Home

MGA: Capítulo 772 - Te comeré

Traducido por DxCronos

Editado por Gasaraki

Patrocinado por Darkrod

_______________________________________________________________

Capítulo 772 - Te comeré

 

En el cielo, las llamas únicas de color negro de Eggy todavía se retorcían, pero eran parecidas a los soldados derrotados que perdieron a su general, a un cuerpo físico que carecía de un alma. El terrorífico aura de antes no existía más, y lo que quedaba era solo desilusión e impotencia que se desvanecía en el aire.

 

Sin embargo, incluso después de que las llamas negras desaparecieron por completo, Chu Feng no pudo ver a Eggy. Era como si hubiera desaparecido por completo.

 

De pie en el aire solo estaban Murong Xun, Ya Fei, Murong Wan y los dos rangos siete Espíritus Mundiales.

 

En ese instante, Chu Feng sintió que su mente se quedaba en blanco; su corazón también se sentía como si se hubiera detenido. En toda su vida, fue la primera vez que sintió que toda esperanza se desintegraba en polvo.

 

Él, que había hecho un contrato con Eggy, actualmente no podía sentir su existencia; no había ni rastro de conexión. Se dio cuenta de algo a partir de tal resultado.

 

Dolor, dolor indescriptible en su corazón. Tan doloroso que era insoportable. Incluso su cuerpo estaba temblando, y no tenía fuerzas que lo impulsaran a seguir escapando, como si, en ese instante, él también hubiera muerto.

 

"Tsktsktsk, qué movimiento tan admirable del sirviente salvando al maestro. Tristemente, sin embargo, el sirviente es poderoso, pero el amo es demasiado asqueroso ".

 

Murong Xun tenía una gran sonrisa en su rostro. Fue una sonrisa muy feliz, porque en ese momento, su depresión y furia se aliviaban. Pero, aun así, fue insuficiente para satisfacerlo.

 

"Fei'er, Wan'er, vayan a lisiarlo para vengar a Zhan Feng." Ordenó Murong Xun.

 

 

"Mm". Murong Wan no tenía ni rastro de vacilación mientras caminaba en el aire hacia Chu Feng. Sin el poderoso Espíritu Mundial, Eggy, no temía a Chu Feng en lo más mínimo.

 

Especialmente cuando Chu Feng, en el presente, parecía haber perdido toda su voluntad de luchar. Como un pez podrido, se quedó allí, permitiendo que cualquier persona lo cortara.

 

"¿No sientes disgusto? Ya te lo he dicho muchas veces, no me llames Fei'er." Sin embargo, sorprendentemente, Ya Fei expresó su enojo por el abordaje íntimo de Murong Xun.

 

"Fei'er, eres mía, tarde o temprano. ¿Por qué debes ser así? "Murong Xun frunció el ceño ligeramente, pero no estaba enojado. En cambio, un poco de queja estaba dentro de sus ojos.

 

"El futuro aún no es seguro. Incluso si me voy a casar contigo, eso es en el futuro. Al menos, ahora mismo, no soy tuy." Dijo Ya Fei, molesta. Luego, miró a Chu Feng. Solo entonces se levantó una sonrisa y ella dijo: "Pero torturando a este Wuqing ... estoy dispuesta a hacerlo".

 

Después de hablar, Ya Fei saltó hacia adelante, llegando antes a Chu Feng. Mientras estaba parada allí, se burló de Murong Wan, que sostenía una daga afilada, diciendo: "¿Qué? No puedes soportar hacerlo?"

 

"No importa quién, no mostraré misericordia a los que se atreven a convertirse en un enemigo del Archipiélago de la Ejecución Inmortal." Murong Wan resopló con frialdad, y mientras hablaba, la daga en su mano se dejó caer abruptamente. Con un puchi, entró en el cofre de Chu Feng. Grandes cantidades de sangre luego brotaron.

 

"Tú ..." Sin embargo, en ese instante, Murong Wan, quien apuñaló a Chu Feng, palideció, como si tuviera miedo. Ella no pudo evitar retroceder.

 

Cuando apuñaló con su daga, sin mencionar el llanto en voz alta, Chu Feng ni siquiera reaccionó. Nada en su cuerpo mostraba ningún cambio debido al dolor, y solo estaba usando sus ojos opacos y sin vida para mirar en la dirección en la que había estado Eggy.

 

 

 

"Gogogo, hazte a un lado. ¿Llamas a esto torturador? "Ya Fei miró a Murong Xun con su mirada desdeñosa, luego hizo una sonrisa malvada, y dijo:" Wuqing, estoy seguro de que no creías que aterrizarías en mis manos otra vez, ¿verdad? ¿Recuerdas cómo te torturé la última vez?

 

Como si no los hubiera escuchado, Chu Feng no mostró la menor reacción a las palabras de Ya Fei.

 

Al ver eso, las cejas de Ya Fei se inclinaron inmediatamente hacia adentro. Ella se enfureció cuando gritó fríamente: "No pensarías que le tengo miedo a esa ilusión, y no te atreverías a hacerte nada, ¿verdad? No me importa decirte esto: no temo absolutamente nada. No importa quién, mientras esa persona me ofenda, los tendré muertos ".

 

Después de hablar, la muñeca de Ya Fei se torció ligeramente, luego apareció un Armamento Real Incompleto en su mano. Después, ella lo agitó bruscamente, y con un kacha, el brazo izquierdo de Chu Feng fue cortado a la fuerza por Ya Fei.

 

(Joder nooooooooo noooooooooooo Protaaaa nooo Chu Feng reacciona o.O)

 

Sin embargo, aun así, Chu Feng ni siquiera movió sus cejas, como si ya no pudiera sentir dolor.

 

"Eres bastante capaz de soportarlo, pero déjame ver cuánto tiempo puedes hacerlo". Ya Fei se enfureció por la falta de expresión de Chu Feng. Sosteniendo el Real Armamento Incompleto, comenzó a clavarlo en el cuerpo de Chu Feng, poco a poco.

 

Cada simple golpe le rompió la piel, a través de sus músculos e incluso cortó tendones y huesos. Al final, incluso perforaron completamente el cuerpo de Chu Feng.

 

Después de más de esos, las ropas de Chu Feng estaban empapadas de sangre. En ese momento, él era una persona sangrienta; su cuerpo parecía un colador porque tenía agujeros perforados. Sin embargo, sus emociones no se modificaron. Su mirada permaneció echada hacia la ubicación que Eggy fue vista por última vez; ni siquiera parpadeó.

 

 

 

"Impresionante, realmente ni siquiera hiciste ningún sonido. Sin embargo, déjame ver si todavía puedes mantenerte tranquilo cuando mueras ".

 

Ya Fei rechinó los dientes debido a la ira. Realmente odiaba a Chu Feng, porque él fue la primera persona que la hizo pagar un precio tan alto. El rencor que sentía hacia Chu Feng se había acumulado durante mucho tiempo, y solo hoy, al torturar a Chu Feng, se disiparía su furia.

 

Sin embargo, cuando Chu Feng no tuvo ninguna reacción a pesar de haber sido sometido a una tortura tan cruel, fue claramente incapaz de desahogar completamente su ira. En un momento como este, tomar la vida de Chu Feng era lo que ella quería hacer más.

 

"Espera." Pero justo cuando Ya Fei alzaba la espada en su mano, preparándose para cortar a Chu Feng en dos, Murong Xun gritó de repente, luego llegó ante Chu Feng y le dijo a Ya Fei: "Matarlo ahora lo está haciendo demasiado grande". de un favor ".

 

Aunque Ya Fei se sintió un poco indispuesta, ella todavía retrocedió a un lado. Sabía que, en términos de atormentar a la gente, Murong Xun era superior a ella.

 

"Wuqing, tu corazón debe doler mucho, ¿verdad? Una belleza como ella murió por tu culpa."

 

"Por lo que veo, te gustabas mucho. Pero, eso es muy normal. Después de todo, ¿a quién no le gustaría tanta belleza? Estoy seguro de que a ti también le gustó solo por su apariencia y fuerza, ¿verdad?"

 

Murong Xun sonrió con aire de suficiencia. Mientras hablaba, bajó la voz intencionalmente, acercó su boca a la oreja de Chu Feng y dijo: "En realidad, la primera vez que la vi, ya había querido conquistarla, convertirla en una mascota. debajo de mi entrepierna, libre para abusar y humillar."

 

"Ahh ~, la figura de esa chica fue realmente muy agradable. Realmente no había palabras para describir su cara bonita, y para ser sincero, ella movió mi corazón más que mi prometida, Ya Fei.

 

"Si hubiera tenido tanta belleza en mis brazos, y hubiese jugado con ella como hubiera querido, definitivamente sería un evento fortuito en la vida". Pero lamentablemente, ella ya se fue.

 

"Está bien. ¿Alguna vez has tocado a una chica tan hermosa? Supongo que todavía no debes. Incluso ella me miró con desprecio, así que, ¿cómo podría una basura como tú ser digna de ella? Jajaja…"

 

Mientras hablaba, allí colgaba una sonrisa incesante en la cara de Murong Xun. Además, fue una sonrisa muy desvergonzada. Quería agitar a Chu Feng de esa manera exactamente, para agitar la agonía más profunda en su corazón, por lo que desearía estar muerto.

 

"¡Te comeré!" Justo en ese momento, Chu Feng, que había permanecido en silencio, gritó abruptamente. Al mismo tiempo, de repente abrió la boca, mostrando sus dos filas perfectas de dientes, y mordió a Murong Xun.

 

"Ahh-" Al ser tomado por sorpresa, Murong Xun dejó escapar un doloroso grito cuando, en su rostro, la mordedura de Chu Feng arrancó un gran trozo de carne.