buscar

Home

RW: Capítulo 104 - Administración y mantenimiento

Capítulo 104 - Administración y mantenimiento

 

En una tarde soleada, finalmente era tiempo para que Roland cumpliera sus promesas.

 

Le confirió el título de vizconde al Sr Pine. Además del título también recibió un territorio al sur del río Aguas Rojas (Aguas Rojas (Redwater) y el derecho a establecer un pequeño pueblo al otro lado del río. Actualmente, este nuevo territorio aún estaba cubierto por la selva, pero Roland ya había previsto el desarrollo de este pedazo. Con el fin de hacerle renunciar a la autonomía de su territorio recientemente adquirido, Roland prometió a Sr Pine que daría prioridad a la apertura de su territorio, tan pronto como sea posible.

 

Por otra parte, en el terreno abierto Roland también establecería diferentes tipos de industrias, que generarían acciones las cuales se las daría a Sr Pine y sus descendientes. Roland, por supuesto, usó sus habilidades técnicas como la razón para describir por qué era necesario para él supervisar las industrias. También le explicó que era una buena posibilidad para que recibiera dinero sin tener que hacer nada.

 

Sr Pine aceptó de inmediato esta oferta-después de todo, a él no le gustaba este tipo de trabajo, a su juicio, no había nada más interesante que montar a caballo en la batalla. Pero después de haber tenido a su hija, en su lugar de seguir montado a caballo en la batalla, puso su foco en la caza. Las industrias en su antiguo territorio ya habían sido arruinadas desde hace mucho tiempo, por lo que simplemente le preguntó Roland que le ayudarse a vender su tierra, la cual se encontraba al este de la Fortaleza Longum Carmen, después de todo, su familia ya se había mudado por completo y comenzado a vivir en la Ciudad Fronteriza. Roland aceptó naturalmente su petición.

 

Otra persona a la que se le confirió un título fue a Brian, quien fue galardonado con el título de caballero. Después Brian tuvo que elegir si quería conseguir su propio territorio o todavía quería servir en el ejército.

 

Si elegía el territorio, entonces ya no podía servir en primer Ejército de la Ciudad Fronteriza. Si decidía unirse al ejército, tenía que, al igual que los otros recibir su territorio en base a la consecución de sus méritos militares. Sin ninguna duda, Brian eligió la segunda opción.

 

Como resultado, Roland finalmente podría comenzar con la planificación de la disposición general de su territorio.

 

Con el río Aguas Rojas como una frontera, y la cordillera infranqueable como la otra. El área de estar tenía una longitud de tres kilómetros y un ancho de siete a ocho kilómetros. Después de la construcción de las áreas residenciales, también podría ser utilizado como un premio, que pudiera darse como una recompensa adicional a los oficiales promovidos.

 

Al otro lado del río Aguas Rojas se convertirá en las futuras áreas industriales y áreas agrícolas. La tierra podría extenderse hacia el sur, pero el único problema sería que todavía estaría cubierta por bosques. Además, su topografía se encontraba inclinada cada vez más en la distancia. Para satisfacer las necesidades de la población, Roland tenía que empezar a reclamar la tierra.

 

La zona fronteriza, al oeste de la guarnición y el bosque, donde las bestias demoníacas se esconden también eran áreas importantes para abrir.

 

El bosque tiene una amplia gama de tesoros, como la madera, hongos comestibles, animales salvajes, hierbas y más. Además de utilizar madera para la construcción y la industria, también podría ser utilizado como fuente de combustible. La gran área cubierta por el bosque era asombrosa. Roland ya había enviado Fulmina para explorarla, pero aun volando más de treinta kilómetros todavía no había podido ver su final, eso significaba que, si toda la madera en el bosque fuera usada para iniciar un fuego, estaría ardiendo durante mucho tiempo.

 

La última zona era el territorio entre el Bosque oculto y la montaña infranqueable – era una tierra de nadie, una zona restringida, en otras palabras, una tierra bárbara. Sólo podía especular qué tan grande era la zona situada entre la cordillera infranqueable y la frontera del bosque. Ambas fronteras eran extremadamente extensas, tenía que ser mucho más grande que el territorio del Reino Castillagris. Frente a una tierra tan grande y sin dueño, el corazón de Roland comenzó a picar. Pero también sabía que por el momento era temporalmente incapaz de molestarse con este pedazo de tierra. En la actualidad, lo más importante para la Ciudad Fronteriza era aumentar su población.

 

De vuelta a su oficina en el castillo, llamó a la artista Soraya.

 

“¿Cómo estuvo su trabajo, estás todavía ayudando en el Ayuntamiento?”

 

“Nunca he pintado muchos cuadros en un solo día,” parecía estar en una condición mucho mejor que la última vez que la había visto, “hoy ya he terminado las imágenes básicas, pero sólo pintar cuadros de sus cabezas mientras mira a través de una ventana, se siente un poco extraño.”

 

“Ellos se asustarían fácilmente cuando vieran tu pluma mágica,” el príncipe sonrió, “Saben que hay brujas en la Ciudad Fronteriza, pero si entras en contacto cercano con ellos, podría causar accidentes fácilmente, así que tomamos algunas simples medidas ocultas, como no dejarles saber que eres una bruja. Más tarde su opinión comenzará a cambiar lentamente.”

 

La habilidad fotográfica de Soraya ayudó a llevar el programa de registro de ciudadanía de Roland a un nuevo nivel. Para este plan, había vaciado una habitación en el Ayuntamiento y la utilizo después como un espacio para almacenar la información sobre los ciudadanos del pueblo. Era similar a un registro de la población, en cada pedazo de papel fueron escritos sus nombres, edades, direcciones, parientes de sangre y así sucesivamente. Esta información fue todas las estadísticas que había reunido durante el invierno, y ahora los registros se ampliaron con nuevos contenidos. El mayor cambio en la totalidad de sus cuentas personales fue que se añadió a cada uno de ellos una “foto a color.”

 

De acuerdo con la solicitud de Roland, el Ayuntamiento había instalado una pequeña habitación lo suficientemente grande para que una persona pudiera entrar sin ser vista, tenía sólo una pequeña ventana por la cual Soraya pudo ver el rostro de la persona que debía pintar. Así que cuando pintó el retrato de su objeto, la otra persona no podía verla usando su pluma mágica.

 

En cuanto a la forma en que le fue posible dejar que los residentes de la ciudad vinieran y dieran su información personal tan libremente, el método de Roland era muy simple, todo aquel que fuera al ayuntamiento y diera su información, obtendría 10 Reales de cobre, ordenó al Ayuntamiento que asignara el dinero.

 

“Hoy te llamé para dibujar algo más.” Roland sacó unos papeles cortados y se los dio a Soraya.

 

Este último señaló que los tamaños de los trozos de papeles eran exactamente iguales, con un tamaño de media palma, y ​​en un formato rectangular.

 

“¿Qué quieres que pinte?”

 

“Algunos accesorios para el entretenimiento.” Dijo Roland.

 

Tenía esta idea dentro su mente desde hace ya mucho tiempo, todos los días a las brujas no tenía nada que hacer, además de practicar su magia, esta vida tenía que ser un poco aburrida. Lo mismo se puede decir para el Príncipe, sobre todo cuando tenía que esperar el momento hasta que la nieve se derritiera para hacer algo, de momento estaba atrapado dentro del castillo. Por lo tanto, se le ocurrió la idea de reinventar algunos juegos de palabras de su vida antigua y así encontrar una manera para que las brujas se relajen.

 

La posibilidad más sencilla era crear un juego de cartas. Sin embargo, el papel ordinario suave que tenía no era adecuado para los juegos de cartas, una baraja también era una molestia. Sin embargo, con Soraya, podría finalmente hacer algunas cosas más avanzadas.

 

“¿Entretenimiento?” Ella agachó su cabeza, preguntándose qué clase de entretenimiento ella estaba pintando en un pedazo cuadrado de papel, “Bueno, usted tiene la última palabra.”

 

“En primer lugar, en este pedazo de papel, tienes que dibujar un soldado con una ballesta pesada.”

 

“¿Imaginado?”

 

“Sí, la armadura, la forma del cuerpo, la edad y el entorno, tú los puedes imaginar libremente, siempre y cuando tenga una ballesta pesada.”

 

“Uh… Lo intentaré.” Soraya cerró los ojos, meditando durante un rato, luego convocó su pluma en su mano y pronto una luz brillante fluyó de sus manos sobre el papel.

 

Pronto, un hombre de mediana edad que se parecía igual a un soldado de ballesta apareció en el papel.

 

“Muy bien,” Roland la elogió, “Déjame pensar en lo que la próxima pintura debe ser, ah… en la esquina superior izquierda del papel y la posición media, dibujar un pequeño círculo en cada una de esas posiciones,” recordó la tarjeta en su cabeza “El primer círculo es de color blanco y en el centro lleva una capa de oro, el segundo tiene un color naranja junto con una capa de oro.” Dijo.

 

Cuando los círculos fueron terminados, Roland la dejó agregar un número al primer círculo, “y al segundo círculo le agregarás un arco y una marca de la flecha en el círculo.”

 

La belleza de la habilidad de Soraya minaba en su capacidad de ignorar el material que tenía que pintar, no le importaba si era una hoja de papel en blanco o una pieza ya pintada. El segundo diseño puede cubrir perfectamente la antigua pintura, como una máscara acodada.

 

Por lo tanto, una delicada “tarjeta de ballesta” apareció delante de Roland.

 

“¿Es esto lo que usted quería?” Preguntó ella.

 

“Esto es sólo la tarjeta de una sola unidad, todavía hay muchas tarjetas similares a la espera de ser pintado por ti. Al final, obtendrá una baraja y luego te voy a enseñar cómo jugar.”

 

Al mirar a Soraya que estaba pintando con los ojos cerrados, Roland sintió una especie de corazonada en su corazón. Quizás pronto se oiría un diálogo como éste dentro del castillo.

 

“¿Tienes algo importante que hacer? ¡Si no, hagamos primero una ronda de ‘Gwent’!”

_______________________________________

Traducido por carlosdaniel1990

Login Form

CrewChat