buscar

Home

DKC: Capítulo 175 - Planes dentro de un plan (7)

Capítulo 175   - Planes dentro de un plan (7)

Su Luo le quitó inmediatamente el objeto al dragón y se quedó sin habla.

¿Puede ser que la favorezcan los dioses?

¿Acaso ella es la hija bastarda de la diosa de la fortuna?

A estas alturas ella ya lo creía.

El objeto que sostenía el pequeño dragón era ni más ni menos que una moneda de oro. Esta brillaba demostrando su autenticidad, era sin dudas una moneda de oro acuñada por el gobierno imperial.

Lo más extraño es que la moneda tenía algo de tierra.

¿De donde vino? ¿Acaso habían más de ellas?. Su Luo dio la vuelta y se bajó de la cama con un ánimo excelente. Ella cogió en sus brazos al adorable dragón, mientras le  acariciaba su cabeza.

Él  simplemente era adorable. No importa si ella estaba en un predicamento, siempre el pequeño dragón  le ayudaría.

Su Luo descubrió que él tenía una asombrosa intuición con respecto a los tesoros.

En pocas palabras el dragón tenía la habilidad de descubrir tesoros.

Dentro del rango de la habilidad de Su Luo, siempre que haya un tesoro, este no sería capaz de esconderse del increíble y sensitivo olfato del pequeño dragón.

Incluso él pudo encontrar la moneda de oro en su pequeño patio destruido. Su habilidad era increíble.

“Awoo, awoo…” los ojos del pequeño dragón brillaban, mientras el mordía la tela del traje de Su Luo, indicando que lo siguiera.

La moneda tenía un poco de barro. Obviamente la moneda había sido desenterrada. ¿Acaso es posible que este pequeño patio destruido escondiera un gran tesoro?.

Innumerables preguntas surcaron el corazón de Su Luo. Automáticamente sus pies siguieron al pequeño dragón, dejando que él tomará el liderazgo.

El pequeño dragón sólo caminó un poco más antes de detenerse. Bajó su cabeza señalando un agujero, para después empezar a gemir “Awoo, awoo”.

En este lugar había una árbol de acacia, el cual se encontraba en su patio.

Su Luo se acercó un poco más, sus ojos brillaban como los del pequeño dragón.

En el tronco habían unas resplandecientes monedas de oro. Sólo con verlas ella podía decir que habian alrededor de diez mil monedas de oro.

¿Cómo podían haber tantas monedas en un sólo lugar?. Su Luo no dejó que la codicia le cegara los ojos. No importaba como lo mirará, esto no dejaba de ser sospechoso.

Con cuidado ella tomó un poco de tierra y la olió con cuidado.

De nuevo se acercó, tomó una moneda y la examinó con mucho detalle.

No había ningún problema con la tierra ni con las monedas… Sin embargo, cuando Su Luo vió el año en la parte trasera de las monedas. Su sonrisa se volvió fría.

Claramente la madera del tronco fue hecha para que aparentará ser más vieja, incluso tenía un leve olor a descomposición. Todo sobre esto parecía indicar que este tronco de madera llevaba un buen tiempo aquí.

Aún así, el año de las monedas … ha, ha. En realidad estas fueron acuñadas este mismo año. ¿Como puede ser esto posible?.

¿Por que una pila de monedas de origen desconocido aparecería en su patio? ¿Con qué propósito esto pasaría?

¿Quien habría organizado esta treta?

Su Luo observó las monedas y su boca se convirtió en una mueca de desprecio.

Es un desperdicio no tomar esas monedas de oro.

Su Luo había planeado poner esas monedas dentro de su espacio. De repente ella recordo cuando Er Huang la persiguió… Ella debería tener más cuidado con semejante asombroso poder, ya que si ella no era cuidadosa y otras personas llegan a saber sobre su habilidad, Su Luo no volverá a experimentar un día pacífico en su vida.

Como resultado Su Luo deliberadamente fue de un lado a otro, lentamente movió las monedas de oro en pequeños montones en su propio patio.

Finalmente, ella tomó una pala y llenó el pequeño agujero, aplanando la tierra para dejarlo como lo había encontrado.

Detrás de la pared, unos ojos afilados la miraban en silencio, viendo como Su Luo había descubierto la pila de oro y como sus ojos habían brillado de codicia al descubrir este tesoro. Después vió como la chica dividía las monedas en montones y los movía uno por uno.

Sus ojos brillaron con un aura siniestra, una sonrisa fría se dibujó en la esquina de su boca.

Después, la mujer se dio la vuelta y se fué.

Sólo era posible ver la silueta de la mujer, que velozmente llegó a un elegante y gran patio.

Este lugar era la mansión central, donde Madam Su residía.

__________________

Traducido por Meneaf

Login Form

CrewChat