleadas hacia el enemigo.

Lin Feng gimió fríamente y liberó aún más Qi espada con la flecha. Aunque los asesinos eran asesinos increíbles, si sus enemigos alguna vez los encontraban, especialmente un enemigo como Lin Feng, no tenían ninguna posibilidad, especialmente dado que un Vigilante ahora estaba ayudando a Lin Feng. Otro asesino murió.

"Están escapando."  Dijo Lin Feng.

Esta vez, el Vigilante sacó otra flecha y apuntó a un tercer asesino. Su flecha salió tan fuerte como las anteriores.

Lin Feng quería atacar, pero un sonido invadió su cerebro. El Vigilante también se vio afectado por el ataque repentino. Sus manos flaquearon, y su flecha cayó lentamente.

"¡Los siete asesinos!", Dijo el Vigilante roncamente. Entonces, Qi rodó en olas y apareció una silueta. Esa persona llevaba una bata azul verdosa y sostenía varias flautas en sus manos.

"¡Qué ágil!", Pensó Lin Feng. El enemigo estaba a unos mil metros de distancia, pero era difícil verlo por su agilidad.

Lin Feng había visto a algunos de los siete asesinos antes. Estaban en un nivel más alto de los asesinos ordinarios. Por ejemplo, Bai Qiu Luo del Pabellon del Oacaso. Probablemente fue uno de los siete asesinos antes.

Los siete asesinos eran probablemente los principales discípulos de la Unión Imperial Asesina, pero algunos de ellos ya habían muerto.

Los otros asesinos ya no se escondieron, sino que saltaron al lado del fuerte y miraron fijamente a Lin Feng y al Vigilante de una manera fría. No habían logrado matar a Lin Feng, así que ahora los siete asesinos tenían que estar involucrados.

"¡Lin Feng!" Gritó el asesino, su voz realmente hizo temblar a Lin Feng, pero se mantuvo calmado por fuera. Empezó a cantar la Canción Demoníaca de los Nueve Inframundos para contrarrestar las energías abstrusas de la onda sonica.

En términos de ondas de sonido, la Canción de los Siete Asesinos no fue tan poderosa como la Canción Demoníaca de los Nueve Inframundos, sin embargo, Lin Feng no entendió bien la Canción Demoníaca de los Nueve Inframundos.

El asesino comenzó a correr hacia Lin Feng. El enemigo comenzó a tocar la flauta de nuevo a medida que más ondas de sonido atacaban a Lin Feng.

"¡Está usando la fuerza de la Tierra y el cielo para hacer que sus energías de onda de sonido sean aún más fuertes!", Pensó Lin Feng. Lin Feng también comenzó a correr. El área a su alrededor se llenó con la fuerza de la Tierra y el cielo, y ondas de sonido.

"¡Muere!", Gritó el asesino. Se guardó la flauta y saltó hacia delante. Sus energías se elevaron hasta los cielos y oprimieron a Lin Feng. Las ondas de sonido de Lin Feng parecían que iban a romperse bajo esa presión.

"¡Retrocede!", Gritó Lin Feng al Vigilante. Lin Feng no sabía cuál de los siete asesinos era ese tipo, pero había llegado al octavo reino Zun Qi y era terriblemente fuerte. Además, controlaba muy bien la fuerza de la Tierra y del cielo. El poder de sus ataques se multiplicó por veinte a partir de eso solo. El asesino parecía extremadamente seguro de que iba a matar a Lin Feng.

No solo era un poco fuerte, podía destruir fácilmente a los cultivadores ordinarios de la novena capa de Zun Qi.

Las terribles energías demoníacas rodearon el cuerpo de Lin Feng y el demonio detrás de él gritó furiosamente.

"¡Va a explotar!" El Vigilante y los asesinos retrocedieron. Podían sentir que el espacio alrededor de Lin Feng iba a explotar.

El espaciado se volvió negro, luego gris, y finalmente explotó. Las ondas de sonido de Lin Feng y el asesino eran tan aterradoras y habían estado acumulándose en un solo lugar, que la ilusión demoníaca de Lin Feng explotó. Lanzó millones de hilos de energía, perforando la piel de Lin Feng. Lin Feng gritó de dolor, la sangre ahora goteaba.

El asesino también se vio afectado por la Canción Demoníaca de los Nueve Inframundos de Lin Feng, sus ojos se habían vuelto negros, y sintió que se estaba muriendo.

_____________________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat