buscar

Home

DKC: Capítulo 176 - Evidencia irrefutable.

 

Capítulo 176  - Evidencia irrefutable.

 

“Reportando a Madam. La cuarta señorita realmente desenterró todas las monedas de oro y se las llevó de vuelta. Ella no dejó una sola moneda de oro atrás ". La misteriosa joven que estaba frente a Madame Su declaró con reverencia.

"Muy bien, continúa vigilándola de cerca. No debes darle la oportunidad de llevarse todas las monedas de oro".  Los hermosos ojos de Madame Su tenían una sonrisa cruel y malvada.

 

Su Luo, como se esperaba, todavía era demasiado inferior para mostrarse en público. Ella podía ser engañada sólo con un poquito de monedas de oro.

Ja, ja, Su Luo, ah, Su Luo. Estas diez mil monedas de oro, deberías llevarlas también en tu tumba. En cualquier caso, esa chica no podrá vivir mucho más tiempo.

Cada vez que Madame Su pensaba que una vez resuelto este asunto, nunca vería a las hijas de esas dos concubinas; su estado de ánimo se volvía especialmente bueno. La esquina de su boca se curvó en un alegre mueca.

 

Los días siguientes pasaron con mucha tranquilidad.


Ese día en el estudio.

Su Zian miró los resultados de su investigación. Sus cejas afiladas estaban profundamente arrugadas y su tez era excepcionalmente horrenda.

En la parte superior de la gruesa pila de informes de investigación, estaba escrito de forma clara que el asunto de Su Wan estaba relacionado con Su Luo y este estaba vinculado a ella de innumerables maneras.

Su Luo tenía el motivo para hacerle daño.

Porque previamente, Su Wan apuntó a ella como la culpable. Por lo tanto, Su Luo albergaba resentimientos. Hasta cierto punto era lógico que ella tomará venganza contra Su Wan.

 

Además de esto, en este informe de investigación, ¡ Se había incluido una fuerte prueba concluyente!

Su Luo había asignado una misión en la Unión de Mercenarios, y los detalles de dicha misión eran que un hombre violará a la tercera señorita de la mansión Su, Su Wan.

Al ver la extravagante caligrafía del contrato, la expresión tranquila de Su Zian quedó abruptamente cubierta por nubes oscuras.

Esta era la letra de Su Luo, no habia ningún error.

Originalmente, él no podría reconocer la letra de Su Luo. Pero la última vez, él había echado un vistazo a las escrituras sagradas que Su Luo había copiado para él y descubrió que las cartas de Su Luo eran inesperadamente fuertes y enérgicas; por lo que tenía una fuerte impresión de su letra.

 

Madame Su observó al Gran General y de nuevo miró el informe investigativo. Ella frunció el ceño y dijo en voz baja. "¿Es cierto este informe de investigación? Esta esposa siente que no importa cuán malo sea el corazón de Luo'er, ella no podría hacer esto. General, esta decisión es muy difícil, ¿Se encuentra bien?

"Eso es porque eres demasiada bondadosa. Simplemente no entiendes la perversidad del corazón de una persona, mi señora. "Después de que Su Zian consoló a la señora Su. Volviendo al tema de Su Luo, la tez de Su Zian se volvió pálida. Sus ojos eran como dos llamas saltando. "El informe de investigación fue inspeccionado personalmente por su esposo, ¿Cómo este podría ser falso?.

La expresión de la señora Su se mantuvo calmada y concentrada. En secreto, ella no estuvo de acuerdo, mientras se burlaba repetidamente en su corazón.

¿Cómo no puede ser falso? Este informe de investigación fue indudablemente manipulado detrás de escena por ella.

 

Ella podría probar absolutamente que este informe de investigación es completamente falso.

Sin embargo, como la titiritera que tiraba de las cuerdas por detrás, Madame Su, naturalmente no era tan estúpida como para decirlo en voz alta. Además, tuvo que agregar más aceite y vinagre para encender aún más la ira de Su Zian.

"Pero, Luo'er ella ... es poco probable que ella lo haya podido hacer?"

"Humph! ¡Vé, ata a Su Luo y traela con este general al salón principal! Su Zian levantó la cabeza y ordenó enojado.

¡Este asunto debe quedar claro, de lo contrario, manteniendo a una chica tan despiadada, la mansión Su no podrá  pasar un sólo buen día en paz!

En la sala principal.

Sobre una lujosa y hermosa silla de estilo imperial estaba Su Zian, con las cejas anudadas y con una expresión fríamente solemne. Se sentó en el asiento de honor con una dignidad impresionante.

 

Madam Su, con una expresión amable, se sentó a su lado. Su rostro delicado tenía una expresión débilmente preocupada e impotente.

Su Jingyu se encontraba de pie debajo de ellos, su apariencia serena hacía difícil ver su expresión.

Su Luo fue llevada a la sala principal por los guardias.

"¡Mujer traicionera! ¡Arrodíllate rápidamente! "La voz helada de Su Zian carecía incluso de un rastro de calor. Sus ojos parecían albergar dos llamas.

Las delgadas cejas de Luo se arrugaron levemente. De acuerdo a las normas de la sociedad, ella hizo los saludos correspondientes. Después, sus ojos se movieron alrededor y con una voz ligera, preguntó. "Papá, adoptando esta postura para la situación y usando una mano tan pesada para invitar a tu hija a venir. ¿Acaso no sabes, lo que tienes que instruir?

 

__________________

Traducido por Meneaf

Login Form

CrewChat