buscar

Home

PMG: Capítulo 1373 - Meng Qing y Yue Xin

Capítulo 1373 -  Meng Qing y Yue Xin

Lin Feng se dio la vuelta y vio a Xue Baguio con un velo, su Qi celestial era un poco más grueso que la última vez que la vio.

La Tierra Celestial de los Alquimistas había hecho lo mismo que el Castillo Divino de Tian Long y el Palacio de los Deseos del Cielo. Habían enviado personas con antelación y un cultivador en la parte superior del reino Zun Qi para dirigir el grupo.

"¡Xiao Yu!", Dijo un miembro de la Tierra Celestial de los Alquimistas. El Palacio Deva-Mara era misterioso, pero hace poco tiempo, sus discípulos habían comenzado a viajar. Uno de esos discípulos fue Xiao Yu.

"Las chicas celestiales del Palacio de los Deseos del Cielo  ya han llegado y ahora también ha llegado la chica celestial. Debo estar soñando." Dijo Xiao Yu, mirando hacia arriba y hacia abajo Xue Baguio

"Aunque he oído hablar de tu belleza, pero nunca antes te había visto. Es hora de que nos veamos, así que ¿podría ver tu cara?"

"Estás bromeando." Dijo Xue Baguio indiferente.

"Jaja, no estoy bromeando. Soy un malvado cultivador demoníaco, pero aún amo a las chicas hermosas." Dijo Xiao Yu, caminando hacia Xue Baguio. Los miembros de la Tierra Celestial de los Alquimistas se sorprendieron, los jóvenes parecían especialmente furiosos. Saltaron delante de Xue Baguio y miraron a Xiao Yu de una manera fría.

"Los demonios son intrépidos y rebeldes. Mu Feng acaba de matar a personas de la Iglesia del Deseo y ahora Xiao Yu está tratando de quitarle el velo. En sus ojos, solo la fuerza importa." Pensó la multitud.

"¡Largo!" Xiao Yu continuó caminando mientras liberaba Qi demoníaco. Las caras de los jóvenes de la Tierra Celestial de los Alquimistas se volvieron mortalmente pálidas.

"¡Prueba si te atreves!" Gritó una voz furiosa. Luces deslumbrantes aparecieron de repente.

"Qué mala habilidad." Dijo Xiao Yu. Continuó caminando hacia adelante, el suelo se rompía bajo sus pies. Levantó los puños y las energías demoníacas silbaron. Entonces, los jóvenes de la Tierra Celestial de los Alquimistas comenzaron a huir. Sin que lo bloqueen, Xue Baguio llegó rápidamente frente a Xiao Yu.

Lin Feng se dio la vuelta. Xiao Yu había estado en el séptimo piso del Santuario Demoníaco y había aprendido algunas cosas allí. Era al menos tan fuerte como los diez jóvenes cultivadores más fuertes. Incluso Xue Baguio no podia resistirlo.

"¡Hermano, olvídalo!", Dijo Lin Feng. Xiao Baguio de repente dejó de liberar el Qi demoníaco y le sonrió a Xue Baguio, "Desde que Mu Feng me preguntó, no insistiré más en esto."

Xue Baguio se sintió extremadamente oprimida y humillada. Ella no había pensado que su vida estaría en manos de ese tipo. Miró a Lin Feng, especialmente a sus ojos negros como boca de lobo. Ella sintió que lo reconoció, pero al mismo tiempo no sabía quién era ese cultivador demoníaco.

Los cultivadores restantes de la Tierra Celestial de los Alquimistas recordaron sus energías.

"Mu Feng, ¿no quieres ver su cara? ¿O ya lo has visto? "Dijo Xiao Yu, sonriendo diabólicamente a Lin Feng.

"¡Hermano, tengo sentimientos tiernos y protectores por el sexo más justo!", Dijo Lin Feng, sacudiendo la cabeza con indiferencia. Luego cerró los ojos otra vez.

Xiao Yu miró a Lin Feng, pero no lo entendió. ¿Quiénes fueron sus maestros? ¿Cómo es que él fue tan sobresaliente? Además, su relación con las mujeres era diferente a la de la mayoría. Incluso conocía a Yi Ren Lei y había protegido a Xue Baguio.

Sin embargo, Xiao Yu no pensó demasiado en eso. Él también se sentó con las piernas cruzadas junto a Lin Feng y se cultivó. Poco a poco, llegaron más personas de la Montaña de Fuego, Pabellón del Ocaso, Templo del Trueno Celestial, Montaña Qi Feng, etc. Cada uno de ellos eligio su propia montaña para descansar.

Otro grupo de personas llegó desde la distancia. Tenían menos personas que los otros grupos, pero dos hermosas mujeres atrajeron mucha atención. Aterrizaron en la montaña donde residía la gente del Castillo Divino de Tian Long.

Un rayo de luz lunar descendió del cielo y se rompió en varios de los fuertes cultivadores del Castillo Divino de Tian Long.

"¡Boom!" La gente del Castillo Divino de Tian Long inmediatamente liberó Qi bestial en represalia.

"No los mates, son solo dos hermosas viudas." Desafortunadamente, Lin Feng está muerto, por lo que ya no puede divertirse con ellas. ¡Capturémoslas vivas! "Gritó un cultivador. Todos estallaron en carcajadas.

Lin Feng abrió los ojos e instantáneamente lanzó energías demoníacas, "¡Meng Qing, Yue Xin!" Lin Feng los miró. Acababan de llegar, pero ya estaban atacando a miembros del Castillo Divino de Tian Long.

"Yue Xin y Meng Qing están con Tiantai. Deben saber que no estoy muerto, pero aún así, están actuando como si no lo hicieran frente a la gente del Castillo Divino de Tian Long. No pueden perdonar al Castillo Divino de Tian Long por lo que me han hecho." Suspiró Lin Feng.

"Mu Feng, ¿también te gustan esas dos mujeres hermosas?", Preguntó Xiao Yu.

"Si digo que lo hago, ¿me ayudarás?", Preguntó Lin Feng.

Xiao Yu sonrió y dijo: "¿Qué tengo que hacer?"

"¡Solo tendríamos que matar a algunas personas!", Dijo Lin Feng, poniéndose de pie. Xiao Yu sonrió con ironía. Lin Feng estaba loco. Acababa de matar a algunas personas de la Iglesia del Deseo y ahora quería matar gente del Castillo Divino de Tian Long.

Ambos saltaron hacia la gente de Tian Long. Algunas personas se sorprendieron y luego sacudieron la cabeza y sonrieron con ironía.

Meng Qing y Yue Xin ya habían matado a algunas personas del Castillo Divino de Tian Long. Meng Qing había llegado al segundo reino Zun Qi, por lo que sus ataques fueron aún más increíbles. Qiu Yue Xin había penetrado en el tercer reino Zun Qi, por lo que su cultivación despiadada era más hábil. Ella podría lanzar despiadados ataques lunares que podrían matar a los cultivadores del cuarto y quinto reino Zun Qi.

"¡Roar, roar!", Los fuertes cultivadores se transformaron en medio dragón y liberaron el Qi bestial.

"Bzzz ..." Dos siluetas se unieron rápidamente a la pelea. Los fuertes cultivadores del Castillo Divino de Tian Long gritaron furiosamente, "¿Qué están haciendo ustedes dos?"

"¡Vinimos aquí para matar a algunas personas!", Dijo Mu Feng, saltando hacia delante y liberando un Qi demoníaco. Luego gritó: "¡Muere!"

Esa persona solo podía ver como Mu Feng los atacó por sorpresa. Las explosiones sonaron y la cabeza de esa persona explotó inmediatamente.

"Boom!" Xiao Yu también mató a alguien de inmediato. Se rió de una manera loca y dijo: "Mu Feng, veamos quién puede matar más." ¡El que mata más obtendrá a las chicas!

"¡Definitivamente vas a perder!" Dijo Mu Feng, sonriendo maliciosamente. No tenía que competir con Xiao Yu por las chicas de todos modos. Pero, una pequeña competencia nunca duele.

"¡Bastardos!" Gritó un cultivador del quinto reino Zun Qi del Castillo Divino de Tian Long. Se convirtió en un dragón parcial y se arrojó a Mu Feng.

"¡Golpe Demoníaco Mortal!" Gritó Lin Feng mientras golpeaba el aire en la dirección de ese cultivador. Explosiones  sónicas sonaron mientras atravesaba el cielo. Ese ataque contenía el Qi muerte. Sonidos de rumor se extendieron en el aire cuando el golpe del cultivador de dragón explotó y el golpe demoníaco continuó moviéndose hacia él. Cuando llegó a su cabeza, él también explotó.

_____________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat