buscar

Home

PMG: Capítulo 1366 - Sin precedentes

 

Capítulo 1366 - Sin precedentes

El octavo piso probablemente sea extraordinario.

"¡Boom!" Una silueta negra como un asalto saltó al tornado.

Sin embargo, las energías demoníacas lo oprimieron y su rostro se volvió mortalmente pálido. El viento era opresivo. Era aún más poderoso cerca de la entrada del octavo piso.

"¡Levántate!", Esa persona trató de levantarse, pero no pudo llegar muy lejos antes de que esas energías comenzaran a hacerle daño.

"¡Boom!"  Qi Demoníaco giró alrededor de su cuerpo y continuó tratando de subir. El séptimo piso tenía tantos grandes tesoros, por lo que el octavo piso sería aún mejor.

Dio cuatro pasos, a solo tres pasos de llegar a la entrada, pero no pudo continuar. Se escucharon sonidos de rumor cuando fue lanzado hacia abajo y se estrelló contra el suelo.

"Pfew ..." Esa persona respiró profundamente y tiró de una cara larga, podría haber muerto.

"Definitivamente voy a llegar al octavo piso." Pensó ese cultivador, molesto. Lo intentó de nuevo, pero esta vez, fue impulsado incluso más lejos.

Parecía que solo tenían una oportunidad.

"¿Cómo podría un demonio ser oprimido?", Dijo un cultivador con frialdad. Echó un vistazo al que había fallado y saltó al viento. Lanzó energías demoníacas, pero una vez que sintió ese viento, su expresión facial cambió drásticamente. Sin embargo, él continuó levantándose.

Después de tres pasos, se dio cuenta de lo poderoso que era el viento. Su cuerpo casi explotó, pero solo había logrado dar cuatro pasos.

Los otros cultivadores demoníacos lo miraban, parecían un poco preocupados. Dos personas habían fallado, y solo tenían una oportunidad.

El tercero y el cuarto fallaron también, solo cuatro pasos también.

El quinto finalmente logró dar cinco pasos, pero luego volvió a bajar.

La octava persona dio seis pasos, asombrando a todos. Un paso más y estaría en el octavo piso.

"Boom boom!" Ese cultivador de repente se estrelló en el suelo y tosió sangre. ¡Parecía furioso, un paso más! ¡Qué pena! Había fallado, pero aún podía estar orgulloso de sí mismo.

Tres personas quedaron. Aunque parecían estar practicando la cultivación. Estaban estudiando las últimas tres estatuas, incluso después de recibir las transmisiones de las estatuas, pudieron continuar estudiando, pero no fue tan eficiente.

Finalmente, alguien abrió los ojos. Saltó al tornado, gimió furiosamente y dio seis pasos. Un paso más y sería el octavo piso, pero ese último paso fue difícil.

"¡Argh!", Esa persona levantó la cabeza y gritó y el Qi demoníaco corrió hacia los cielos. Su cuerpo se sentía como si fuera a explotar. Su cuerpo se puso rojo, pero continuó e hizo grandes esfuerzos. Sin embargo, cuando llegó al octavo piso, un demonio rugió furiosamente. El suelo tembló y ese cultivador fue impulsado violentamente a su nivel. Él había fallado. Se sentó con las piernas cruzadas y se curó solo. Sin embargo, nadie se atrevió a subestimarlo, porque casi lo había logrado.

La décima persona hizo seis pasos y falló nuevamente. La multitud se sintió aliviada, no eran débiles, era solo que el viento era demasiado aterrador. Estaban en el séptimo piso por una razón. Las tres personas en el octavo piso eran increíblemente fuertes. Por supuesto, se pondrían al día algún día, solo tendrían que perseverar.

"¡Queda una persona!", Pensó el grupo, mirando a Lin Feng. Se estaba bañando en el Qi de  muerte, por lo que nadie quería acercarse a él. Había dejado el Santuario de Hielo y Nieve y había venido al Santuario Demoníaco. Sorprendentemente, era un increíble cultivador demoníaco que entendía la intención de muerte.

"Ese intención de muerte contiene energía abstrusa para la muerte, nivel tres incluso. ¡Con eso, podría matar cultivadores del primer reino Zun Qi en un abrir y cerrar de ojos! "Pensaron algunos de los otros. Dos personas habían intentado estudiarlo antes, pero habían fallado porque Lin Feng había sido más rápido que ellos.

"¡Hmph!" Gruñeron dos cultivadores y miraron a Lin Feng.

"Bzzz ..." En ese momento, Lin Feng abrió los ojos y la intención de muerte se proyectó hacia afuera. Se dio la vuelta, sus ojos estaban completamente negros mientras miraba fijamente a esas dos personas.

"Top, top ..." Los dos cultivadores dieron unos pasos hacia atrás. Los sonidos de temblor aparecieron cuando el que había mirado a Lin Feng de una manera fría antes, sintió que su vida estaba siendo tomada.

Pero eso fue solo una sensación, solo duró unos segundos.

Lin Feng los miró con calma antes de volver su atención al tornado. Incluso él no dijo nada, sabía que los otros allí podrían matarlo.

"¡Octavo piso!" Los ojos de Lin Feng brillaron. Ese tornado era la única manera de llegar al octavo piso y solo había una oportunidad.

Lin Feng no dudó cuando saltó al tornado. Sintió que el Qi demoníaco lo oprimía así como las energías que provenían del exterior del tornado.

"Cuando fui a Tiantai, estaba más débil y solo había abierto el reino Tian Qi. Ahora que he llegado al reino Zun Qi, ¿cómo podría un viento trivial evitar que me mueva? ", Pensó Lin Feng, sintiéndose decidido. A pesar de que todavía tenía algunos poderes que él no conocía, en unos pocos años se había vuelto mucho más fuerte y más seguro de sí mismo.

"Boom!" Lin Feng se levantó en el aire. El espacio estaba distorsionado ya que Lin Feng hizo tres pasos, las energías se volvieron más intensas en cada paso.

Lin Feng respiró hondo e hizo otro paso.

Lin Feng levantó la cabeza y miró la parte superior con sus ojos negros como la brea.

"¡Argh!", Gritó Lin Feng con furia mientras daba el sexto paso. Un paso más y él tendría éxito.

"Slash, slash ..." Su cuerpo se sentía como si fuera a explotar. La sangre salpicó por todas partes cuando Lin Feng resultó herido.

Sin embargo, se negó a fallar incluso si terminó herido de gravedad. Mientras él no muriera, no importaba.

"¡Argh!" Gritó Lin Feng furiosamente. Ahora, los cantos de dragones zumbaban cuando apareció su dragón de nueve cabezas. Lin Feng levantó su pie para dar el séptimo paso.

"¡Vamos!", Gritó Lin Feng. Sus nueve cabezas de dragón absorbieron al poderoso Qi demoníaco.

"¡Levántate!" Lin Feng levantó el pie. No podía morir, tenía que tener éxito, no importa qué.

"Boom boom!" Lin Feng desapareció repentinamente, dejando a los otros diez asombrados. El cultivador que vino del Santuario de Hielo y Nieve había logrado llegar al octavo piso. Había pasado la prueba mientras habían fallado.

Ese cultivador del segundo reino Zun Qi casi había muerto. Estaba herido, la sangre había salpicado por todas partes, su piel, sus huesos, sus órganos estaban doloridos, ¡pero no retrocedió!

"¡Boom!" Lin Feng llegó al octavo piso. Inmediatamente liberó energías de vida para recuperarse. Después de ese pasaje al octavo piso, su energía abstrusa demoníaca era ahora el nivel cinco y había alcanzado la parte superior del segundo reino Zun Qi.

¡Lin Feng estaba desafiando las leyes de la cultivación!

_____________________________

Editado y Traducido por Gasaraki

Login Form

CrewChat