buscar

Home

DKC: Capítulo 60 - Para Contarte un Secreto (1)

Traducido por Yari
 


鬼脸七采集到北方有佳人(458图)_花瓣插画/漫画:

Capítulo 60 - Para Contarte un Secreto (1)

Su Lou vio, estas personas no eran extraños, pero los compañeros de Liu Ruohua.

La expresión facial de Su Luo permaneció tan estable como una estatua, y con una manera relajada, desapresuradamente retiro sus manos de las palmas de Nangong Liuyun. Miro despreocupadamente hacia Nangong Liuyun solo para encontrar su expresión oscura, poco acogedora.

“¿Quién hirió a Ruohua? Rápido saca tu culo hacia acá---” Liu Weiming grito fuertemente. Sin embargo cuando vio a Nangong Liuyun, su garganta de repente se apretó como si alguien lo estaba ahorcando. Sus ojos se veían como si pudieran salir de sus soquetes de mirar tanto. Al final, trago la última parte de la oración y fue incapaz de hacer otro sonido.

J-j-jin, su alteza, Príncipe Jin… ¿Cómo podía ser él?

Nangong Liuyun relajadamente se apoyó en la silla de madera. De su cara extremadamente severa, noble y apuesta una expresión de jugar con alguien emergió lentamente. Una sonrisa seductora nefasta y demoniaca apareció mientras su mirada se hizo densa y muy nublada con hielo que podría penetrar en la misma médula ósea de las personas que lo vieron. "Este rey le causó las lesiones. ¿Qué paso con ello?"

Actualmente estaba emitiendo una manera incomparablemente impotente, como un gigante dando un paso y haciendo temblar la tierra y las montañas menearse. Tal manera insoportablemente arrogante y ego sin límites.

Liu Wei sufría de shock y terror. Nunca había pensado que iba a encontrar en realidad a su alteza el príncipe Jin aquí. Por otra parte, hace un momento que había ido tan lejos como para insultar a gritos su alteza. ¡Fue realmente... verdaderamente condenado!

Mientras consideraba todos estos factores, su frente se cubrió de sudor, que fluye hacia abajo gota a gota. Su cara estaba tan cenicientamente blanca que era aterradora para la vista.

Nangong Liuyun miraba con desdén desde la esquina de sus ojos, su mirada brillaba con fría luz eléctrica. "¿Algo más?"

En este preciso momento, parece como un gigante con una cabeza que cargaba el cielo y los pies en el suelo. Alto mas allá de la creencia, mientras que al mismo tiempo, posee algo como una grandeza regia.

¿Cómo podría Liu Weiming atreverse a soltar ni media palabra más? Su cara rígida sin embargo exprimió una sonrisa, la profundidad de sus ojos llenos de alarma, respondió con entusiasmo. "No, su alteza nada por favor no me importa y disfrute de su comida... tómese su tiempo..."

Delante del Príncipe Jin, tenía miedo de hasta exhalar de forma audible. Bajó sus párpados, muy rápidamente se inclinó y se retiró de la habitación. También cerró muy conscientemente la puerta tras de él.

Detrás de él había gente que no reconocían al Príncipe Jin. Ellos todavía apasionadamente querían precipitarse, pero fueron contenidos por el agarre de muerte firme de Liu Weiming.

Debido a que Liu Weiming claramente entendió, si la acción fue tomada por el Príncipe Jin, entonces él tenía miedo de que la muñeca de Liu Ruohua fue cortada en vano. Incluso si su propio padre personalmente buscó una reparación, también volvería sin éxito.

Además, después de haber ofendido a su alteza el Príncipe Jin pero sólo para perder un brazo. Eso se debe considerar irse ligeramente, ¿No? Liu Ruohua no tenía otra opción que tomar esto como una lección de exigir demasiado buena fortuna para uno mismo.

¡De todas las personas a las que podría haber ofendido... contra todas las expectativas! ¿Quién le dijo que fuera a sacar de quicio a la versión viva del Rey del infierno, Yama, su alteza el Príncipe Jin?

Al ver a Liu Weiming retirándose de enseguida con deferencia, Su Luo se sorprendió un poco.

Ella sabe que la reputación del Príncipe Jin era bastante grande. Había incluso, en algunos momentos, parecer ser bastante tenebroso. Sin embargo, ella nunca podría haber creído que en realidad sería aterrador a tal grado.

Al otro lado tenía la muñeca cortada y tenía tanto miedo que ni siquiera podía respirar con dificultad, así que ¿Dónde iban a encontrar el valor para atreverse a exigir justicia?

¿Era la reputación de Nangong Liuyun siempre tan espantosa? Su Luo, con una mano apoyando su barbilla fina brillante y limpia, con curiosidad miraba a Nangong Liuyun de arriba a abajo. Ella tomó cuidadosamente su medida, como si fuera la primera vez que ella lo conoció.

"¿Quieres mirarme tanto? ¿Quiere una vista más a fondo?" La risa de Nangong Liuyun era realmente exasperante. Tiro de la mano de Su Luo para tocar el interior de la tela que cubre su pecho.

No... era exactamente lo mismo. Ni siquiera un poquito aterrador. Su Luo subconscientemente meneo la cabeza.

"Estás sorprendida", dijo Nangong Liuyun mientras pensativamente frotó la cabeza.

Él sabía lo que estaba pensando. Su lado tierno y suave sólo fue mostrada en frente de ella, así que cómo podría ella posiblemente imaginar su lado salvaje frente a los demás.

"¿Al final qué lado es tu verdadero yo? La cara de Su Luo llevaba una tranquila, contenida y la imperturbable expresión sonriente, como la flor de la pera de rocío: refrescantemente limpia y seductoramente hermosa.

"¿Qué lado te gusta?" Los finos labios rosados de Nangong, con un comportamiento un tanto inquisitivo se elevó ligeramente. Una expresión seria brilló más allá de las profundidades de sus ojos, tan rápido que los hombres y mujeres normales no habrían sido capaces de atraparlo.

Esta pregunta era muy difícil de responder. Independientemente de qué lado elegía para contestar, ambos incluían la palabra gustar. Nangong Liuyun, este viejo zorro astuto, sería tan osado como para usar las palabras inocentes como una trampa para que ella saltara en ellas.

Login Form

CrewChat